Press "Enter" to skip to content

Querida ética – querida moral

Nuestro Mundo Posible

Todos escuchamos: esto es ético, esto es moral.
Todo lo que hacemos como seres humanos tiene un fondo moral; representa una posición ante la ciencia que llamamos Ética.

Si realizamos nuestro trabajo, si compramos un artículo, si estudiamos, si escribimos, si leemos un periódico, todo tiene una posición moral: significa una toma de decisión y necesariamente tiene que ver con valoración moral y ética.

Decimos que tiene una posición ante la Ética, ante la moral porque todas las acciones humanas van en función de lo que pienso que soy o de lo que pienso que son los demás.

¿Qué diferencia la Ética de la Moral?

La Ética es la disciplina filosófica que estudia lo bueno y malo de la conducta humana.  La Ética busca la conducta digna y el arte o la forma de conseguirlo. Por eso todo lo que hacemos tiene una razón fundamentada en lo que es el deber o el  ser de lo humano.

La Moral va a las costumbres; a lo que hacen los grupos humanos considerando que permite el bien de todos. La Moral se va creando con el tiempo; es producto del hacer de los grupos sociales.

El fondo de toda moral debe ser la vida y la paz de los seres humanos.

A través de los años observamos que el comportamiento de los seres humanos ha ido cambiando.

¿Qué ha ocurrido?

Los seres humanos van desarrollando la forma de conocerse a sí mismos y a la naturaleza. Lo que podemos encontrar en común es la búsqueda del bienestar para uno y al mismo tiempo el bien para todos.

A través de la Historia hemos visto que se han dado diferentes concepciones de lo que es bueno para los seres humanos y lo que no.

La gran pregunta es ¿por qué?

La razón de ser de esta diferencia la va creando el desarrollo que vamos haciendo en el conocimiento del mundo que nos rodea y de nosotros mismos, que va haciendo que la relación con la naturaleza vaya tomando giro en función de esas concepciones.

Lo fundamental de la Ética como ciencia es la libertad; si no hay libertad para actuar no podemos decir que hablamos de esta ciencia.

La libertad significa el poder realizar las acciones que consideremos convenientes.

En ese conveniente es donde reside el problema.

Podemos decidir de manera egoísta y sólo pensar en nosotros.

Por eso vemos que los políticos detrás del concepto de Estado está el concepto de ser humano.

Siempre tenemos plasmado en toda Constitución Política de Estado lo que concebimos sobre lo que son los seres humanos.

Con los cambios que estamos viviendo, tan acelerados, muchos no saben la razón de ser de las concepciones que hoy en día tenemos de lo que somos como seres humanos.

Con la Ética buscamos las razones científicas del comportamiento humano.

Con la moral, mediante el hacer, construimos los elementos que luego buscaremos  pueden dejar de bien o de mal a este homo sapiens.

Con la pandemia que vivimos nos preguntamos por qué existen tantas protestas; por qué las personas se niegan a contribuir con el bienestar de todos.

Vivimos la situación especial de los que no quieren vacunarse, los que quieren estar amontonados en los espectáculos públicos, los que quieren estar en fiestas y fiestas, los que quieren ir por todos lados sin cubre bocas.

Nos preguntamos: por qué esa rebeldía de la sociedad actual si hay más conocimiento científico.

La rebeldía no es más que un concepto equivocado de libertad.

Muchos son del pensamiento que la libertad está referida a hacer lo que se quiera donde se quiera.

Sí, la libertad implica la conducta pero muchos se olvidan que el hacer lo que se quiera tiene que estar referido también a los demás.

Lo que nos ocurre en la actualidad es que parece ser que de tanta ciencia nos hemos olvidado del espacio del otro.

En los tiempos que vivimos muchos consideran que el Estado no debía de existir, que cada quien puede hacer lo que quiera donde quiera.

Si así concebimos a la sociedad la vida no es posible porque vivir cada uno con el espacio que quiere no puede ser.

A todos les gusta que haya un Estado fuerte cuando me ocurre algo para poder encontrar solución al problema o para que otros no actúen contra mí o contra los que quiero.

El problema surge cuando hay un límite, que el mismo lo hemos escogido mediante leyes, para que la convivencia sea posible.

Nos gusta que haya organizaciones de salud, de aprendizaje, de comunicaciones, pero al mismo tiempo muchos quieren el planeta Tierra para sí.

Con la moral vamos construyendo nuestras reglas de convivencia y con la Ética analizamos lo bueno y lo malo que tienen y por qué.

Lo que estamos viendo es que se nos ha olvidado, a todos, a todos los niveles, el espacio para el otro.

Estamos escuchando la forma en que los que tienen dinero y el poder evaden las reglas que entre todos hemos escogido.

Parece ser que la moral y las reglas de la ética son para unos cuantos.

Que escándalo, con “Los Papeles de Pandora”.

Mientras mueren muchos por no existir vacunas para ellos otros se la pasan buscando la forma de tener más dinero.

Lo que tenemos que ver es qué le ha pasado a nuestras costumbres que dejaron de buscar el bien para todos.

Por qué olvidamos lo que dice la Ética como ciencia que debe ser la conducta humana.

Nos la pasamos viendo la formación de organizaciones para el bien común y parece que no funcionan porque cada día surgen modos más sofisticados para olvidarnos de los otros.

Debía de suceder que ante la crisis que ha generado la pandemia hubiéramos llegado a la reflexión; pero por los hechos parece que no.

En toda sociedad siempre hay un hasta aquí.

Parece ser que el hasta aquí, de este momento de la historia humana, no está lejos.

Europa no fue lo mismo después de la Segunda Guerra Mundial: vemos la forma en que Alemania cambió, lo mismo Japón.

Los franceses tuvieron la resistencia más cruenta y la vida del francés es otra.

Rusia sigue sin lograr el objetivo de ser la primera potencia del mundo.

China entre un socialismo y un capitalismo que no sabe la seguridad del camino.

África detrás de su independencia social.

El mundo es otro, pero los otros, los que son los seres humanos, están para el análisis de para dónde quieren ir como comunidad, como sociedad.

De todas formas, querramos o no tendremos que buscar el bien para todos o pereceremos. 

La elección está a la puerta.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

%d bloggers like this: