De la movilidad al encuentro

Es cierto que la aproximación entre unos y otros plantea un problema urgente de convivencia, pero esta diversidad también nos enriquece y nos pone en el camino de la concordia.