Ojos ocultos

Hace escasos días hubo cambio de autoridades en un país vecino. De uno de los países poderosos viajó a la toma de posesión y le ofreció a la nueva presidenta apoyo para combatir la migración narcotráfico y la corrupción. Esto tranquiliza a los amigos vecinos de ese país. En las declaraciones del portavoz del pais poderoso, hizo ver que les interesaba ayudar a Centroamérica, porque los guatemaltecos estamos siendo conducidos, a la Antidemocracia.

Para que entiendan los guatemaltecos debemos saber a qué se está refiriendo el representante de esa Potencia. Antidemocrático es un término utilizado para referirse a una posición que rechaza la democracia como la forma más adecuada para tomar decisiones dentro de un determinado tipo de organización social. Hasta la Independencia de los Estados Unidos en 1776 la democracia fue rechazada de manera generalizada como una buena forma de gobierno por la mayoría de estados. Desde entonces la misma fue aceptada en forma creciente como el mejor sistema para tomar decisiones colectivas, tanto en las organizaciones estatales como sociales y privadas. Sin embargo, contra lo que muchas veces se sostiene la aceptación de la democracia no ha sido unánime, y en muchas organizaciones, campos y países, existen grupos y personas que se oponen a la democracia, sosteniendo que existen mejores formas de tomar decisiones.

Una variedad de ideologías y sistemas políticos se han opuesto a la democracia, incluyendo la monarquía absoluta, la aristocracia, el fascismo, la tutela de los juristas islámicos en su forma absoluta, la teocracia, o el feudalismo. La posición antidemocrática puede apoyarse en algún tipo de pensamiento elitista, que sostiene que un pequeño grupo de miembros de la organización de que se trate puede dirigir mejor la organización y satisfacer mejor los intereses comunes, que la mayoría. También puede plantearse en términos de que el exceso de democracia en ciertos aspectos puede ser contrario a la libertad individual y la razón, dándole a la mayoría el poder de reglar la vida privada, o argumentando que idealizar la democracia, exaltando las mayorías o el pueblo, puede favorecer la aparición de la oclocracia o el populismo. Este tipo de posición suele predominar en organizaciones militares y económicas, respectivamente.

Por aparte los guatemaltecos deberían desde las aulas de estudio ir conociendo de estos sistemas de gobierno para que al tener la mayoría de edad voten por lo que considere que le conviene a nuestro país. La democracia es una manera de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía. En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes.

En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen conforme a mecanismos contractuales. El proceso democrático de Guatemala se inició después de la firma del tratado de paz firme y duradera en 1996 y tuvo como fundamento la constitución de la república de Guatemala de 1985. La justicia, el estado de derecho, la legalidad y su institucionalidad, permanencia y estabilidad son fundamentales para la existencia de una democracia, ya que esta no puede existir si no hay respeto a los derechos y las libertades de los ciudadanos.  Es importante que respetemos el criterio de cada guatemalteco y seleccione que es lo que considera mejor al país.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

One thought on “Ojos ocultos

Comentarios cerrados.