Press "Enter" to skip to content

Lucas García y rebelión militar

Logos

Sucesos durante 200 años de independencia de Guatemala.

En las elecciones generales que se celebraron el 5 de marzo del año 1978 los candidatos presidenciales fueron Fernando Romeo Lucas García, propuesto por el Partido Institucional Democrático, el Partido Revolucionario y el partido Central Aranista Organizada; Enrique Peralta Azurdia, propuesto por el Movimiento de Liberación Nacional; y Ricardo Peralta Méndez, propuesto por el partido Democracia Cristiana Guatemalteca y el Partido Revolucionario Auténtico.

Ninguno de los candidatos obtuvo mayoría absoluta de votos; y los diputados al Congreso de la República tuvieron que elegir, entre los dos candidatos que habían obtenido más votos, al nuevo presidente. Esos candidatos fueron Lucas García y Peralta Azurdia. Fue electo Lucas García. Sus rivales políticos denunciaron fraude electoral.

Lucas García era militar egresado de la Escuela Politécnica. Fue jefe de zona militar y Jefe del Estado Mayor Presidencial. Obtuvo el grado de general del Ejército de Guatemala; y fue Ministro de la Defensa Nacional. Administró las zonas agrícolas que constituían la Franja Transversal del Norte; y dirigió el comité nacional creado para promover la reconstrucción del país, devastado por el terremoto ocurrido el 4 de febrero del año 1976.

Ejerció la Presidencia de la República a partir del 1 de julio del año 1978. Prosiguió la construcción de la planta hidroeléctrica de Chixoy y de la carretera de la Franja Transversal del Norte. Durante su gobierno hubo escasez de dólares y el Banco de Guatemala restringió la venta de esa moneda.

La insurgencia armada guerrillera adquirió nueva fuerza; y fue creado un nuevo grupo insurgente: la Organización del Pueblo en Armas. El gobierno de Lucas García reaccionó vigorosamente y el Ejército de Guatemala la combatió implacablemente, como la había combatido durante el gobierno de Enrique Peralta Azurdia, el de Julio César Méndez Montenegro y el de Carlos Arana Osorio.

El 31 de febrero del año 1980 un grupo de indígenas, estudiantes universitarios y guerrilleros ingresó a la sede de la embajada de España, y convirtió en rehenes al embajador Máximo Cajal y López, y a personajes guatemaltecos que estaban en la sede. Ellos fueron Eduardo Cáceres Lehnhoff, ex Vicepresidente de la República; Adolfo Molina Orantes, ex Ministro de Relaciones Exteriores; y el jurista Mario Aguirre Godoy. Un presunto propósito del grupo era atraer la atención pública, en Guatemala y en el resto del mundo, sobre el gobierno de Lucas García, acusado de represivo. 

Las fuerzas públicas de seguridad intentaron desalojar la sede de la embajada, la cual se incendió. Murieron 37 personas, entre ellas los personajes que estaban en la sede. Se salvó el embajador López y Cajal. No hay certeza sobre el origen del incendio. Empero, es verosímil la hipótesis de que el embajador Cajal y López colaboraba con la insurgencia guerrillera y había invitado a los personajes que murieron en el incendio, precisamente para que pudieran ser convertidos en rehenes.

En septiembre del año 1980 el Ejército Guerrillero de los Pobres explotó una bomba frente al Palacio Nacional. La bomba fue colocada en uno de los vehículos que estaban estacionados en torno al Parque Central, próximos al palacio. Murieron seis adultos y un niño. Hubo multitud de heridos. Varios edificios próximos fueron dañados. En ese mismo mes renunció el vicepresidente Francisco Villagrán Kramer, que estaba en Washington. Lo sustituyó Óscar Mendoza Azurdia.

El 7 de marzo del año 1982 se celebraron elecciones generales. Los candidatos presidenciales fueron Ángel Aníbal Guevara Rodríguez, propuesto por el Frente Democrático Popular; Mario Sandoval Alarcón, propuesto por el Movimiento de Liberación Nacional; Alejandro Maldonado Aguirre, propuesto por la Unión Nacional de Oposición; y Gustavo Anzueto Vielmann, propuesto por la Central Auténtica Nacionalista. Ningún candidato obtuvo mayoría absoluto de votos. Los dos candidatos que obtuvieron más votos fueron Guevara Rodríguez, con 39% del número total de votos; y Sandoval Alarcón, con 28%. Los diputados al Congreso de la República eligieron a Guevara Rodríguez, que comenzaría a ejercer la Presidencia de la República a partir del 1 de julio del año 1982.

El 23 de marzo de aquel mismo año un grupo de militares se rebeló contra el presidente Lucas García. El motivo aducido fue la corrupción de su gobierno. Lucas García, aparentemente, podía haber disuelto al grupo militar rebelde. Sin embargo, anunció a las autoridades militares superiores que se rendía. Residió algunos años en una finca de él, en Alta Verapaz. Posteriormente residió en Venezuela, en donde falleció.

Post scriptum. Lucas García fue sustituido por una junta militar constituida por José Efraín Ríos Montt, Horacio Maldonado Shaad y Francisco Luis Gordillo.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: