Una nueva payasada que confirma el rumbo erróneo

La pandemia ha sido pésimamente administrada con cifras que no pueden ser disimuladas por un relato retorcido en el que no creen ni los propios.