Press "Enter" to skip to content

Carta al presidente Giammattei

Teorema

Este mensaje va dirigido, con todo respeto, al Presidente. Si usted tiene acceso a él o a una persona cercana él, por favor hágalo llegar.

Señor presidente Giammattei:

Como es de su conocimiento el exembajador Robinson ha sido nombrado subsecretario antinarcóticos del Departamento de Estado.

Siendo embajador en Guatemala, Robinson ofendió gravemente a nuestro país en repetidas ocasiones. Cito dos de ellas:

En junio de 2015 despojó al presidente de Guatemala del podio presidencial y lo usurpó haciendo desde él un discurso ante el estupor de todos los presentes.

En abril de 2016 declaró públicamente que la soberanía de nuestro país debía ocupar un último lugar entre las prioridades nacionales.

Confío que usted comparta mi juicio respecto de que ambas acciones constituyen grave lesión a la nación guatemalteca.

En consecuencia, de la manera más respetuosa sugiero y solicito a usted, Presidente Giammattei, suspender la visa del señor Robinson y declararlo persona no grata a Guatemala.

Hacerlo constituirá una respuesta digna a la reciente acción del gobierno de Estados Unidos, perpetrada por Anthony Blinken, secretario de Estado.

Este funcionario prohibió el ingreso a su país a la Fiscal General de Guatemala, la declaró persona no grata y manifestó, públicamente, sin aportar prueba alguna y sin seguir un proceso legal aceptable, que es una funcionaria corrupta, implicando que tal condición aplica a la institución del Ministerio Público de Guatemala.

Al negar la visa al señor Robinson, este no podría ingresar a nuestro país ni aun en visita oficial. Acción que tendrá represalias para su gobierno. Es muy probable que el gobierno de Estados Unidos lo amenace, obligándolo a permitir su ingreso.

Los ciudadanos reconocemos nuestra relativa debilidad económica, diplomática y militar ante Estados Unidos. Pero nosotros tenemos la decencia que los pueblos débiles pueden exhibir ante los poderosos.

Nos pueden doblar el brazo mil veces, pero nunca más lo aceptaremos sonriendo complacientes.

Quedará claro que es de ellos el poder y la fuerza, al tiempo que es nuestro el sentido de honor y de dignidad.

Atentamente,
J. Fernando García Molina

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: