Press "Enter" to skip to content

Para muestra un botón

Petardo

Por medios de comunicación del vecino país, nos enteramos que están pasando por problemas similares a los guatemaltecos. Sus autoridades han ofrecido en primer lugar un plan de austeridad general y un equipo para control de la economía con buenos profesionales. Con estas medidas, el Gobierno del presidente Bukele aliviará el bolsillo de la población, generando las condiciones favorables para las familias salvadoreñas. La primera medida es la suspensión por tres meses el impuesto del Fondo de Estabilización para el Fomento Económico (FEFE), $11.52 millones menos de impuestos que dejará de percibir el Gobierno, y la suspensión por tres meses del impuesto de Contribución al Transporte (CONTRANS), que implica $13.04 millones menos para el Estado.

Entre ambas iniciativas implica una reducción de $0.26 centavos por galón de combustible; para ello se presentará la solicitud a la Asamblea Legislativa para su pronta aprobación.  De igual manera, el mandatario anunció que, a través de la Dirección de Minas e Hidrocarburos del Ministerio de Economía, se iniciará un despliegue de inspectores en embarcaciones y gasolineras, lo que garantizará la calidad del producto proveniente de hidrocarburos.  También, se promoverá en la Asamblea Legislativa una Ley de Sanciones por Abusos en el Comercio de Productos Derivados de Hidrocarburos.  Hagamos que la gente piense unas veinticinco veces antes de cometer abusos, una nueva ley que nos de herramientas para poder parar los abusos en el comercio de los derivados de hidrocarburos, manifestó el mandatario.  Asimismo, la quinta y sexta medida es mantener el subsidio al gas propano, que actualmente es de $8.04 que beneficia a más de un millón de hogares salvadoreños, como también, que el Gobierno absorberá el incremento de precios internacionales de gas, manteniendo el precio más bajo en la región.  Con ello, se incrementará la cantidad de inspectores en las distribuidoras de gas propano, para garantizar la cantidad exacta que reciben los salvadoreños.  En cuanto al transporte público, se incrementará la cantidad de inspecciones que realiza el Viceministerio de Transporte y la Policía Nacional Civil (PNC) en buses y microbuses, para garantizar que los salvadoreños paguen el precio establecido en las unidades de transporte público.

Con la décima medida, el presidente Bukele anunció la suspensión de aranceles de importación a veinte productos básicos de consumo de las familias salvadoreñas, durante un año; entre ellos: aceite y mantecas, arroz, azúcar, cebollas, chiles, fertilizante, frijol negro y rojo, harina de maíz, trigo, leche, maíz amarillo, maíz blanco, naranjas, papas, plátanos, repollo, tomates, trigo, cereal y alimentos para animales.  La última medida es la agilización en cuanto a la autorización a proveedores para la importación de productos alimenticios, los cuales ya han sido aprobados en distintos países del mundo, lo que facilita el ingreso y amplía la oferta de alimentos.  Nosotros los guatemaltecos deseamos, además, menos política partidista, menos privilegios de algunos políticos, salarios dignos, mejor inversión en Guatemala, mejor producción, más trabajo, apoyar fuertemente a la educación, mejor salud, más seguridad, y sobre todo hacer que se cumpla como lo manda La Constitución de la República de Guatemala.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: