¿Cool?, ¡Cool!

Conversemos Acerca De:

Sea interrogante o afirmación, la palabra cool (idioma inglés) tiene diversas acepciones traducidas al español, siendo la más asociada a frío, sin embargo, otras suelen ser: interesante, atractivo, sereno, indiferente, esbelto; que, de traducirlo al idioma español, nos encontramos que su significado es: está de moda.

Mucho de los vocablos anteriores nos inclinan a pensar la edad de las personas que los utilizan – revisemos: atractivo/a, interesante, está de moda –, que sí pensó que eran los jóvenes, no se equivocó, siendo un argot propio de los mismos y sobre todo en su vida escolar.

En la enseñanza media y bachillerato previo al comienzo del curso escolar los estudiantes suelen inscribir las clases que le corresponden según el plan de estudio (todas ellas de carácter obligatorio), así como otras clases que pudieran ser optativas en el campo del deporte – voleibol, básquet, ajedrez -, culturales – teatro, música, canto, etc. – e inclusive opcionales como puede ser un segundo o tercer idioma, lo cual obviamente dependerá de la institución (estatal o privada) que rigen las mallas curriculares.

En el nivel universitario un tanto que cambia la modalidad de inscripción, donde el estudiante tiene la opción de seleccionar las clases y horarios de las mismas que desea cursar en función del año de estudio, así como de los pre requisitos, siendo estas: asignaturas generales (matemática, español o literatura y lenguaje, idioma) y básicas y específicas (ya propias de la carrera seleccionada) las cuales suelen complementarse con un contacto temprano con el campo laboral, integrando la teoría con la práctica.

También cumple – este nivel – con asignaturas optativas, lo que facilita al estudiante el “ritmo” que desee cursar, que cuando menciono ritmo lo asocio a cursar la carrera en más o menos años de lo establecido formalmente, y que para su selección debe ser apoyado por una instancia académica de la carrera.

Y en el caso particular de los estudiantes “bisoños” de nuevo ingreso, ¿quiénes los guían al inscribir sus clases?  Lo común, como indicábamos es acercarse a la unidad académica, diría que lo más acertado, pero otra opción es que les pregunten a los estudiantes que estando ya en años superiores (y que proceden del mismo bachillerato o preuniversitario o sea “bro”[1]), les sugieren que clases cursar, pero con que profesor/a.

Y aquí retorno ¿Cool?, ¡Cool!, que sea afirmación o interrogante puede traducirse en dos opciones: 1. En un docente buena gente: comprensible, tolerante, muy exigente, te escucha, te aconseja, ¡Se aprende con él o ella!, o, todo lo contrario, y pasamos a la opción 2: puedes llegar tarde y sin problema, entras a la clase o puedes escaparte después del receso o intermedio de la misma y no te dice nada, y para colmo no necesitas esforzarte para aprobar la clase (con el mínimo)

Obviamente lo correcto es la opción 1, para el estudiante, que desea ser un buen aprendiz del conocimiento y de la aplicación de los mismos; en el caso de la opción 2, tenemos dos problemas: un estudiante inmaduro, posible repitente o desertor y lo necesario a revisar por parte de las autoridades, la tenencia de docentes diría que “frágiles”, antítesis de lo que debe ser un profesional de la academia.

Y para colmo, siendo “la gota que puede rebasar el vaso”, sería que los padres apoyen a sus hijos en indagar si el o la docente es muy “duro”, entiéndase exigente en disciplina, envía muchas tareas, etc.

Nota aclaratoria: Cuando mi hija inscribió las clases en su primer año en la universidad, ella era de la tendencia de no docentes “pesados” (opción 2), pero dado que por responsabilidades que en ese entonces ocupaba en la propia institución, tomé la atribución de solicitar que me la inscribieran en las clases con los docentes de mayor experiencia, pero también los más exigentes en todo. Recuerdo que, tras la primera clase, cuando regresé esa noche a casa, le pregunté: ¿Qué tal te fue en la clase de…? La respuesta fue llorar, y le contesté: “Hagamos algo… toma el libro de la asignatura, busca las tareas y resolvámosla juntos”

Ya hoy graduada – ¿unos 10 años?, me lo sigue agradeciendo.


[1] Bro es un término de la lengua inglesa, concretamente una contracción o apócope de la palabra brother, que significa hermano.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Ernesto González Valdés

Nació en la ciudad de La Habana, Cuba y es nacionalizado Nicaragüense tiene estudios superiores de Licenciatura en Pedagogía y posgrados en Química Orgánica y elaboración de materiales didácticos.

One thought on “¿Cool?, ¡Cool!

Comentarios cerrados.