Hablan, cantan, demandan y se resisten a morir

Tanmi Tnam

El 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna según la Organización de las Naciones Unidas. Se justifica esta celebración porque el multilingüismo es común en casi todos los países del mundo. Para la primera lengua que se aprende, pocas veces los Estados, utilizan políticas y acciones que merecen los idiomas que pertenecen a pueblos sin reconocimiento en la organización del mismo Estado. En muchos países multilingües, reconocen un solo idioma oficial cuyas políticas públicas se concretan en educación monolingüe, servicios públicos incomprensibles e ineficaces, trabajadores monolingües del sector público, medios de comunicación monolingües y empobrecimiento de pueblos enteros. El impacto es la muerte lenta de lenguas maternas de pueblos originarios.

Guatemala se caracteriza por ser multilingüe y multiétnica. Hay cuatro pueblos y cada uno de ellos tiene lengua materna propia. En el oriente, escuchamos que hablan Xinka, cerca de alguno de los mares con que cuenta el país escuchamos Garífuna y hay regiones cuya población conversa en alguno de estos idiomas Kaqchikel, Itza’, Mopán, Mam, Q’eqchi’, K’iche’, Poqomam, Poqomchi’, por mencionar algunos idiomas vigentes del pueblo Maya. Hay municipios y aldeas cuya población utiliza para su reflexión, su comunicación y la concreción de sus relaciones interpersonales una lengua distinta al idioma oficial que es el Español.

En regiones donde vive alto porcentaje de población mayahablante, obviamente que los aprendizajes y el acceso a los conocimientos que circulan en el ambiente familiar y comunitario, es a través de la lengua materna para que sean comprendidos y vivenciados plenamente. Con la lengua materna se aprende a vivir, en ella viajan conceptos relacionados a la ternura, la interpretación de las realidades inmediatas y mediatas, la profundidad de las palabras para el agradecimiento por la vida, el conjunto de palabras que hacen posible la conservación y reproducción de los medios de vida.  En las lenguas maternas hay ciencia y poesía para todas las manifestaciones de vida.

El idioma Español también es lengua materna de un gran porcentaje de la población guatemalteca y su reconocimiento como idioma oficial, ha favorecido su uso oral en casi todo el territorio nacional. También sirve de idioma de comunicación entre todos los pueblos, sin embargo, esta ventaja, todavía no se ha aprovechado para la unidad en la diversidad.

Ahora que se habla del uso de la tecnología de la comunicación para apoyar la conservación y fortalecimiento de las lenguas maternas, particularmente el caso de los idiomas de los pueblos originarios, es oportuno reconocer que los medios de la tecnología, hacen posible dar a conocer dónde vivimos, qué hacemos, cómo vivimos, cómo nos tratan las instituciones públicas y a través de qué instancia o servicio llega el Estado a la comunidad local.  La escuela en este contexto hay que dotarle equipo y señal gratuito de Internet para las comunicaciones orales, debates, conferencias, envío de documentos escritos en cualquier idioma, producción de textos en forma individual o en grupo. Actualizar al docente en servicio para programar ejercicios de aprendizaje en lengua materna y dotar materiales educativos que propician el uso de la lengua materna.

Ahora es cuestión de evaluar el funcionamiento de instituciones oficiales acerca del uso y desarrollo de los idiomas de manera oportuna y adecuada o los resultados de su quehacer sean los argumentos para la transformación profunda del Estado monolingüe a un Estado plurilingüe e incluyente.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One thought on “Hablan, cantan, demandan y se resisten a morir

Comentarios cerrados.