Press "Enter" to skip to content

Buscando la Libertad

Cultura

LAS ENSEÑANZAS DE JUAN SALVADOR GAVIOTA

Juan Salvador Gaviota, es una de las narraciones noveladas con una enseñanza práctica para la vida cotidiana.  Dentro de la narración encierra grandes enseñanzas. Richard Bach rescata entre sus líneas su experiencia como piloto aviador y mecánico de aviación con el hecho del amor a volar. Y es que el vuelo se asemeja más a la libertad.

Veamos algunas de las enseñanzas del libro y cómo se aplican a la vida cotidiana:

“Las promesas que nos hacemos tienen dos funciones: o nos limitan y llevan a ser como el resto, o nos liberan del yugo impuesto.” Todos nos hemos prometido algo: no hacer tal actividad, por experiencias previas, no decir tal expresión, porque son censuradas, no tener de pareja a alguien tóxico. Pero ¿Quién nos garantiza que tendremos éxito en tales decisiones? La naturaleza humana nos lleva por caminos que la tradición no entiende y quiere controlar.

El ser humano no está hecho para ser esclavo de otros, ni de sí mismo. Pero, sus actos, y palabras, lo vuelven su esclavo            , más por lo que calla que por lo que expresa. Sus ideas, y muchas veces, impuestas por la misma educación, quedan grabadas en su subconsciente convirtiéndose en su modo de actuar y hábito de vida.

Sólo el que ha palpado la perfección en el aprendizaje, debe seguir estudiando, porque el conocimiento es poder. Hay una razón para vivir, más allá del comer, trabajar y vestir, ¿cuál es nuestra mayor aspiración? Muchos de nosotros nos hemos trazado metas a corto, mediano y largo plazo. Muchas de esas metas son, más bien, superfluas. La vida es demasiado corta para estancarnos en un solo punto.

“¿Quién es más responsable que una gaviota/ hombre que ha encontrado y que persigue un fin más alto para la vida?” Aquellos que han conseguido grandes logros, son los que dejan huella. Y su mayor responsabilidad es transmitir lo que ha aprendido. Grandes exponentes de las artes, las letras, las ciencias, la matemática han dejado trazado una línea sobre el mapa de la vida. No solo vemos el mapa, sino también, nos muestra el camino que debemos seguir. No importan los obstáculos, siempre van a existir. La idea es sobrepasar nuestros límites y las ideas que nos limitan.

“El aburrimiento, el miedo y la ira, son las razones por las que la vida se vaya acortando.” El aburrimiento es una forma pasiva de agresión, cuando uno se aburre, empiezan los reclamos, la necesidad de controlar lo que no se puede, de manipular. El aburrimiento va a acompañado de miedo y de ira. Cuando tenemos miedo, nos enojamos con el resto.

El miedo tiene dos propósitos: bien canalizado es un aliciente que te lleva a la prudencia, a tener tacto y tomar buenas decisiones. Por otro lado, mal llevado, es un estanco en nuestras vidas, y eso lleva a la temeridad, la imprudencia y la muerte. El valor no es carecer de miedo, es saber cómo enfrentarlo.

“Elegimos nuestro mundo venidero mediante lo que aprendimos en esta vida y en este plano de existencia.” Muchos toman demasiado tiempo en entender que hay más allá del hecho biológico de nacer, crecer, reproducirse y morir. En el interín del ciclo de la vida, no solo está la carrera, el oficio, el trabajo, etc. Hay mucho más allá en ello, y las antiguas culturas nos dejaron esa herencia de ir más allá, de buscar respuesta a las interrogantes planteadas, de ser verdaderos filósofos.

Siguiendo esta idea, más adelante en el libro menciona “no hay tal lugar como el cielo. El cielo no es un lugar ni un tiempo, el cielo consiste en ser perfecto.” En esto vale aclarar algo. Nos han enseñado que al morir vamos a ir al cielo o al infierno, cuando está más que demostrado que el paraíso y el infierno son creados por nuestros pensamientos, y nuestras acciones. Vivimos en la perfección cuando velamos por nosotros mismos y nos ocupamos de los demás. Dejando a nuestros semejantes vivir sus vidas, mientras nosotros vivimos la nuestra. Empezaremos a palpar el cielo cuando toquemos la perfecta armonía entre nuestros pensamientos, palabras y acciones.

El secreto para alcanzar la perfección es saber que nuestra verdadera naturaleza está viva, con la perfección matemática de un número no escrito, simultáneamente en cualquier lugar del espacio y el tiempo. Esta idea va más allá de los límites impuestos por nuestra mente. Pensamientos circulares del no puedo, me cuesta, es incierto, etc. Cuando comprendamos el significado de la perfección, entonces comprenderemos también, el significado de la bondad y el amor.

Cada uno de nosotros es una idea de la vida misma, una idea ilimitada de la libertad. El vuelo es el símbolo de la libertad. El ser humano no tiene la envergadura física para volar, pero cuenta con su imaginación y su mente que lo hace por él. Debemos deshacernos de aquellas ideas que nos limitan. Tenemos la libertad de ser nosotros mismos, viviendo aquí y ahora.

La vida es tan buena maestra que nos da instructores para encontrar dentro de nosotros ese reino perdido, ese paraíso que hemos olvidado.  Y, al encontrarlo, el maestro se vuelve parte de nosotros, porque queda su enseñanza.

Cuando superemos los límites del espacio, solo nos quedará un aquí, y cuando superemos los límites del tiempo solo nos quedará un ahora. No podemos ver al pasado porque son las experiencias previas, y el futuro aun no lo conocemos, solo nos queda el presente para vivirlo a plenitud y es el mejor de los regalos.

Lea más de la autora:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: