El hombre que nunca existió

No hay nada más sabio que los refranes populares. Ellos recogen la experiencia de todas las generaciones que nos precedieron y hay un refrán que describe muy bien la historia que les quiero contar: en la guerra y en el amor todo está permitido.