Press "Enter" to skip to content

Celotipia: Cuando los celos se convierten en un problema serio

Salud y Mente

Los celos son parte de las emociones que tenemos los seres humano, todos más de alguna vez en la vida hemos pasado por situaciones que desencadenan celos. Las pautas de afrontamiento en relación con los celos serán diferentes en cada persona y dependerán de varios factores como: el temperamento, personalidad, los modelos que se tuvieron en la infancia, baja autoestima, inseguridad entre otros. Cuando hablamos de celos, hablamos de una parte natural del ser humano, se siente celos de la pareja, de los padres, de los hermanos y en muchas ocasiones hasta de los amigos, pero normalmente podemos gestionarlos y regular la emoción, ya que no han pasado a ser psicopatológicos.

En cambio, la celotipia  es una psicopatología y son un subtipo del trastorno delirante e interfieren en el funcionamiento de quien lo padece.  Una persona que presenta celotipia constantemente cree que le están engañando o que su pareja le es infiel sin que haya motivos que lo justifiquen. Se basa en una interpretación  sospechosa y errónea del entorno, en base a esa interpretación construye ideas las cuales presentan una cierta lógica y coherencia entre ellas con el fin de cumplir auto profecías. Las personas que presentan celotipia imponen un alto grado de control en las actividades de su pareja, por ejemplo: espiar sus redes sociales, conversaciones de WhatsApp, llegar a su trabajo sin previo aviso, medir tiempos de llegada al trabajo o a casa tec.

A continuación de dejamos una seria de red flags que son indicadores de celotipia: control y comprobación constantes: existe una alta conducta compulsiva a través de preguntas constantes elaboradas de diferentes maneras, revisar el celular de la pareja en escondidas, stalkear sus redes sociales. Esto se convierte en un bucle vicioso, provocando y acentuando aún más la ansiedad, inseguridad y baja autoestima. Pensamientos obsesivos irracionales: las personas que padecen de celotipia presentan incapacidad para identificar que sus celos patológicos tienen raíces en el miedo o la inseguridad propia, por lo tanto desplazan la culpa hacia la otra persona y mantiene pensamientos absolutistas como por ejemplo:  si la pareja le dio “me gusta” al estado de alguien en redes sociales, quien presenta celos patológicos tendrá este tipo de pensamientos obsesivos e irracionales “ seguro le dio like porque le gusta” “bien lo decía yo que algo había entre ellos” “quien sabe desde cuando me están viendo la cara” y así se desatan los pensamiento obsesivos que en la mayoría de veces serán autodestructivos y de igual manera afectan a la otra persona. Dependencia emocional: en mi opinión la dependencia emocional es la representación más grande de mendigar amor,quien sufre de dependencia emocional creerá que recibir migajas el normal, se convierte en una garrapata afectiva la cual se alimenta insaciablemente de los estímulos que provienen de la otra persona. Cuando su alimento se termina antes de morir por desnutrición recurrirá a la manipulación para evitar el abandono sea este real o imaginario.

Psicoterapia y tratamiento: la mejoría mediante terapia podrá ser posible dependiendo de la intensidad de los síntomas y la evolución del trastorno, en el caso de que los pensamientos obsesivos y las ideas delirantes estén presente de manera grave, será necesario un tratamiento en conjunto de psicología y psiquiatría. En la psicoterapia se proveen herramienta cognitivas y conductuales que le permitan a la persona interpretar el mundo y las situaciones de una manera sana, buscando su funcionalidad en el entorno, es especial en las relaciones con su pareja y demás personas.

La corriente psicoterapéutica con mejores resultados es la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) que tiene como fin ayudar a la persona en este caso celotípicas, a valorar las creencias que se tienen de cómo “debería” ser una relación, como “debería” ser su pareja. De igual manera aborda las emociones resultantes de esos pensamientos automático, así como las conductas que este estilo de pensamiento produce. Un objetivo de la TCC es que, el paciente tenga la capacidad de desaprender lo que se ha aprendido mediante el modelo presentado en la infancia, las experiencias personales a lo largo de la vida, los sinsabores que probablemente han dejado relaciones anteriores entre otras. Cuando la persona se atreve a retar y cambiar sus pensamientos, creencia y conductas; experimentan la mejor de las libertades que es, la del control sobre si mismo, control sobre las propias emociones, control sobre el propio pensamiento. A medida que se tiene más control sobre el self, la persona comienza a vivir más para si mismo y menos en torno a la pareja, en este punto ya ha obtenido en la psicoterapia herramientas que le han permitido trabajar en mejorar su autoestima, autoseguridad, autoconfianza, deja la dependencia emocional y se alimenta de sus propias habilidades y fortalezas.

Tratamiento farmacológico: en el caso de que los síntomas en el pensamiento obsesivo y delirante estén presente en una intensidad grave, la cual como consecuencia trae consigo el deterioro de áreas significativas como: la relación de pareja, bajo rendimiento laboral y/o académico, dificultad para relacionarse de manera sana con la familia, amigos y el entorno; será necesario asistir a psiquiatría para que el médico psiquiatra haga una valoración de los síntomas y determinar si es necesario el acompañamiento de fármacos para bajar la intensidad de los pensamientos obsesivos y delirantes, con el fin de que el paciente funciones de mejor manera en su entorno.

De ultimo es importante recalcar y dejar claro que, ningún psicólogo por lo menos en Guatemala esta autorizado para recetar ningún tipo de medicamentos. El psicólogo es un experto en el estudio de la conducta humana, puesto que ha estudiado sistemáticamente los procesos del pensamiento, emociones y conductas de las personas. Por otro lado, el psiquiatra es un médico que ha estudiado los componentes bioquímicos y estructuras que se asocian a enfermedades psiquiátricas como, bipolaridad, trastorno obsesivo compulsivo, depresión mayor, esquizofrenia entre otros más. Sin embargo, no ha estudiado de manera sistemática las emociones, pensamientos y conductas de las personas por lo que no esta capacitado para dar un proceso psicoterapéutico. Es por esta razón en algunas ocasiones es importante tener el acompañamiento de ambas disciplinas para para alcanzar los objetivos que ayudarán a la persona a mejorar de manera integral.

*Psicopatología: enfermedad psicológica’
*Red Flags: señales de peligro
* stalkear: vigilar- espiar
*Self: conciencia del yo

Lea más de la autora:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: