Press "Enter" to skip to content

Robinson y su fiscalía

Políticamente Incorrecta

Lavado de dinero es hacer circular cómo dinero legítimo el obtenido en cualquier actividad considerada criminal: droga, trata de blancas, estafa, contrabando, fraude, prostitución, piratería, evasión de impuestos y terrorismo. Con esto, se deberían de ir presos varios cocodes y políticos, varios empresarios de todo nivel, todos los de CODECA y varias ONGs.

El 25 de agosto del 2020 la Fiscal General y Jefe del Ministerio Público, Dra. María Consuelo Porras, fue nombrada Coordinadora del Grupo Asesor de Fiscales para el Triángulo Norte. El objetivo del grupo es mejorar la coordinación y cooperación judicial para combatir la delincuencia transnacional. Ese grupo entró a funcionar en el 2020 y lo forman Guatemala, El Salvador y Honduras. Estados Unidos, bajo el liderazgo anterior, se unió al esfuerzo como apoyo. Las fiscalías transnacionales de los 3 países continúan recibiendo apoyo del gobierno gringo.

Contrario a lo que la izquierda quiere hacer creer a la población, Robinson tiene que ver 18 países de África, 7 de Asia Oriental, 11 de Asia Central, 6 de Medio Oriente, 10 de Europa, y 18 del Hemisferio Occidental. Es decir, debe prestar atención a un total de 70 países, de los cuales varios son mil veces más problemáticos que Guatemala. Ya inició su primer viaje en Colombia, si bien tiene su lista de enemigos chapines en su oficina. Sabe que tiene clara oposición entre los Republicanos del Congreso y que González quiere renegociar acuerdos con el Triángulo Norte por lo que prefiere llevar la fiesta en paz por ahora.

Su mandato debe enfocarse en combatir el crimen transnacional, el tráfico de drogas, la migración ilegal como parte de la falta de estabilidad que afecta los intereses de USA en el mundo. INL tiene en Guatemala una misión de aproximadamente 8 agentes administrativos, pero comandan aproximadamente 400 funcionarios de varias organizaciones bajo su sombrilla. Maneja el 70% del presupuesto de la Embajada en Guatemala.

Sin embargo, cómo USA NO ES SIGNATARIO DE LOS ACUERDOS DE DERECHOS HUMANOS, el odio que Robinson le tiene a sus opositores políticos en Guatemala podría darle frutos, si los traidores y cobardes chapines se pliegan ante sus amenazas. Este señor sólo rompiendo la ley puede actuar. Se sabe que es inescrupuloso, vengativo y determinado, que sumado a la sumisión, ignorancia y cobardía de los chapines de poder, lo hace sumamente peligroso. 

Todos quieren quedar bien con él cocodrilo para que se los coma de último.

Sin la ayuda del Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Constitucionalidad, el Ministerio de Gobernación, además de la entrada en vigor de la Ley de Fiscalización de ONGs, sus propósitos de tomar el poder en Guatemala se les van a dificultar. Por sus acciones sabremos si el enfoque de Robinson con Guatemala será de combatir el crimen, el narcotráfico y la corrupción, o si enfocará su poder en destruir a sus enemigos y opositores políticos. Pondrá demandas en la Corte del Distrito de Columbia, en la Corte del Distrito Sur de Nueva York y posiblemente en Miami.

Necesita del MP, que ha aislado, y del Ministerio de Gobernación que dirige el Presidente del Ejecutivo a quien también trata de socavar, para alcanzar sus metas, legalmente. Quitará más visas, impondrá denuncias para iniciar investigaciones en USA. En Guatemala, comete el delito de usurpación de funciones ya que el MP es el único receptor de denuncias según nuestro ordenamiento jurídico.

Si los USA quisieran acabar con el narcotráfico primero acabarían con el consumo que propicia su mera existencia. Si quisieran acabar con la migración ilegal apoyarían que en Guatemala haya certeza jurídica, respeto a la inversión, y un clima de legalidad, esenciales para generar inversión que es el único camino para generar empleo y con ello, que las personas se queden en su patria. Si quisieran reducir el crimen organizado no financiarían a ladrones de energía como Codeca, no liberarían narcos que viven con lo mal habido en Miami felices de la vida, y no generarían desestabilidad en el país.

Hoy los USA son la patria de los homeless que defecan en las calles, el lugar dónde el robo menor de $900 es protegido por la ley, dónde la policía ahora es el demonio y hay que reducirla y acabarla, dónde el Ejército ha perdido la moral que los hacía fuertes, dónde se refugian los narcos y corruptos que sean testigos protegidos, dónde se refugian los oportunistas que navegan con bandera de socialistas, dónde la vida del bebé en gestación no vale nada pero la de un criminal viene alabada con estatuas y calles a su nombre. Un país dónde la familia es historia, dónde el respeto es racismo, dónde la responsabilidad individual no existe y todo es culpa de alguien más.

El que les cree que los compre. Yo era férrea pro gringolandia, pero dejé de creerles cuando ví que lo que hacían no concordaba con lo que decían, cosa que se hizo evidente desde la Administración Obama. Trump fue un aliciente para creer que enderezarían el rumbo, pero lamentablemente, hoy tenemos lo que tenemos en el que fuera el país bastión de la legalidad y el orden.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: