Y aquella estrella siempre está ahí

No es nada fácil luchar contra la ignorancia, la apatía, hacerles buena cara a sonrisas desfiguradas por la hipocresía.