Historia del mes de diciembre

Logos

La palabra mes deriva de la palabra latina mensis, que probablemente derivaba de una palabra de alguna lengua indoeuropea, que significaba luna. Esta palabra quizá aludía a la división del año en ciclos lunares completos. Cada ciclo duraba casi 29.5 días.  

Rómulo, primer rey de Roma, creó el primer calendario romano, en el año 738 antes de la Era Cristiana. Era un calendario lunar, que tenía 304 días divididos en 10 meses. Los cuatro primeros meses eran Martius o Marzo; Aprilis o Abril; Maius o Mayo; y Junius o Junio. Los seis restantes eran Quintilis o mes quinto; Sextilis  o mes sexto; Septem o Septiembre, o mes séptimo: Octo u Octubre, o mes octavo; Novem o Noviembre, o mes noveno; y Decem o Diciembre, o mes décimo. Originalmente, entonces, Diciembre era el décimo mes del año, y no el duodécimo, como lo es actualmente.

El segundo rey romano Numa Pompilius agregó dos meses que sumaban 50 días. Esos  meses fueronJanuarius o Enero, que fue el primero del año;  y Februarius o Febrero, que fue el último. A partir del año 452 antes de la Era Cristiana, Febrero fue el segundo mes. En el nuevo calendario, de doce meses, el año tenía 354 días. Empero, los antiguos romanos supersticiosamente le temían a los números pares; y entonces fue agregado un día al año de 354 días, de modo que fuera un número impar. El año tuvo, entonces, 355 días.

Con los dos meses agregados, es decir, Enero y Febrero, y cuando Febrero era ya el segundo mes, el mes Quintilis se convirtió en el mes séptimo, y el mes Sextilis, en el mes octavo; pero conservaron su nombre. Y Septiembre ya no era el mes séptimo, sino el noveno; ni Octubre era ya el mes octavo, sino el décimo; ni Noviembre era ya el mes noveno, sino el décimo primero; ni, finalmente, Diciembre era ya el mes décimo, sino el décimo segundo. Estos meses también conservaron su nombre. 

Por aquel mismo supersticioso temor a los números pares, los meses tenían un número impar de días, excepto Febrero, que tenía 28 días. Cuatro de los meses tenían, cada uno, 31 días; y siete, entre ellos Diciembre, tenían, cada uno, 29 días, No importaba que Febrero tuviera un número par de días; pues era el mes en que se celebraba Februa, que era un festival purificador, propicio para evitar el maleficio que provocaban los números pares. Posteriormente, exceptuado Febrero, los meses tuvieron 30 o 31 días.

En el año 46 antes de la Era Cristiana el cónsul de la república romana, Julio César, decretó un nuevo calendario, que fue obra del matemático alejandrino Sosígenes.  Fue adoptado el año solar, o año tropical, de 365 días y seis horas. El nuevo calendario se llamó juliano. Fueron agregados dos días a Diciembre, que fue, entonces, un mes de 31 días. 

En el año 44 antes de la Era Cristiana, el senado romano decretó, en homenaje a Julio César, que el mes Quintilis fuera denominado Julius; nombre del cual deriva el nombre del séptimo mes actualmente, es decir, Julio. En el año 24 antes de esa misma era el emperador Augusto Octavio decretó que el mes Sextilis fuera denominado con su propio nombre, es decir, Augusto; nombre del cual deriva el nombre del octavo mes actualmente, es decir, Agosto. Presuntamente Augusto Octavio quería tener, en el calendario, la misma importancia que tenía Julio César. 

El calendario juliano original no dividía el mes en semanas. La división fue introducida probablemente por el emperador romano Constantino I, en el cuarto siglo de la Era Cristiana. En el año 1582 el Papa Gregorio XIII reformó el calendario juliano; pero conservó el nombre de los meses.  

Algunos antiguos pueblos anglo-sajones denominaban, a Diciembre, winter monath o mes del invierno, porque en ese mes comenzaba el invierno. También le denominaban yule monathmes del tronco, porque el 21 de diciembre, cuando celebraban el solsticio de invierno, era costumbre quemar un gran tronco de árbol; lo cual era parte de un festival religioso que duraba 12 días.

Post scriptum. Diciembre es uno de los siete meses del año que tienen 31 días. En el hemisferio Norte, Diciembre es el mes que tiene el menor número de horas con luz natural del día; y en el hemisferio sur, es el que tiene el mayor número de horas con esa luz. En el hemisferio Norte, el invierno meteorológico, o invierno según el clima y no según la posición de la Tierra con respecto al Sol,  comienza el 1 de Diciembre; y en ese mismo día comienza, en el hemisferio Sur, el verano meteorológico.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor: