El control del MP: Una historia de terror y mentiras

Desde Mi Trinchera

“Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados” (Mark Twain).

La manipulación de las masas, a lo largo de la historia se ha presentado en diversidad de modalidades; los que han encabezado masivos engaños, se han apropiado de las necesidades y esperanzas de las mayorías, ofreciendo un mundo de fantasías a minorías, algunas olvidadas y otras tan estúpidas y malignas que por eso mismo, son nada más que eso… minorías. A mediados de los años 80s, la izquierda a nivel mundial, avistaba un futuro gris en sus pretensiones por obtener el poder político en Hispanoamérica, con la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas URSS, un 26 de diciembre de 1991, quedaron truncadas las esperanzas de tomar el poder, por medio de grupos terroristas sanguinarios, que operaron por varias décadas, y como plan alternativo, de asesinos y comunistas, pasaron a disfrazarse como potentes “defensores de los derechos humanos”, tomando la falsa representatividad de las “sociedades civiles”; ya que a falta de municiones para los fusiles, se atrincheraron en ongs, fundaciones, y asociaciones, que estratégicamente y con paciencia, les podrían dar además de millones de dólares, la oportunidad que jamás pudieron obtener por la vía de las armas, la toma del poder por medio de la participación política en elecciones generales, no sin antes, asegurarse de infiltrar a su gente en puestos dentro de las instituciones del Estado, cooptándolas y así poder asegurar su éxito, ante la escasa aceptación y el elevado grado de rechazo que tienen dentro de la sociedad en general; el hacerse del poder, por medio de un socialismo hipócrita, manipulador, perverso y vengativo; es la forma con la que coronaron sus planes en muchos países de América, gracias a la culpa de gobiernos “tolerantes” e ingenuos, que se dedicaron a llenar sus bolsillos, desatendiendo necesidades populares, pero si pactando puestos dentro de nuestro sistema de gobierno, con estas clases criminales y parasitas en constante cambio; así es como logran tomar las Cortes Judiciales, los entes de investigación y persecución penal, escaños en el Congreso, todo esto por supuesto, con el apadrinamiento de embajadas de los falsos “grupos de países amigos”, fundaciones socialistas internacionales de derechos humanos, ongs y para cerrar con broche de oro, la misma ONU.

El preámbulo anterior fue nada más para poder comprender el origen de todas nuestras desgracias y pocas oportunidades de desarrollo, es difícil poder explicar a las nuevas generaciones, que las luchas ideológicas aún existen, disfrazadas de cualquier cosa, hasta de cantantes musicales totalmente ridículos y decadentes como Bad Bunny, no lo crean… pero desgraciadamente así es; de la lucha armada pasaron a una lucha cultural, valiéndose de las minorías, y el divisionismo, para destruir los cimientos morales, cívicos y religiosos, y de esa forma, ser parte de un nuevo orden mundial, sin libertades ni principios, humanos frágiles, muñecos mediocres del socialismo del siglo veintiuno.

Pero, hablemos de la pugna, por el control del Ministerio Público, institución auxiliar de la administración pública y de los tribunales con funciones autónomas, cuyo fin primordial es el cumplimiento de las leyes del país; la elección del Fiscal General, se realiza por medio de una comisión de postulación, que elige 6 expedientes, para que sea el Presidente de la República, quien escoja entre ellos al nuevo Fiscal General y Jefe del Ministerio Público. Desafortunadamente, no todo es tan simple como se lee en el artículo constitucional 251, volvemos a fijar nuestra atención en esos grupos de ongs, fundaciones y personajes de izquierda que mencionamos anteriormente; mientras ellos quieren manipular la opinión pública, con sendos discursos de lucha contra la corrupción y una elección transparente, en realidad están operando y trabajando de forma mediática, e ilegal, valiéndose de la embajada de los Estados Unidos de Norte América, para recuperar el control que han perdido estos últimos años, es importante para ellos, ya que tener un Fiscal General perteneciente a su estructura criminal, les asegura poder seguir en sus negocios millonarios sin ninguna clase de fiscalización ni investigación, además continuar con la persecución penal selectiva, que ayude a quitar del camino a cualquier persona de bien que se oponga a sus actividades ilícitas, además de opositores políticos, que aspiren a algún cargo público, incluyendo la Presidencia de la República. De las estrategias despreciables más utilizadas por estas estructuras criminales, es la de la victimización, lloriqueando falsas persecuciones políticas y amenazas, aduciendo, que es por el motivo que ellos han “combatido la corrupción”, falsedad inmensa, ya que cuando tuvieron el control del MP, junto con la FECI, significo la perdida de la vida y libertad para muchos ciudadanos inocentes, asesinaron, extorsionaron, mintieron a la opinión pública, utilizaron el MP y sus recursos, como ventana electoral, para el Partido Político SEMILLA, al postular, a la ex Fiscal General Thelma Aldana (prófuga de la justicia), como su candidata presidencial, también apoyaron a varios diputados de la actual legislatura.

El MP por medio de la FECI, quien dirigía el ahora prófugo Juan Francisco Sandoval y la CICIG, de Iván Velásquez, se dieron a la tarea de realizar una purga de persecución penal contra sus opositores, y hoy descaradamente vienen a presentarse como “victimas”, cuando en realidad ellos son los viles victimarios. Los medios callan y ocultan las atrocidades de personajes que dirigían esa institución y también esa Comisión extranjera, que abuso con toda impunidad; provocaron la muerte de inocentes en prisión preventiva ilegal, montaban operativos gigantescos, con abuso de fuerza, amenazas, violentando el principio de presunción de inocencia, e incluso provocando la muerte en formas aún no esclarecidas como la del ex ministro de Finanzas Pavel Centeno. Los fiscales de la FECI y ex mandatarios de la ex CICIG, quedaron manchados de culpa y sangre, sus patrones los abandonaron, ahora ellos viven como princesas y príncipes en USA, con la impunidad que les ofrecen sus verdaderos jefes, los demócratas de US.

La impunidad y poder con que opero la FECI de Thelma Aldana y Juan Francisco Sandoval y la CICIG de Iván Velásquez, les hacía sentirse como dioses, prácticamente tenían licencia para privar de la libertad y de la vida, a cualquiera que resultara un obstáculo para su planes en la toma del poder; algo que se evitó gracias principalmente al clamor de miles de guatemaltecos que salimos a manifestar a las calles, nuestro repudio y rechazo, y que no caímos en el engaño, guatemaltecos que se dieron cuenta, que la “guerra contra la corrupción”, que estos personajes decían librar, no era más que una manipulación para tomar el control completo del Estado, y ponerlo a su servicio.

Ahora, en medio del proceso de elección del nuevo Fiscal General del Ministerio Público, la semana pasada se conocía de la captura de la ex fiscal de la FECI, Eva Xiomara Sosa, y de Leidy Indira Santizo, ex mandataria de la ya extinta CICIG, estas mujeres están siendo señaladas e investigadas, presuntamente por integrar una estructura criminal de cooptación y corrupción judicial, ahora tendrán que responder ante la justicia, y servirá a muchos, para comprender que el poder simplemente es efímero. Claro los medios de comunicación inmediatamente y sirviendo a quienes les pagan sus cheques, salieron a victimizar a estas presuntas criminales, y darle cobertura a un prófugo como Juan Francisco Sandoval que, desde US, como gran cobarde, se da a la tarea de provocar conflictos y desinformación, en la angustia de que sus crímenes queden ocultos.

Por si al pueblo de Guatemala ya se le olvido, de los delitos, y corrupción de la FECI y CICIG, ya que los medios de comunicación se han encargado de hacerlos olvidar; les traeré a su memoria, un caso lleno de impunidad y vergüenza, como lo fue el romance de la viuda del Capitán Byron Lima, con el investigador de la CICIG, Rogelio Ramírez Cartion, caso lleno de la más descarada impunidad, ya que jamás existió una investigación en contra de este criminal, que utilizo la CICIG y sus recursos, para ligar sexualmente a las mujeres que quiso, y  manipular las investigaciones. Lamentablemente el capitán Byron Lima Oliva, fue asesinado en prisión junto a 13 personas más, incluyendo una mujer de nacionalidad argentina, todo esto en el tiempo del ministro de Gobernación Francisco Rivas Lara, de Thelma Aldana en el MP e Iván Velásquez al frente de CICIG, todos ellos fueron librados de responsabilidad alguna, pese a desempeñarse como funcionarios públicos, hay que recordar que todos ellos gozaban de la protección del nefasto embajador de USA, Todd Robinson. Hoy en día, la ex viuda de Byron Lima vive como reina en el exterior, al igual que el ex miembro de la CICIG, con total comodidad e impunidad. De esta manera podríamos continuar con diferentes casos de crímenes y corrupción por parte de FECI y CICIG, como la responsabilidad en la muerte de Pavel Centeno, muerte de José Estuardo Valdés Paiz, muerte del Doctor Jesús Oliva, intento de asesinato contra el menor de edad Andrés Zimeri, muchos ciudadanos privados de libertad de manera injusta, además la infinidad de delitos que cometieron los esbirros de esta fiscalía y de la ex comisión, al violar de manera flagrante y continuada nuestra Constitución y leyes ordinarias.

Entiendo, que es muy difícil hacer entender a la opinión pública que han sido, y siguen siendo engañados por estas oscuras estructuras criminales, ya que con todo el dinero y poder político les fue fácil hacerlo; pero todos aquellos buenos ciudadanos, que sabemos que la libertad y la verdad no tienen precio, tenemos el deber y la obligación de contar la verdadera historia, una triste y vergonzosa, que es indispensable conozca nuestro pueblo, para terminar de una vez por todas, con esa plaga de mosquitos muertos, que tanto daño le han hecho a Guatemala.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Noel Arameo Barillas Peláez

Abogado y defensor de la República