¿Avance o retroceso?

Resulta irónico que, cuando una persona es privada de su libertad por haber cometido un crimen. Pierden todos sus derechos civiles, de acuerdo a la constitución política del país. Pero, en los centros penales, los prisioneros tienen todo, incluso acceso a internet, celular y redes sociales.