Press "Enter" to skip to content

Qué es Moral

Antropos

“Esforcémonos por pensar bien: ahí reside el principio de la moral”. Blaise Pascal.

Uno de los fenómenos mas abultados de la vida nacional y de otras sociedades del mundo, consiste en el abuso que hacen los “politiqueros” de la confianza que la ciudadana, deposita en ellos, cuando éstos se fían al considerarlos como sus representantes en los diferentes poderes del Estado. Estos, llamados “políticos”, son personajes que sobre la base de “la voluntad de dominio” caracterizada por Federico Nietzsche, traicionan los intereses del bien común, por los de carácter individual.

Indudablemente, cada momento histórico tiene sus propias características. Sin embargo, ahora asistimos a una especie de desgano de la ciudadana respecto de la política y de los políticos. Tengo la impresión qué las formas clientelares de ganar los votos para ser electos, cada vez es más difícil. Ciertamente hay comunidades en donde reciben con satisfacción una suma pecuniaria, un almuerzo, o algo más. Pero la desconfianza crece y no hay certeza de los votos que ofrecen. Si la clase política no se reinventa con actitudes y conductas éticamente correctas y sin falsos mesianismos, muy difícilmente lograran sus propósitos. Es tiempo que rompan con las prácticas corruptas y clientelares, porque más temprano que tarde, la ciudadanía los dejará plantados en solitario, en alguno de los parques del país.

Me propongo ahora ofrecer algunas ideas de lo que es la moral, con el firme propósito que sean consideradas para que cada persona que quiera participar en la vida pública o bien a nivel empresarial, las tome en cuenta para el logro de un buen vivir.

En ese sentido, señalamos que la moral, se origina del término latín Mos-moris y significa costumbres. Moral es la que hemos llamado vivida, ejercida, practicada, costumbres, normas, valores y ética es un saber teórico, una reflexión, una valoración de la moral. En ese sentido, la moral no es ciencia, sino objeto de ésta y por lo tanto es estudiada e investigada.

La moral es un conjunto de normas y reglas de acción destinadas a regular las relaciones de los individuos en una comunidad social. El significado, función y validez de ellas no pueden dejar de variar históricamente en las diferentes sociedades. La moral, señala Leonardo Boff, “es parte de la vida concreta. Trata de la práctica real de las personas, que se expresan por medio de costumbres, hábitos y valores culturalmente establecidos. Una persona es moral cuando actúa de acuerdo con las costumbres y valores consagrados”.

Este conjunto de reflexiones, nos encaminan, según lo afirmado por este pensador latinoamericano, por los senderos del ethos griego, que lo define como “el conjunto ordenado de los principios y valores…así como de las prácticas personales y sociales y a su vez, abarca el carácter de una persona o bien de su comunidad”. Siendo entonces la “morada” la casa en donde habitamos, o sea el planeta Tierra, debemos de actuar, según Boff, como el ethos que busca, el ethos que ama, el ethos que cuida, el ethos que se responsabiliza, el ethos que se compadece, el ethos que integra. Cada uno tiene una explicación y una reflexión profunda, que Boff personificó en la figura de San Francisco de Asís. El santo que escogió el camino de la simplicidad y alcanzó por esa hermosa espiritualidad,  integrar en su práctica, cada uno de los ethos. Lo cual se refleja con estas palabras del santo varón:

“Donde haya odio, lleve yo el amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón, donde haya discordia, lleve yo la unión, donde haya duda, lleve yo la fe, donde haya error, lleve yo la verdad, donde haya desesperación, lleve yo la esperanza, donde haya tristeza, lleve yo la luz….que yo busque más consolar que ser consolado; más comprender que ser comprendido; más amar que ser amado”.

La moral, señalan otros autores, es histórica porque es un modo de comportarse de un ser que es por naturaleza histórico, es decir, un ser que se caracteriza por estar haciéndose o autoproduciéndose constantemente tanto en el plano de su existencia material, práctica, como en el de su vida espiritual, incluida la moral. Surge, dicen, con el fin de asegurar la concordancia de la conducta de cada uno con los intereses colectivos y se traza, una especie de tabla acerca de lo que es bueno y lo que es malo, así como los deberes respecto a lo bueno y lo beneficioso para la comunidad. Desde esta perspectiva, la filósofa española, Adela Cortina, confirma fehacientemente que “en la educación moral, la formación de actitudes es una tarea básica, más importante todavía que la transmisión de contenidos; y no tanto por aquella extraña y grotesca idea de que al cabo los contenidos se olvidan, mientras que la inteligencia permanece, como si pudiera haber desarrollo de la inteligencia sin el de la memoria, sino porque, en lo moral, la actitud, la predisposición del que obra, sigue siendo una pieza clave”.

En términos académicos, indica Cortina, que la ética se refiere a “la filosofía moral y moral para denotar los distintos códigos morales concretos”, la pregunta básica es, dice esta autora, “la moral sería entonces ¿qué debemos hacer?, mientras que la cuestión central de la ética sería más bien, ¿por qué debemos?, es decir, ¿qué argumentos avalan y sostienen el código moral que estamos aceptando como guía de conducta?

Finalmente, señala Cortina en su libro ETICA, que esta tiene “una triple función: 1) aclarar qué es lo moral, cuáles son sus rasgos específicos; 2) fundamentar la moralidad, es decir, tratar de averiguar cuáles son las razones por las que tiene sentido que los seres humanos se esfuercen en vivir moralmente; y 3) aplicar a los distintos ámbitos de la vida social los resultados obtenidos en las dos primeras funciones, de manera que se adopte en esos ámbitos sociales una moral crítica (es decir, racionalmente fundamentada), en lugar de un código moral dogmáticamente impuesto o de la ausencia de referentes morales”.

A fin de completar el cuadro de lo que es la ética y lo que es la moral y su importancia para la sociedad y el individuo, es necesario entender lo que se ha dicho, que es parte de la cultura y por lo tanto, como disciplina y como manera de ser moralmente bueno, éstas tienen estrechas relaciones con otras disciplinas o saberes como la religión, el derecho, la psicología, la sociología, la antropología, la política, la ecología, la biología, la física, entre otras.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: