Press "Enter" to skip to content

¿Cuándo toca la vacuna contra el cáncer?

La Dama Consejera

El 4 de febrero es el día mundial contra el cáncer. Qué triste, ¿verdad?, qué triste que exista ese día después de llevar tanto tiempo con nosotros esa terrible enfermedad. Pero lo realmente triste es que no se haya descubierto una cura, lo realmente triste es saber que cuando todos los gobiernos, a nivel mundial, se ponen de acuerdo, descubren en poco tiempo una vacuna; bueno, mejor dicho, cuando existe una demanda tan brutal y una crisis sanitaria que es capaz de destruir la economía de países, entonces es cuando se invierte dinero en investigación, mientras tanto, deben mendigar dinero a los gobiernos para poder seguir investigando y salvando vidas.

Para las personas que no han perdido a nadie como consecuencia de esta enfermedad, o no la han visto en familiares cercanos, la miran como si se tratara de un accidente que esperan no los roce.

Estamos de acuerdo, que esta vida es una ruleta rusa en la que no sabes en que momento abandonarás el juego, pero si el tiempo de vida se ha alargado no es precisamente por la calidad de los alimentos, si se ha alargado es porque se han descubierto vacunas contra la gripe, medicamentes contra una neumonía, por el avance en el campo de la medicina al poder realizar operaciones que antes parecían inviables, y por el avance tecnológico.

Yo perdí a mi abuelo de un cáncer de colon, el cáncer se hallaba tan avanzado que ni si quiera era posible plantearse quimioterapia o cualquier otra solución. En parte, creo que hubiera sido más duro alargar su sufrimiento y el nuestro, ver como se apaga un ser querido es horrible, pero ver como su sufrimiento se alarga junto a los dolores, es aún peor.

Una de mis tías sufrió cáncer de mama, por suerte lo cogieron a tiempo y lo superó con éxito, al igual que una amiga, que, tras años de lucha, consiguió vencerlo.

Cuando te dicen que tienes cáncer, el mundo se te cae a los pies y tu vida pasa frente a ti como si fuera una película lejana que crees no volverás a ver, porque lo primero que piensas es “voy a morir”.

Pero después de ese pensamiento, de esa tristeza y desesperación, no tienes descanso; los médicos comienzan a explicarte el procedimiento a seguir a partir de ese instante y antes de marcharte de allí, te dicen: si no quieres ver como tu pelo se te cae nada más con tocarte la cabeza, si no quieres despertar una mañana y ver tu pelo esparcido por la almohada, muerto y sin vida, nuestro consejo es que te rapes la cabeza, será menos traumático.

Pero no lo es, porque a la idea de que vas a morir, se suma la imagen que refleja tu espejo y en la que no puedes identificarte, porque la mujer que muestra ya no posee esa melena que lucía con orgullo, la mujer que te mira no tiene vida en los ojos ni en la piel, y por no tener no tiene ni cejas. Pero creo que la naturaleza humana es tan sabia que hace que tu cuerpo esté tan débil que no puedas estar demasiado tiempo en pie mirando a esa desconocida que te devuelve la mirada en tu espejo.

Si todo termina con éxito, volverás a mirarte a ese espejo y verás que tu pelo comienza a crecer anunciando vida y recordándote que has ganado la batalla. Pero como en todas las batallas, se pierde algo, así que miras hacia abajo y ves tu delgado cuerpo con un solo pecho y una cicatriz enorme que te recuerda que allí estaba el otro pecho, ese perdido en la guerra que libraste por sobrevivir.

Pero para los gobiernos, aún no es suficiente razón para invertir dinero en salvar miles de vidas que sufren en cualquier parte del mundo esta terrible enfermedad, aún no les ha tocado la economía hasta el punto de plantearse una cura.

¿No creéis que si se ha conseguido una vacuna contra el covid en tiempo record se podría conseguir otra contra el cáncer si realmente se quisiera?

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: