Press "Enter" to skip to content

El cólera en Rusia

Editado Para La Historia

Desde que el hombre es hombre, desde que caminamos sobre la superficie de este planeta, el ser humano ha tenido una mala compañera de viaje: la pandemia. Múltiples han sido los casos en la historia, múltiples han sido las causas de las pandemias y múltiples han sido los patógenos que las causan. Algunas han sobrevivido en la memoria colectiva durante siglos. Una de ellas es la epidemia de peste bubónica del reinado del emperador Justiniano de Bizancio, conocida como la peste justiniana, y que castigó a casi todo el mundo conocido en ese momento. Recordada también es la gran pandemia de 1347 conocida como la peste bubónica. Esta pandemia acabó con más de la tercera parte de la población de Europa. 

Estas pandemias son causadas por bacilos, virus y bacterias. La peste bubónica la causa una bacteria y la fiebre amarilla la causa un virus que es transmitido por el mosquito Aedes Aegypti. Este mosquito también es el portador de otras enfermedades similares como el dengue y el chikungunya. Existe otra bacteria, la Vibrio Cholerae, que es altamente peligrosa y que causa el cólera. El cólera se transmite fundamentalmente por beber agua contaminada o por consumir productos que hayan estado en contacto con esta agua. Desde el momento en que una persona contrae la bacteria hasta que se presentan los primeros síntomas pueden pasar horas o incluso días. Mientras tanto, la persona contamina con sus heces. Pocos recuerdan ya las pandemias de cólera que afectaron al mundo entre comienzos del siglo XIX y comienzos del XX. En total fueron seis las pandemias mundiales de colera en esa época. Lo que tenemos claro sobre el cólera es que tiene su caldo de cultivo en barrios insalubres con carencia de sistemas albañales y donde las heces humanas se mezclan con el agua de consumo. 

Hoy les quiero hablar de la quinta de estas pandemias en su paso por Rusia. Generalmente estas pandemias siempre han salido de la India, específicamente de las orillas del Río Ganges, pero la primera de las pandemias de las que estoy hablando, que comenzó hacia el año 1832, partió desde Egipto. A Rusia llegó como solía llegar, desde el sur, siguiendo el curso del río Volga, para hacer sus mayores estragos en las grandes ciudades y, en particular, en los barrios de los trabajadores pobres, barrios donde vivían hacinados, sin las más elementales reglas de higiene y en una total promiscuidad. La quinta pandemia tocó las puertas de San Petersburgo, la capital, en 1892. Esta quinta pandemia no fue la excepción en cuanto a la división de clases sociales. Lo terrible en el caso de los pobres es que no solo era una cuestión económica y de higiene, sino también educativa. La orden general era hervir el agua, método mediante el cual se mata la Vibrio Cholorae, pero la gente poco instruida no tenía las condiciones o de plano desconocía, ignoraba o se burlaba de las orientaciones que existían de que se hirviera toda el agua que fuera para uso humano, tanto para beber como para estar en contacto con comida u objetos de cocina.

Una de las calles más emblemáticas de la antigua capital rusa es la calle Málinkaya Marskaya, donde vivía Modesto Chaikovski, el hermano del famoso compositor Piotr Chaikovski. Pioter tenía su residencia al norte de las afueras de Moscú, pero cuando venía a la capital se alojaba naturalmente en casa de su hermano. Por demás, Modesto era no solo su hermano sino un gran amigo para Pioter. Tenía Pioter solo 14 años cuando murió su madre en la pandemia de colera precedente, dejando marcado para siempre al futuro compositor. Él sabía lo que era la enfermedad y cómo prevenirla.

Chaikovski fue un compositor muy prolífero y su música es apreciada incluso por los que no se reconocen como amantes de la música clásica. El 6 de noviembre del año 1893 estrenada en la Sala de Reuniones de la Nobleza de San Petersburgo su 6ta Sinfonía a la que llamó Patética, él mismo se ocupó de la dirección de la orquesta. El éxito de este estreno fue mediocre, a diferencia de casi todas las obras precedentes del compositor. Después del estreno siguió una tradición que tenía con su amigo y también compositor Alexánder Glazúnov de ir a comer al restaurante del muy afamado Grand Hôtel de l’Europe, el más elegante hotel de la ciudad en ese momento. Dos días después, siempre en compañía de su amigo y compositor Glazúnov, y con Modesto su hermano y su sobrino Vladímir fueron a comer a uno de los restaurantes más a la moda de la ciudad en ese momento, Liener’s, en la Avenida Nevsky.

Allí, contrariamente a su costumbre, Chaikovski pidió un vaso de agua natural fría cuando él solía beber agua mineral. Los presentes contaron que el mesero le dijo que no tenían agua hervida y Chaikovsky, a pesar de todo, insistió en que la trajeran un vaso de agua natural fría. Estas son una primera y segunda contradicciones. Es incomprensible que, a pesar de las estrictas orientaciones de hervir el agua, uno de los más prestigiosos y caros restaurantes de la ciudad no hubiera cumplimentado las instrucciones sanitarias. A la mañana siguiente, cuando todos se despertaron, no estaba Chaikovski en la sala de estar tomando té, como solía hacer. No se había levantado de su cama, ya se sentía enfermo con fuertes vómitos y diarreas. Su hermano Modesto quiso llamar a un médico a lo que él dijo que no, que le dieran aceite de ricino que era lo que se tomaba en aquella época para estos menesteres. Dos días más tarde la situación era mucho peor, se trajeron dos doctores. Estos doctores nunca habían visto personalmente un caso de cólera, conocían sus síntomas por lo que habían leído en los libros médicos, pero nunca habían tenido que estar en contacto con gente que no respetaba las instrucciones de higiene. Ellos eran médicos de una clase superior. Incluso desde la muy cercana catedral de San Isaac se mandó a buscar a un sacerdote para que le administrara los últimos sacramentos. Ya el compositor estaba demasiado grave como para darse cuenta de lo que estaba pasando. Finalmente murió a las 3 de la madrugada el 6 de noviembre de 1893. La noticia corrió como pólvora. El zar Alejandro III ofreció correr con los gastos del funeral e intervino para que los funerales se hicieran directamente, y de forma muy excepcional, en la Catedral de Nuestra Señora de Kazán que, con este motivo, se vio atiborrada por los petersburgueses que querían darle un último saludo a su amado compositor. 

Sin embargo, las indicaciones que existían en caso de muerte por cólera en una casa privada exigían que el cadáver fuera cubierto con un lienzo blanco e impregnado de desinfectantes. Cuando el compositor y también amigo Rimsky Korsakov se presentó en el apartamento de la Málinkaya Marskaya, la casa estaba vacía, la puerta abierta y el cuerpo del gran compositor abandonado solo sobre su cama. Serguéi Diáguilev, que más tarde crearía los Ballet Russes y a la sazón joven estudiante, corrió también a visitar a su amigo recién fallecido. También estaba ahí presente un violonchelista y profesor del conservatorio de música que, completamente borracho, solo sabía llorar y besar la frente del maestro. Después de los funerales, el entierro se realizó cerca de las tumbas de otros grandes de la música rusa: Borodin, Glinka y Mussorgsky. Pero tantas incongruencias entre lo que se había hecho y lo que normalmente era costumbre hacer obviamente generó grandes conjeturas. 

Es necesario decir que, a pesar de que nunca lo ejerció, Chaikovski había terminado estudios de leyes y era reconocido como abogado. También era conocida la tendencia homosexual del maestro. No faltó quien dijera que el colegio de abogados, ante la vergüenza de que uno de los suyos fuera reconocido públicamente como homosexual, lo había obligado a suicidarse haciéndolo beber agua contaminada. Ya había sido famoso el proceso contra Oscar Wilde en Londres unos años antes y, a pesar de que Chaikovski se había casado para tratar de ocultar la realidad, por muchos era conocida su tendencia. 

Nunca se sabrá la verdad. En lo personal soy enemigo de las ideas conspirativas. Lo cierto es que, el gran Chaikovski, nos ha dejado una muy generosa colección de música para el deleite de amantes y profanos.

Lea más del autor:

2 Comments

Deja un comentario

%d bloggers like this: