Ucrania, y para mientras

Políticamente Incorrecta

Si bien es verdad que la tragedia que sufre el pueblo de Ucrania es horrible, como en todas las guerras, la realidad es que los guatemaltecos no podemos hacer nada más que rezar por esa pobre gente y mandar dinero privado a los canales de ayuda.  A mi criterio, angustiarse por algo que no depende de uno, que uno no tiene voz ni voto, es absurdo.

Tanto Putin, como Zelenski o Biden parecen tener problemas mentales.  Nada justifica la agresión a civiles que Putin está cometiendo.  Está bordeando en masacre.  Zelenski sale borracho en una transmisión, y sabemos que a diferencia de otros artistas que han llegado a posiciones de poder, algún trabe tiene al salir con medias y tacones.  Denota muy poca seriedad para temas políticos. Y Biden, que decir ocuparía muchas páginas pero lo resumo en esto: no quiere petróleo ruso, se rehúsa a producirlo en USA pudiendo, se rehúsa a reabrir el oleoducto que menguaría la crisis energética, y para rematarla, es tan estúpido que quiere comprarle a los terroristas iraníes y al tirano Maduro. Dudo que no sepa que PDVS es propiedad rusa.

Pero veo a todo mundo enfrascado en esa guerra, y me parece que los temas que si nos afectan directamente a todos los que habitamos en este hermoso país no les importan.

Guatemala dio un paso al frente para proteger el derecho a la vida de los inocentes engendrados y no nacidos, y sólo le prestaron atención cuando fue politizado y fueron desinformados diciendo idioteces que no son.  La gente que creyó las falacias que diseminaron en redes parece que o no han leído la Constitución, que es ley suprema, o su comprensión de lectura es nula.  La Constitución reconoce la consanguinidad hasta el 4to grado.  O sea, abuelitos, tíos y primos son familia POR LEY.

Tampoco se está penalizando los abortos espontáneos. Sólo un tarado pretendería castigar a una mujer que pierde su bebé por temas naturales y clínicos.  Hay que ser o muy inocente o muy tonto para creer semejante barrabasada.

Que el Decreto 18-2022 es imperfecto, y eso tiene arreglo. Pero protege y refuerza lo que YA está en la Constitución y que es la Ley suprema.

Otra cosa que no veo a la gente preocupada es el tema de la injerencia de los Embajadores del G13 y del Departamento de Estado en los asuntos internos que para nada les conciernen.  Las relaciones diplomáticas se rigen por la Convención de Viena en todo el mundo.  Esta, en su artículo 41, determina que los funcionarios diplomáticos NO PUEDEN establecer vínculos, conexiones o presencia alguna en ningún ente del Estado que no sea a través del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex).

Nuestra Constitución establece claramente que todo lo referente a política exterior es competencia del Organismo Ejecutivo, dentro del cual, es el Minex el que tiene esa responsabilidad.  Es decir, si un gobierno extranjero quiere interferir con otro ente del aparato estatal como el MP, o cualquier otra dependencia, debe hacerlo a través y con la venia del Minex.

Según la Convención de Viena, el G13 ni siquiera debería existir.  Los Embajadores no están aquí representando bloques que tampoco existen fuera de nuestra frontera (como la Unión Europea), sino a sus países de origen.

Es inaudito, como lo han señalado incluso en Washington entes apartidistas pero que vigilan la legalidad, como la Global Liberty Alliance, que un Embajador se inmiscuya en juicios que en nada tienen que ver o afectan los intereses de los Estados Unidos. La única excepción es si se trata de un ciudadano del país del Embajador.  Por ende, reunirse con jueces y fiscales, presentarse a un juicio, no son más que medidas ilegales de presión.

Lo que están logrando y en especial William Popp es que en Washington se pregunten ¿qué esconde Erika Aifán que el Departamento de Estado no quiere que salga a la luz?  Ya empiezan los cuestionamientos sobre los fondos de USAID a Guatemala.  Si van a desarrollo o a otros temas.  Si siguen el dinero, seguro se llevarían horrendas sorpresas de a qué manos han ido a parar los millones de los contribuyentes estadounidenses.

Olvidan que la política es un péndulo.  Hoy los Demócratas tienen el poder. Pero no lo tendrán para siempre y los delitos no prescriben rápidamente.

Pero independientemente de eso, los guatemaltecos debemos entender que un MP libre de presiones extranjeras o nacionales es crucial para que haya certeza jurídica y por ende, que vivamos en un verdadero Estado de Derecho.  La fiscal actual ha demostrado proceder apegada a la ley y reglamentos que rigen su actuar.  Ha roto récord de procesos triplicando el trabajo de cicig de 10 años, de Aldana y de Paz y Paz.  La matemática es clara y no miente.  Sólo esta semana el Departamento de Justicia de USA volvió a alabar el trabajo de la Fiscal y del MP en materia de extradiciones.

Así que lo insto a que piense, si una Fiscal recibe reconocimientos de la DEA, INL (que ahora dirige el criminal ex Embajador Todd Robinson), el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por su trabajo eficiente y colaboración absoluta con ese país, cuál es la verdadera razón por la que la sancionaron.

Le pongo un ejemplo, digamos que en la escuela enseñan ideología de género (que es contra la ley) y su hijo defiende los principios y valores que le han inculcado en casa (es la familia la que educa en eso, no el gobierno), y se mantiene firme a ellos a pesar de presiones para que cambie ideas. Es expulsado sin importar que es un estudiante modelo que saca muy buenas notas, tiene excelente conducta y ha recibido premios de otros maestros, ¿porqué lo expulsan?  Es lo mismo que hacen con la Fiscal.

Por eso no hay shows mediáticos con cientos de policías para sus arrestos, no hay faltas a los derechos humanos de las personas imputadas, ni al debido proceso.  Los medios tradicionales y entes que reciben dinero de USAID, Ford Foundation, Open Society Foundation (Soros), Kennedy Foundation etc todos, sin excepción, le dirán que la Fiscal es mala porque para eso les pagan.  Somos los guatemaltecos los que debemos cuidar, limpiar y arreglar nuestra casa. No vendrán extranjeros a decirnos cómo hacerlo, y menos aún, cuando sus propias casas son un desmadre.

No caigamos de tontos.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Betty Marroquin

Licenciada en Relaciones Internacionales, especialista en el Congreso de los EEUU.