Press "Enter" to skip to content

Masada

Editado Para La Historia

Hoy quiero tratar un tema controversial. Porque creo que, en la historia, incluso en la política de nuestros días, es el tema de Israel, su historia, la creación del nuevo estado en 1948 y los constantes y permanentes conflictos con sus vecinos árabes. No pretendo hacer la apología de nada ni de nadie, solo quiero mostrar un hecho de la historia de este pueblo que tiene sus semejantes en otros pueblos y momentos de la historia. Otros pueblos que decidieron incendiar sus ciudades e incluso morir antes de caer en manos del enemigo. Quiero hablar de la fortaleza de Masada, pero, como suelo decir en mis escritos, para eso tenemos que hacer un poco de historia.

Uno de los pueblos más antiguos del planeta es precisamente el pueblo judío, israelita se le llamaba en aquel entonces. Abraham recibió de Dios una promesa de Naciones. Abraham era un personaje que tenía encuentros con Dios quien, como prueba de obediencia, mandó a que Abraham sacrificara a su hijo Isaac. In extremis un ángel detuvo el brazo asesino de Abraham al obedecer la solicitud de Dios. Otros personajes siguieron la historia. El pueblo de Israel fue llevado a Egipto, donde fue condenado a la esclavitud. De la esclavitud fue liberado el pueblo de Israel bajo la dirección de Moisés quién, con las 10 plagas enviadas por el Dios de los israelitas, castigó a Egipto. Solo en estas condiciones el faraón permitió a los israelitas volver a sus tierras.

Después vino la época del rey David y sus descendientes, durante la cual el pueblo judío benefició de unos 400 años de independencia y libertad, llegando a convertirse Israel en una gran potencia de la región. Pero hacia el año 600 antes de Cristo, las tropas del rey Nabucodonosor desde Babilonia llegaron para conquistar las tierras de Israel y llevarse, una vez más, a los israelitas a Babilonia en calidad de esclavos.

Hubo que esperar 70 años más para que el emperador persa Ciro conquistara las tierras de Babilonia y devolviera a los judíos a sus territorios. Pero eso no significaba que les entregaba la completa libertad. Israel se convertía, como ya lo había sido del imperio babilonio, en provincia del imperio persa. Nunca más encontrarían los judíos su independencia durante siglos de historia. A los persas los sucedieron los griegos macedonios con Alejandro Magno, a estos los romanos, a los romanos los bizantinos, a los bizantinos los árabes, a los árabes los otomanos… pero la historia que les quiero narrar hoy fue un evento que se produjo durante la dominación romana de Israel.

Ya hacía tiempo los romanos habían conquistado estas tierras y la habían convertido en la provincia romana de Palestina. Herodes el Grande había congeniado con los romanos. Incluso envió a su heredero, Herodes Agripa, a estudiar a Roma. Años después de la muerte de Jesús en la cruz, los judíos terminaron por sublevarse enérgicamente contra los romanos. La represalia fue cruenta. Por miles fueron masacrados los judíos y a los sobrevivientes se les envío a los cuatro puntos cardinales del Imperio romano como esclavos. De ahí que los judíos se encuentran en todas partes.

Esto ocurrió en el año 70 de nuestra eran cuando comenzó un nuevo errar de los judíos en ningún lugar bien recibidos, sospechosos de todos los males habidos y por haber. Recordemos cómo fueron expulsados de los reinos de Castilla y Aragón bajo el reinado de los Reyes Católicos. Cómo fueron acusados de contaminar los pozos de agua cada vez que aparecía en Europa una nueva epidemia. Recordemos las matanzas que sufrieron en Rusia en la época de los zares… De hecho, la palabra “progrom” es rusa y se convirtió en sinónimo de matanza de judíos en todos los idiomas. No debo recordar lo que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero volvamos al año 70 de nuestra era, que es el tema que nos ocupa hoy. Un grupo de judíos logró refugiarse en una meseta al sur de Jerusalén conocida con el nombre de Masada, que en idioma hebreo significa fortaleza. Ya anteriormente en esta meseta grupos antiguos de judíos habían establecido algún tipo de fortaleza. Con posterioridad, Herodes el Grande, ante el temor de que Cleopatra VII y Marco Antonio invadieran estas tierras, e incluso ante el temor de sublevación de sus propios súbditos, consolidó la fortaleza y construyó un palacio para su disfrute personal.

A Masada se dirigieron estos rebeldes con la esperanza de poder resistir el asedio romano. Les fue fácil dominar una pequeña guarnición romana allí acantonada. Pronto vinieron más refugiados de Jerusalén. En Masada estuvieron viviendo 3 años. Habían logrado acumular una buena cantidad de víveres. El suministro de agua estaba garantizado por un astuto sistema de canales que antiguamente se habían creado para colectar el agua de lluvia en tres diferentes cisternas. Esta meseta, que por un lado está a 100 metros de altura y por el otro a 450, está a muy pocos kilómetros del Mar Muerto. A pesar de esta importante altura, está a solo 60 m sobre el nivel del mar. Recordemos que esta zona del Mar Muerto está muy por debajo del nivel del mar.

Los sublevados lograron resistir el bloqueo romano debido a que, gracias a las características geográficas del lugar, les era imposible conquistar la fortaleza de Masada. Solo lo lograron realizando una gran rampa con piedras y escombros que les permitió a los romanos llegar a la altura de las murallas de la ciudadela. Los asediados no atacaban a los constructores porque los romanos utilizaban mano de obra esclava judía y los asediados no se decidían a matar a su gente para salvar su propia vida. Ante la inminencia de la toma de Masada por el enemigo romano, decidieron incendiar sus casas y perecer antes que ser tomados como esclavos.

Como para los judíos el suicidio está prohibido, tomaron la siguiente decisión. Cada padre de familia debía matar a sus familiares. Después 10 hombres matarían a todos los demás hombres. Cuando solo quedaran los 10 últimos, al azar se escogería aquel que iba a matar a los otros nueve. De esta forma solo uno cometería suicidio. Cuando finalmente los romanos franquearon las murallas de la ciudadela, encontraron un silencio sepulcral y ninguna resistencia. Todo esto fue registrado por el historiador Flavio Josefo, allí presente, quien recibió la información de dos mujeres que se habían escondido con sus cinco hijos en una de las cisternas. Fue Flavio Josefo quien nos legó la narración para la posteridad.

Pasaron los siglos y en la cima de esta meseta se creó una pequeña iglesia bizantina. Con la llegada de los árabes a estas tierras en el siglo VII dejó de visitarse esta meseta. Quedó en la memoria colectiva y en la historia que nos había dejado Flavio Josefo hasta que en los años 1830 fueron identificados los restos de lo que fuera Masada por dos arqueólogos norteamericanos siendo autentificado el lugar como la antigua Masada por un misionero también norteamericano.

Israel surge nuevamente como nación independiente sólo en 1948 por decisión de las Naciones Unidas. Un total de 13 países votaron en contra de la creación de este estado, la mayoría países árabes. La lista es: Afganistán, Arabia Saudí, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen. Huelga decir que los conflictos no se hicieron esperar. Desde entonces ha habido 5 guerras con sus vecinos. Es comprensible que los vecinos árabes no aprobaban que esas tierras, que ya eran de ellos, fueran entregadas a los judíos. Sin embargo, no podemos tampoco desconocer que los judíos desde el año 70, durante casi 1880 años, reclamaban su deseo y derecho de volver a la tierra de la que habían sido expulsados en calidad de esclavos. Cada cual es juez en su apreciación.

Le puede interesar:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: