Habemus Fiscal General

Políticamente Incorrecta

Si la ley es respetada y se dejan de bagradas los 7 vendidos de la Comisión de Postulación, y el Señor Presidente de la República es valiente y no sucumbe a las presiones de Popp, la Dra. Consuelo Porras será confirmada como Fiscal General y Jefe del Ministerio Público por otros 4 años.

El Art. 12 del reglamento que rige a la mentada comisión establece el perfil del candidato y en ninguna parte dice que decisiones de entes extranjeros deban influir en el proceso de selección. Lease, los que votaron en favor de la tacha por la lista Engels, violaron este artículo.

Además establece que el puntaje de gradación es la base de la lista.  Los mega cretinos que «no creen en la reelección», argumento subjetivo e irrelevante, es obvio que obedecen a los cretinos de la Embajada de los Estados Unidos.  Es más cretino el que permite que el que pide.  Y el término aplica a los que consienten.  Dice claramente que ese puntaje se basa en 1. méritos éticos, 2. méritos académicos, 3. méritos profesionales, y 4 méritos de proyección humana.

Si la Dra Consuelo Porras fue LA ÚNICA en sacar 90 puntos, el mismo Milton Argueta dijo que era la más calificada, no existe justificación lógica y sobre todo legal, para dejarla fuera y votar en su contra.  Hacerlo, abre la puerta a una denuncia penal en contra de quienes así lo hicieron.  Patético ver a graduados o estudiantes de la UNIS reclamarle a la universidad por el voto del Dr Arenales, que SI ESTÁ EN LEY. Realmente, el futuro de Guatemala está en el basurero con gente «profesional» que no conoce nuestras leyes y dicen estupideces que no sólo no tienen fundamento legal sino además, denotan sesgos, complejos, y procedimientos mentales retorcidos.

El Art. 22 del mismo reglamento establece que el proceso de evaluación de expedientes e integración de nóminas y selección final se basa en el puntaje que se le otorga a cada candidato.  Violaron ésto también.

El Art 12 del reglamento del Ministerio Público, ente para el cual se hace la selección de Fiscal General, establece claramente que la Fiscal General tiene derecho a postularse y puede ser reelecta.  Está en español, claramente deletreado.  ¿Qué parte de eso no entendió Milton Argueta con su berrinche de que no cree en las reelecciones?  Y ese es el decano de la que fuera la Universidad Francisco Marroquín, bastión del liberalismo clásico, del constitucionalismo, de la igualdad ante la ley, de los principios republicanos.  Patético. Con razón sus alumnos votan Semilla, Winaq y MLP.  No van a educarse sino a adoctrinamiento.

Qué calidad de abogados están produciendo las universidades, si creen que la ley es «según su capricho», sujeta a interpretación antojadiza. Me recuerda a Fidel Castro que decía que las leyes se interpretan como le convenga al Estado.

El Art 44 de la Ley del Organismo Judicial sobre el Hermetismo del orden público, claramente establece que NO TIENE VALIDEZ disposición, ley o sentencia alguna de ente extranjero sea gobierno o el ente que sea, si menoscaban la soberanía nacional (el derecho de decidir por nosotros mismos), contradicen la Constitución (que establece los derechos individuales incluyendo el de optar a un cargo público y ser electo), o el orden público.  Los que votaron por admitir la tacha de la lista Engels, violaron también este artículo.

Los Art 12 y 14 de la Constitución establecen el Debido Proceso que se basa en la presunción de inocencia, somos todos inocentes hasta prueba contraria y es el MP el que debe demostrar sin lugar a dudas la culpabilidad del imputado. No son La Hora, el Peladero, Con Criterio, Guatevisión, etc.  Son los jueces y jurados los que determinan si alguien es culpable o no.  Asimismo, les guste o no, nos separa de una dictadura el que la Constitución en protección del individuo establece el derecho a la defensa.  Hoy es a otro, mañana podría ser a usted.  Estos dos artículos, los que votaron en favor de la Engels y del mentado plagio que ya se demostró es falso hasta por investigación de la Universidad Mariano Gálvez, violaron ambos artículos.

Total, los que violaron estos artículos merecen ser denunciados ante el MP por acciones criminales.  Eso dice la ley, y eso merecen.  Así como hubo valientes que interpusieron el amparo que ha llevado a este llamado al orden por parte de la Corte de Constitucionalidad, espero haya abogados valientes que interpongan las denuncias penales respectivas contra los mamarrachos de Decanos.

Irónico, el Decano de la USAC, que no es precisamente amigable con la Dra Porras, haya votado siempre respetando las leyes.  De estos señores hubiéramos esperado lo que hicieron los de la Marroquín, la Mariano Gálvez, la Landivar, la Da Vinci, la Regional, la Mesoamericana.  Menos mal la de Occidente y los del CANG enmendaron y votaron en ley al final.

La Mariano Gálvez merece una mención especial.  En qué cerebro de pollo cabe que tengan a la Señora Fiscal de Catedrático por tanto tiempo, para luego votar en su contra y denigrarla.  Denotan que es una universidad dirigida por gente sin ética, sin principios morales, sin conocimiento de las leyes del país, cundida de ratas de mala fe, gente vendida a los Demócratas, que merecerían vivir en Corea del Norte y no en Guatemala.

Sabemos que las investigaciones por lavado de dinero en Banrural, Odebrecht y otros casos que no son «pollos al horno» sino res completa, salpican a mucha gente poderosa no sólo de Guatemala, sino de los Estados Unidos.  Y todos quieren callar a la Doctora Porras.  Espero redoble su escolta, se cuide mucho, aunque ella siendo una guerrera del Señor tiene a Dios de su lado, cosa que todos estos mafiosos no tienen, y por ende, ya les ganó.

Gracias a esta Corte de Constitucionalidad valiente, que no busca popularidad sino cumplir su función como la ley lo manda.  Dios les bendiga por corregirle la plana a la Comisión y llamarla al orden.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Betty Marroquin

Licenciada en Relaciones Internacionales, especialista en el Congreso de los EEUU.

One thought on “Habemus Fiscal General

Comentarios cerrados.