Press "Enter" to skip to content

Ríos Montt: junta de gobierno, presidencia y destitución

Logos

Sucesos durante 200 años de independencia de Guatemala.

El 23 de marzo del año 1982 un grupo de militares derrocó al presidente Romeo Lucas García, o lo obligó a renunciar. Lucas García fue sustituido por una junta de gobierno constituida por los militares José Efraín Ríos Montt, Horacio Maldonado Shaad y Francisco Luis Gordillo Martínez.

Esa junta derogó la Constitución Política; disolvió el Congreso de la República e instituyó un Consejo de Estado, que tenía funciones legislativas, cuyo presidente fue Jorge Antonio Serrano Elías. La junta también anuló las elecciones generales celebradas en marzo de aquel mismo año. Decretó un Estatuto de Gobierno y una amnistía general que posibilitaba que los guerrilleros desistieran de la insurgencia; pero no desistieron. El 9 de junio de aquel mismo año, es decir, 1982, fue disuelta la junta de gobierno, y Ríos Montt se declaró Presidente de la República. 

Ríos Montt fue soldado. Cursó estudios militares en Italia y en Fort Gulick, en la Zona del Canal de Panamá. Fue Jefe del Cuartel Guardia de Honor, Director de la Escuela Politécnica, general del Ejército de Guatemala, Jefe del Estado Mayor Presidencial, candidato presidencial en la elección de marzo del año 1974, y embajador en España. 

Algunos de sus primeros actos presidenciales fueron anunciar que la guerrilla sería combatida; que los guerrilleros capturados serían sometidos a proceso judicial conducido por tribunales especiales; que los autores de determinados delitos, como el secuestro y el terrorismo, serían sentenciados a muerte. La sentencia se ejecutaría con fusilamiento. En marzo del año 1983, en el caso de seis condenados a pena de muerte, el papa Juan Pablo II, próximo a visitar Guatemala, pidió que se suspendiera la condena. Ríos Montt no la suspendió. Fueron fusilados en el Cementerio General.

Ríos Montt decretó estado de sitio durante varios meses. Instituyó las Patrullas de Autodefensa Civil, con las cuales ciudadanos no militares se involucraron en el combate de la guerrilla. Y advirtió que, para derrotar a la guerrilla, necesitaba “mucha ayuda económica”, porque tenía una “política de fusiles y frijoles”, y el gobierno tenía los fusiles; pero se necesitaban los frijoles, que no solo eran frijoles, sino también servicios. 

Periódicamente Ríos Montt se presentaba por medio de la televisión para exhortar a los padres de familia a regirse por determinados principios de conducta, como la fidelidad conyugal y la unidad de la familia. Los funcionarios y los empleados públicos tenían que adoptar el lema de no robar, no mentir y no abusar; y comprometerse, ante Dios y la Patria, a cambiar Guatemala, con los propios actos. 

De hecho, Ríos Montt combinaba autoridad presidencial y prédica pastoral. Empero, se sabía que profesaba una religión protestante; y por ello su prédica suscitaba la reacción hostil de algunos católicos o de algunas autoridades eclesiásticas católicas, y hasta se temía que pudiera haber, en Guatemala, un conflicto religioso. 

El 8 de agosto del año 1983 el Ministro de la Defensa Nacional, Humberto Mejía Víctores, comandó un golpe de Estado. Ríos Montt fue derrocado. Se conjeturó sobre varios motivos del derrocamiento; por ejemplo, Ríos Montt se había convertido en un predicador religioso, o persistía la corrupción de la administración pública, o los pastores religiosos protestantes dominaban en el gobierno. 

Probablemente el motivo principal fue que Ríos Montt le dijo al ministro Mejía Víctores que se preparara porque él, Ríos Montt, gobernaría cuatro años más, con el fin de reponerse del fraude electoral del cual, según él, había sido víctima en las elecciones de marzo del año 1974. Sin embargo, la junta de gobierno había anunciado que convocaría a elecciones generales, y aunque no hubiese anunciado una fecha, se suponía que debía convocarlas pronto.

Post scriptum. Mejía Víctores sustituyó a Ríos Montt, y se adjudicó el estatus de Jefe Estado o Jefe de Gobierno. Los jefes de zonas militares, con el fin de consumar el golpe de Estado, se habían constituido en Consejo de Comandantes; y se presume que originalmente pretendían que Ríos Montt fuera sustituido, no por un ciudadano militar, sino por uno civil.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Deja un comentario

%d bloggers like this: