Press "Enter" to skip to content

­ Face + book

Conversemos Acerca De:

Usualmente suelo escribir temprano en la mañana, – horario que, en lo personal considero oportuno – estimando que las neuronas han descansado algo, aunque no lo suficiente, lo cual realmente me cuesta, pero ¡a teclear!

En la tarde, tras la siesta, una buena taza de café, un pase por los canales internacionales, atiendo algún que otro recordatorio de alguna plataforma o Streaming, y de resultarme atractivo, selecciono el material audiovisual y el horario en que podré verlo posteriormente.

Hace unos pocos días, recordando la selección hecha, en un excelente documental (historia de la segunda guerra mundial, el holocausto, etc.) pude apreciar a una persona – la cual contaba su participación como ex – prisionero, muy interesante, y doloroso a la vez -, pero, algo me hizo centrar la atención en su camiseta (también llamado pullover, polo, jersey o playera), de fondo azul claro y letras blancas, cuyo título es justamente: ­ Face + book

Es posible que nunca, al que se le ocurrió, podrá darse cuenta de dicho “robo literario”, pero realmente me resultó, ¡genial!, que, de traducirlo en mi pésimo inglés, lo interpretaba como una crítica al uso de las redes vía Facebook, por tantos y tantos millones de personas de todas las edades.

Me fui al traductor, para identificar el significado de Facebook del inglés al español y la respuesta fue: Facebook; ¿Luego?, pues aquí les va mi interpretación acerca del nombre del artículo: “Menos tiempo – cara a cara -, en una pérdida de tiempo en las redes y más lectura o empleo de libros para su aprendizaje”

Donde muchos podrán estar de acuerdo o no – y por supuesto muy controversial – , sobre todo en función del uso productivo, que empleemos en la comunicación, reitero productivo, por ejemplo: Conversar con amistades, familiares, fotos, verse virtualmente, en cualquier parte del mundo; intercambio de información entre docentes y estudiantes, donde se comparten materiales de apoyo, textos, tareas, presentaciones y otros.

El discrepar, o no estar de acuerdo en algo, es y resulta válido enjuiciar, pero no, cuando el lenguaje resulta ofensivo, con el empleo de imágenes, palabras groseras, lo cual deja de desear y evidencia una inadecuada o carencia de educación total.

Evidentemente este tipo de comportamiento, conlleva a que reflexionemos, si realmente nuestros niños y jóvenes deben ser atendidos, con mayor sistematicidad en cuanto a que hacen a través de las redes; sería incorrecto – y por ende responsabilidad directa de los padres o tutores – pensar que en los buscadores o plataformas indaguen, pregunten, pidan consejos depositando mayor “confianza” en las redes y no en el seno familiar.

Y, ¿en el caso de los book (o libros)? Si bien para los estudiantes, los libros o textos (físicos o digitales) son los que suelen utilizar para profundizar en los contenidos que imparte el docente, cuando menciono + book, lo asocio a la lectura de documentos (artículos científicos, educativos, revistas), que promuevan una cultura general, mucho más amplia, y permisible para niños y jóvenes.

Estoy claro que los tiempos cambian, aunque más acelerado por la tecnología, que informa y en muchos casos pseudo informa, por lo que debiéramos estar alerta, inclusive abordarlo en la familia, con naturalidad, la preocupación de los adultos hacia los jóvenes y no “abandonarlos” a que la madurez se logre con el tiempo, acompañado de errores, tras “enredarse en las redes”.

Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.