Press "Enter" to skip to content

Fricciones en la política argentina

Universo Compol

Las coaliciones partidarias de bloques mayoritarios en Argentina son dos: Frente de Todos, actual fuerza gobernante, y Juntos por el cambio, bloque opositor mayoritario. Tanto en el 2015 Cambiemos como en el 2019 Frente de Todos, esos bloques partidarios sirvieron para ganar elecciones, pero no para gobernar.

En ambas oportunidades falto comunicación, resolver las controversias, planificación estratégica y táctica. Se observa una prevalencia de las controversias personales.

Según Ricardo Rouvier & Asociados, en su informe final de diciembre 2021, afirmó: “ha quedado demostrado que una cosa es la alianza electoral para competir, e inclusive ganar como ocurrió en el 2019 y otra es una coalición para gobernar”.

Hay una dificultad constructiva tanto de la política argentina de Frente de Todos como de Juntos por el Cambio. En ambos bloques es difícil sostener el pluralismo.

Los argentinos opinan:

Según el informe de diciembre de 2012, cuando a los argentinos se les preguntó por la democracia, según informe Zuban Córdoba.

El 74 % de la población argentina consultada respondieron que están en totalmente desacuerdo con la frase “los políticos deben ser reelegidos de manera indefinida”

En cuanto a la frase “el problema de la democracia son los políticos” el 46% afirmó que está totalmente de acuerdo.

Ante la frase “No me importa que un gobierno no democrático llegara al poder si resuelve los problemas” los argentinos están en totalmente en desacuerdo 63 %.

El 77% de los consultados está totalmente desacuerdo con la frase “Los intendentes deben ser reelectos de manera indefinida”.

Agenda política:

Sin embargo, para los políticos argentinos fue prioridad y tema de agenda tratar la reelección de los intendentes en la Provincia de Buenos Aires.

Las disyuntivas de ambos bloques partidarios se diluyen frente a un bien común “perdurar en el poder”.

Tanto legisladores de Juntos por el Cambio como legisladores del Frente de Todos votaron a favor del proyecto de ley de la Legislatura bonaerense “la reelección indefinida de los intendentes de la Provincia de Buenos Aires”, que fue aprobado por una amplia mayoría. Se modificó una ley de 2016.

Es decir que los jefes comunales que accedieron a su cargo por primera vez en 2015 y renovaron en el 2019, pueden volver a presentarse como candidatos en 2023 para un tercer mandato.

Se tomará como primer mandato el periodo 2019-2023 y no el 2015-2019 como está establecido en la normativa vigente.

Como quedó fijado en el texto de la normativa se busca que “los mandatos de intendentes, concejales, consejeros, escolares, diputados y senadores que se hayan iniciado como resultado de las elecciones del año 2017, 2019 y 2021 serán considerados como primer periodo a los efectos de la aplicación de la presente ley”.

Se corrigió un vacío legal del 2016, que habría abierto la ventana para que los jefes comunales pudieran ir por un tercer mandato. Sin antes de cumplir con los dos años de uno de los dos periodos de gobierno se tomaban licencia y podrán ser nuevamente candidatos en sus distritos en 2023.

Conclusión:

Como nos va marcando la realidad argentina del día a día, los bloques partidarios mayoritarios no se ponen de acuerdo con la hora de gobernar, gestionar, legislar, tienen problemas de comunicación, pero si se unen para perdurar en el poder.

La Provincia de Buenos Aires es uno de los distritos de mayor densidad de población, por ende, tiene relevancia a la hora de contar votos.

La agenda del gobierno y de la oposición se aleja de las necesidades y demandas y de la valorización de la democracia que tienen los ciudadanos argentinos. La alternancia en el poder oxigena la democracia. 

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: