Un mundo cada vez más autoritario

Libertas Custos

Entre mis temas de lectura favoritos está el de las grandes guerras del siglo XX. Siempre me ha impresionado y aterrado el florecimiento y auge de regímenes autoritarios enarbolando la bandera fascista o comunista, madurados desde principios de dicho siglo y consolidados en las décadas posteriores. La historia de demonios con carne y hueso, como Hitler, Stalin, Mao y Castro; y como lograron dominar gran parte del mundo con sus nefastas doctrinas y planes, a costa de millones de vidas humanas, sus libertades, propiedades y sueños.

En 1989, para la caída del Muro De Berlín, yo apenas tenía 18 años, pero recuerdo muy bien la algarabía y la ilusión con la que se celebró dicho acontecimiento y el “Fin De La Guerra Fría”. Quienes nacimos en los años 60s y 70s, de niños siempre se nos enseñó e informó sobre la amenaza nuclear, sobre el más que probable fin del mundo, consecuencia de una “inminente” guerra entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Ese era uno de los grandes miedos de la humanidad.

Luego vinieron los 90s y la gente se desprendió de ese constante temor. Muchos estábamos seguros de que el mundo sería más civilizado y humano y que con toda seguridad tendríamos más libertad en los años y décadas por venir. Seguramente no volvería a haber más guerras tan sangrientas y los estados se cimentarían en la república, el estado de derecho, la certeza jurídica y la democracia. ¿Cómo en un mundo tan moderno y civilizado cabrían atrocidades como las de antaño? Seguramente la humanidad aprendió su lección y se llegó a un estado de cultura, tolerancia, compromiso y bondad para con el prójimo y el mundo.

Nada más alejado de la realidad. Inconcebiblemente. Como que el ser humano sigue siendo esa perversa criatura que codicia lo ajeno, que adora la venganza, que roba, que miente, que mata y destruye.

Lejos de alcanzar un estado de paz, bienestar y de respeto a las libertades individuales, dignas de una humanidad del Siglo XXI, las naciones cada vez son menos libres y menos dueñas de su destino. El pan de cada día son guerras, atentados terroristas, fraudes electorales, saqueos de las arcas nacionales, intervencionismo, imposición de ideologías pervertidas, negación y ocultación de Dios en nuestras vidas, pisoteo de la familia, eco histerismo, virus de laboratorio, dictaduras sanitarias, control ciudadano, hambre, dolor y muerte. Cada vez más colectivismo y estatismo contra los derechos humanos individuales fundamentales. En vez de haber evolucionado para tener estados más pequeños y limitados, cada día crecen más y hasta condenan a padres de familia que no quieren entregarles a sus hijos.

Los dictadores y autócratas actuales ya no son los individuos mencionados al principio de este artículo, son verdaderas mafias; las élites políticas y económicas más poderosas del mundo, propietarias de las super corporaciones, de las farmacéuticas, del Big Tech y fondos de inversión. La libertad individual del ser humano y la soberanía de las naciones se la pasan por el arco del triunfo. El objetivo: crear un gobierno mundial y controlar hasta el último aspecto del ciudadano. Dicen los del Foro Económico Mundial que para el 2030, no tendrás nada (ni la más mínima propiedad), pero serás feliz. ¡Barajo!

Los Rockefeller, Soros, Gates, Bezos, Zuckerberg, Rothschild, etc., etc., etc., quienes están detrás de todo este desmadre se creen los AMOS DEL MUNDO. El nuevo orden mundial que desean instaurar para siempre, ese rancio comunismo dominado por la élite a costa de la miseria del resto, tiene un nombre nuevo: TECNOCRACIA UNIVERSAL.

Pero esta gente es un grupúsculo miserable, comparado con los billones de patriotas nacidos en cada país de la Tierra. Es hora de que nos levantemos y les hagamos la guerra. A ellos y sus alfiles y peones que provocan caos en cada nación. Tenemos familia, patria, vida, libertad y propiedad privada por las que vale la pena luchar hasta las últimas consecuencias.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

José Enrique Urrutia Estrada

Abogado en BK CONSULTING, consultor y representante legal de empresas nacionales e internacionales: marcas, patentes, petróleo y minas, construcción, bienes raíces, alta tecnología, agricultura, -2000-al presente; Consultor de la Presidencia de la República de Guatemala, Consultor de la Dirección General de Migración de Guatemala, Consultor internacional de ExpatPlanB.com.

One thought on “Un mundo cada vez más autoritario

Comentarios cerrados.