Press "Enter" to skip to content

La necesaria renovación de la USAC

Antropos

Históricamente la USAC registra dos grandes procesos de transformación.

La primera, orientada por José Liendo y Goigochea en el siglo XVlll quien introdujo el método experimental para la enseñanza de las ciencias. La segunda, con la revolución del cuarenta y cuatro en la cual se le concede autonomía académica, política, financiera y se vincula su quehacer a la solución de los problemas nacionales.

Ahora bien, las nuevas autoridades de la Universidad de San Carlos de Guatemala, deben de tomar en cuenta que hoy vivimos en un nuevo mundo en el cual cobra importancia el conocimiento, el uso masivo de las tecnologías de la información y la comunicación y a su vez, estamos envueltos en una compleja realidad bañada de violencia e inseguridad, problemas ambientales y alimentarios, desconfianza, ausencia de valores identitarios que articulen interculturalmente a la sociedad entre otros.

En el marco de este contexto nacional e internacional, es necesario debatir acerca de los retos que enfrenta hoy la USAC para estar en capacidad de considerar el reordenamiento académico-administrativo particularmente de su legislación. Esto permitiría llevar a cabo los cambios necesarios que viabilicen acciones educativas a fin de atender lúcidamente las múltiples demandas de una dinámica diferente de hace años en la que fue aprobada su Ley Orgánica. 

Desde esta perspectiva, una posibilidad podría encaminarse a modificar la organización académica de la universidad, bajo el paradigma de las grandes áreas del conocimiento y superar el modelo napoleónico de carácter profesionalizante, tal y como se ha hecho en otras partes del mundo. Por ejemplo, se deberían de crear otras facultades diferentes para renovar a las existentes tales como las de Ciencias de la Salud, Ciencias e Ingenierías, Ciencias Agrícolas y Agroindustriales, Ciencias Ambientales, Ciencias Sociales, Educación y Humanidades, en el entendido que ésta atienda la visión humanística de la universidad. Obviamente, la columna vertebral de esta nueva organización debe sustentarse en el principio de departamentalización a fin de alimentar a toda la USAC desde los conocimientos específicos pertinentes.

Otro cambio necesario, consiste en crear la Vicerrectoría Académica que articule la docencia, la investigación y la extensión; la Vicerrectoría Administrativa y la de Vida Estudiantil en virtud de atender a miles de estudiantes en el ámbito de la salud, la cultura, el arte, el deporte, entre otras. Esta nueva organización le daría a la USAC un nuevo aliento para convertirla en un centro de educación a la altura de nuestro tiempo, sobre todo con calidad, pero y, además, con pertinencia, cobertura y equidad.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: