Press "Enter" to skip to content

El Pueblo debe saber

Petardo

Hubo una audiencia virtual, con los jueces y fiscales independientes como representantes del Estado de Guatemala, con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Para verificar la situación en la que se encuentran los operadores de justicia en Guatemala.

Los representantes de ese organismo analizan la cantidad de solicitudes de antejuicios contra estas personas y los que están exilados. La CIDH desean venir a Guatemala para verificar como están actuando los Jueces y fiscales. Desean verificar si existe el trabajo contra la corrupción e impunidad. En esta audiencia también participaron representantes del Estado de Guatemala, entre los que se cuentan la Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos, la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio de Gobernación y el Ministerio de Relaciones Exteriores. También se quiere verificar si existe un conflicto entre operadores de justicia y el Estado guatemalteco. Para comprender mejor este tema debemos saber que un juez El juez (también normalizado el femenino jueza) es la persona que resuelve una controversia o que decide el destino de un imputado, tomando en cuenta las evidencias o pruebas presentadas en un juicio, administrando justicia.

Conviene distinguir al juez del tribunal, el cual no es jurídicamente un ser humano, sino un órgano judicial compuesto por personas físicas, que pueden rotar sin vulnerar esta garantía. Habitualmente son considerados empleados o funcionarios públicos, aunque ello dependerá del país en concreto, son remunerados por el Estado (sin perjuicio de la figura de los jueces árbitros y los jueces de paz), e integran el denominado Poder Judicial. En general, se caracterizan por su autonomía, independencia e inamovilidad, sin que puedan ser destituidos de sus cargos salvo por las causas establecidas constitucional o legalmente. Asimismo, son responsables de sus actos ministeriales, civil y penalmente.

Por otra parte debemos comprender que un fiscal es el funcionario (magistrado en algunos países), integrante del Ministerio Público, que lleva materialmente la dirección de la investigación criminal y el ejercicio de acción penal pública; es decir, es a quien corresponde desempeñar directa y concretamente, en un proceso penal, las funciones y atribuciones del ministerio público, en los casos que conoce. Si bien el Ministerio Público es responsable de otorgar protección de víctimas y testigos, ello no implica que el fiscal sea su abogado. El Fiscal no es el Abogado de la víctima, debido a que, si hay una persona denunciante, el Fiscal puede optar tanto por sí o por no el impulso de la persecución penal (lo cual llevaría investigación y acusación contra la persona denunciada), es por ello el abogado de la sociedad.  Debido a que el Ministerio Público suele estar constituido por un gran número de agentes o fiscales, la mayoría de las legislaciones establecen como principio básico el de unidad de actuación, que pretende evitar la duplicación o interferencia de estos en sus tareas y funciones.

Es conveniente que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Con la cual Guatemala tiene un compromiso para verificar si los guatemaltecos están siendo juzgados como lo manda la constitución de la república de Guatemala y por aparte si se está actuando con trasparecía contra la corrupción en todo ámbito nacional, el pueblo está satisfecho de que venga dicha comisión y pueda actuar como el compromiso internacional que tiene Guatemala con la institución, para que todos los guatemaltecos estemos tranquilos para que nuestros conocidos familiares, o los que han infringido la ley estén siendo juzgados oportunamente y en el tiempo pertinente a cabalidad, ojala se haga público la decisión de dicha institución.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

%d bloggers like this: