Press "Enter" to skip to content

¿Sabes qué es una psicoterapia de separación?

Salud y Mente

El divorcio o separación no tiene por qué ser dramático

Alguna vez cuando tomaste la decisión de vivir con alguien o casarte te dijeron ¿ya pensante qué va a pasar si uno de los dos no puede tener hijos? ¿Qué harás si tu pareja te es infiel? O ¿si sabes que al vivir con alguien o casarte, también hay gran posibilidad de separarte o divorciarte? No lo creo. Lo que más comúnmente vende es el final al estilo Disney, el clásico “y vivieron felices por siempre” lo que a mi parecer es una forma sobre valorada de lo que en realidad es el amor y convivir con alguien más, no quiero decir que no existan parejas las cuales llevan juntos muchos años y han superado los altos y bajos que se presentan en las relaciones, sino que hay una gran posibilidad de que la relación por cualquier motivo o varios motivos termine en separación y que si lo tenemos en cuenta desde el inicio estaremos mejor preparados para enfrentarnos a lo que esto conlleva emocionarme, psicológicamente e incluso económicamente.

La dificultad llega cuando queremos vivir en rol a esa premisa, ya que, con el fin de cubrir la expectativa social sea de manera consciente o inconsciente, aceptamos o normalizamos maneras de vivir en pareja que no son sanas, ni sostenibles. Este bucle de apariencia contiene características en la relación como: la anulación del yo, es decir uno de los dos se vuelve complaciente hacia su pareja con el fin de “evitar problemas” lo que hace que la relación favorezca más a uno que al otro, lo sano en una relación sería buscar un gana-gana. Otra característica es optar por el silencio, es preferible quedarse callado ante injusticias, ante verbalizar los deseos, gustos, emociones, para nuevamente evitar alegatas o desacuerdos, en muchas de las ocasiones hasta la educación de los hijos es motivo de peleas por lo que generalmente uno de los dos opta por “no mentarse”. La comunicación es nula o escasa, la escucha activa no existe y si lo esta es para prestar atención a aquellas cosas que serán motivo de pelea. Al final aquello que nos dijeron que sería un “vivieron felices para siempre” termino en un “te odio para siempre”.

Los recientes datos difundidos por el RENAP presentan un resultado de divorcio en el 2020 de 5036, mientras que en el 2021 se contabilizaron 10 242, lo que refleja un aumento de 5206 casos, entre un año y otro.  El simple hecho de tomar la decisión de separarse o divorciarse causa dolor, más aún cuando se consuma el divorcio, el sufrimiento que esta etapa trae consigo a veces no es posible superarlo solo y, por ese motivo, muchas personas que se separan o están pensando en hacerlo acuden al psicólogo en busca de ayuda profesional.  El psicólogo experto en terapia de divorcio es un profesional que puede aportar a los divorciados las herramientas necesarias para adaptarse a esta transición con éxito.

Beneficios de la terapia de separación o divorcio

No importa si el divorcio es o no de mutuo acuerdo, independientemente de eso las personas en cuestión entiéndase la pareja, así como los hijos si es que hay, viven una pérdida que se ve representada como un duelo, en donde hay dolor emocional, frustración, impotencia, soledad, y en muchas de las ocasiones sensación de fracaso.

El hecho de tener que adaptarse a una nueva cotidianidad no es fácil y representa un reto para todos los miembros de la familia nuclear, por lo que la terapia de separación le ayudará a: 1) Tener diálogos sanos para llegar a términos que beneficien a ambos y a los hijos. 2) Aceptar la responsabilidad de cada uno de los cónyuges que los han llevado hasta esta etapa. 3) Tener claridad sobre que el divorcio es con la pareja y no de los hijos. 4) Provee herramientas a los padres de cómo hablar y enfrentar la situación con los hijos. 5) Ayudará a no ver la situación como una catástrofe. 6) La aceptación del fin de la relación. 7) Saber que no se trata de odiar a la otra persona, sino de respetar la decisión que se ha tomado por dolorosa que sea.

Finalmente, el hecho de que una pareja decida llevar terapia de separación no siempre termina en divorcio, pues en algunas ocasiones las pareja terminan por darse otra oportunidad y esta vez con ayuda terapéutica, pasa igual en la terapia de parejas, al llegar a la sesión por ayuda terminan por descubrir que ya no quieren estar juntos y buscan la separación que, al haber recibido terapia antes tienen la oportunidad de hacerlo en buenos términos de manera más sana.

Una de las maneras de autorrealización del ser humano es “amar y sentirse amado” y en busca de esta sensación las personas decidimos compartir la vida con alguien con quien podamos realizarnos de esa manera, sin embargo, hay que tomar en cuenta que para que esto perdure tanto como sea posible es necesario trabajar en ello, dedicar tiempo, comunicación, escucha activa, detalles, no anularse, ni anular al otro, siempre tomando en cuenta que hay una posibilidad de que no sea para siempre, pero trabajando y construyendo en el aquí y ahora, si  temor a lo que venga en el futuro.

Lea más de la autora:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: