Aproximación inédita entre Venezuela y Estados Unidos

Internacionales

Una delegación de funcionarios de Estados Unidos (EE.UU.) se reunió en Caracas con el presidente, Nicolás Maduro, y su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, para discutir la posibilidad de aliviar las sanciones petroleras a Venezuela, pero hicieron escasos progresos hacia un acuerdo en sus primeras conversaciones bilaterales de alto nivel en años, dijeron cinco fuentes familiarizadas con el asunto a la agencia de noticias Reuters, mientras Washington busca separar a Rusia de uno de sus aliados clave.

La reunión se produjo en el Palacio de Miraflores en Caracas y es el primer encuentro directo entre ambos países desde 2019, cuando el gobierno de Maduro rompió relaciones después de que EE.UU. no reconociera su triunfo en las elecciones presidenciales.

La delegación estadounidense estuvo encabezada por Juan González -el principal asesor para América Latina de la Casa Blanca-, el representante diplomático de EE.UU. para Venezuela, James Story -quien trabaja desde Colombia-, y Roger Carstens, encargado presidencial especial para asuntos de rehenes, en lo que se entiende que la posible liberación de prisioneros de ciudadanos estadounidenses y de doble nacionalidad retenidos en Caracas, incluidos seis ejecutivos de Citgo, estuvo sobre la mesa.

Los funcionarios estadounidenses consideraron la reunión como una oportunidad para calibrar si Venezuela, uno de los aliados latinoamericanos más cercanos a Rusia, está preparada para distanciarse del presidente Vladimir Putin por su invasión de Ucrania, dijo una fuente de Reuters en Washington.

Según la información proporcionada a la agencia de noticias, la Casa Blanca también quiere identificar suministros de petróleo alternativos para llenar el vacío si busca un boicot a la industria energética de Moscú. 

A cambio, EE. UU. estaría «dispuesto a considerar permitir» temporalmente que Venezuela use el sistema SWIFT que facilita «las transacciones financieras entre bancos de todo el mundo, para transferir dinero a otras cuentas», añadió Reuters.

La Casa Blanca, el Departamento de Estado de Estados Unidos y el Ministerio de Información de Venezuela declinaron hacer comentarios.

Funcionarios que hablaron con el diario New York Times «en condición de anonimato», dijeron que la invasión de Rusia a Ucrania ha llevado a la Casa Blanca a prestar «más atención» a los aliados de Putin en América Latina que, Washington considera «podrían convertirse en amenazas a la seguridad» si se incrementa el conflicto en Europa del Este.

ARN

Abordamos la agenda informativa de último momento de los principales acontecimientos políticos y sociales de las Américas con una perspectiva distinta a las agencias internacionales.