Press "Enter" to skip to content

Importancia de la Neuropsicología clínica y Forense en Guatemala

Salud y Mente

Hombre asesina a persona de la tercera edad, viola y mata a una menor ambas miembros de su familia
¿Podría ser esto un crimen resultante de su trauma craneoencefálico sufrido durante un accidente en moto?

Las primeras referencias que hablan acerca de alteraciones cognoscitivas en caso de daño cerebral, concretamente una pérdida del lenguaje aparece en Egipto hacia el año 3500 aC, pero la primera referencia que reconoce claramente el papel del cerebro en este tipo de incapacidad se encuentra en el Corpus de Hipócrates (alrededor de 400 años aC) en donde cita dos tipos de alteraciones: los áfonos (dificultad sensorial) y los anaudos (dificultad motora).

Luego de eso la neuropsicología hizo un desfile por diferentes científicos y teóricos entre ellos: Bouillaud en 1985 quien propone dos tipos de patología en el lenguaje, uno articulatorio y el otro amnésico. Posteriormente hace su aparición Paul Brocca quien atendía a pacientes con dificultades del habla, al morir uno de sus pacientes estudio su cerebro para investigar el porqué del problema articulatorio. En el examen post mortem demostró que el enfermo presentaba una lesión grave en la zona frontal posterior izquierda. En 1874, Wernicke propone la existencia de dos tipos de afasia: motora y sensorial y realiza sus estudios alrededor de la comprensión del lenguaje. Esto fue el inicio que daría vida a una ciencia que por años intenta explicar el funcionamiento del cerebro.

Entonces ¿Cuál es la función de la neuropsicología?

Estudiar la relación entre la conducta y cerebro tanto en pacientes neurotípicos y especialmente  estudiar las secuelas en pacientes tras una afección cerebral, usando como base los procesos superiores tales como: atención, concentración, memoria, funcionamiento ejecutivo y estado emocional.

Las patologías para evaluar por medio de la neuropsicología serán todas aquellas que estén vinculadas con afecciones cerebrales como lo son: enfermedades cerebro vasculares, traumas craneoencefálicos, enfermedades nutricionales y metabólicas, enfermedades neurodegenerativas (demencias, Parkinson, Huntington) y Epilepsia, entre otras. La neuropsicología está formada por varios procesos como la entrevista clínica, la evaluación por medio de baterías y pruebas de tamizaje, la neuropsicoterapia que son terapias psicológicas especializadas para personas con daño cerebral, la rehabilitación neurocognitiva, e investigación. Esta disciplina complementa el trabajo del neurólogo que en la mayoría de las veces es quien refiere al paciente a una evaluación para obtener un perfil del funcionamiento cognitivo y que a su vez ayuda a predecir la evolución de la condición médica, en el caso de la epilepsia establece una línea base sobre las funciones cognitivas de un paciente pre y post cirugía y cuando se trata de la niñez evaluar el rendimiento académico.

Teniendo como base la función de la neuropsicología, se puede comprender de mejor manera la función e importancia de la neuropsicología forense.

Función de la neuropsicología forense:

Esta ciencia está orientada a la resolución de la cuestión forense, es decir, no importa tanto presentar o no alteraciones cognitivas, sino si éstas afectan al suceso bajo consideración legal o si es resultado de este (Hom,2003; Larrabee,2000). Lo que se intenta es exponer como una disfunción del sistema nervioso se relaciona con hechos por los que un sujeto determinado está siendo investigado judicialmente como, por ejemplo: si el envejecimiento normal, alcoholismo, drogas, epilepsia, déficits cognitivos y emocionales, retardo mental, trastorno del aprendizaje, alteraciones neurológicas (incluidas las demencias), trastornos del lenguaje o accidentes vasculares encefálicos, tienen alguna relevancia desde el punto de vista legal.

Estudio de caso

Crimen tras trauma craneoencefálico (Caso en Guatemala)

Paciente masculino de 36 años. quien a los 34 años sufre un accidente en motocicleta el cual le provocó un trauma craneoencefálico (TCE) en lóbulo frontal derecho.  Dos años después del trauma asesinó a un miembro de su familia de la tercera edad y violó y asesinó una menor igualmente miembro de su familia. Actualmente lleva once años en prisión y cumple con una condena de ciento veinticinco años. cabe destacar que nunca llevó un proceso de evaluación neuropsicológica después del TCE ni durante el proceso de investigación.  Los lóbulos frontales se especializan en funciones de procesos superiores entre los que encontramos: control de los impulsos, anticipación de riesgo, evaluación de costo beneficio, regulación emocional, regulación social, organización, planificación entre otros. Es muy probable que una persona tras un trauma craneoencefálico de lóbulo frontal presente cambios en la personalidad que asumen diferentes modalidades: puerilidad (comportamiento infantil), desinhibición, agresividad, apatía, depresión severa, suicidó y otros más. En el caso del paciente descrito anteriormente la pregunta neuropsicológica forense a responder es si la conducta criminal realizada es resultante del TCE. El informe neuropsicológico forense entonces puede o no ayudar a la toma de decisiones en el caso, al final quien tiene la última palabra será el juez.

Algo similar sucede con los casos de demencia, en mi práctica profesional me he encontrado en mi clínica con pacientes de la 3era edad a quienes sus familiares quieren declarar en estado de interdicción argumentando pérdidas de capacidades y toma de decisiones con el fin de recibir ellos la pensión, cambiar firmas en el banco, o pasar propiedades a su nombre ¿Y quién determina el grado de funcionalidad de la persona? la neuropsicología evalúa el nivel de funcionalidad de una persona por medio de baterías especializadas que permiten medir de manera cuantitativa el funcionamiento cognitivo y una valoración de actividades de la vida diaria e instrumental para determinar en qué áreas y en qué grado es funcional la persona, si puede o no hacerse cargo de sus finanzas, toma de decisiones, autocuidado, etc. Esto es por mencionar algunos ámbitos de la aplicación de la neuropsicología forense, aunque su aplicabilidad es muy amplia en diferentes áreas de la parte legal.

Ahora ya sabes la importancia de una evaluación neuropsicológica y de la neuropsicología forense y cual es la función de cada una de ella.

Llevar una calidad de vida, con buenos hábitos alimenticios, higiene del sueño, hacer ejercicio, aprender cosas nuevas, tener actividades de lectura, pintura o cualquier hobbie te ayudará a tener una reserva cognitiva la cual nos protege de un daño neurodegenerativo mayor.

¿Qué es reserva cognitiva? Descúbrelo en la próxima publicación

¡Tu historia de vida se resume en tu cerebro, cuídalo!

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: