Derribando mitos para el bien ser…

La obsesión por la perfección, lejos de desembocar en un estado de «bien vivir», causa exceso de frustración, decepción y sufrimiento.