Pobre la democracia de la cultura

Preludios Opinionistas

Todo en este mundo es política ahistórica o viceversa.  Y. No se trata de subsumir la inteligencia o sensibilidad humana, se trata de respetar al ser humano y a la pobre democracia de la cultura, que, muchos la toman sólo para explotarla, no la respetan. Esta democracia también debe considerarse como un ente, que merece su respeto, ya que, es un bastión de lucha por alcanzar dignidad, progreso, justicia, orden social, estabilidad, paz.

Hablar de democracia de la cultura de las artes, es enmarcarse en la educación, deporte, son ejes fundamentales para cada país y tiene también sus derechos, que se deben defender en la forja de la historia y mundo de futuro, aceptar su aporte y creatividad. Los gobiernos en turno de cada país del planeta, con una perspectiva diferente a la democracia politiquera gobiernista, deberían dialogar, todas las ideas de los jóvenes, pueblo en general, para el futuro, y conozcan la raíz como piensan sus pueblos, y para esto, es saludable dialogar con todos para sacar el producto deseado. Para sacar un buen producto cultural. Y es de sobra conocido que, hay sus cuatro mequetrefes y aduladores, estos por antonomasia son los clásicos traidores, matan para sobrevivir.

En ese tenor puro, encontrarán que, no somos homogéneos, pero, con una buena savia se puede llegar a un sano entendimiento por el bien de sus pueblos, de lo contrario ¿cuál según ustedes podría ser la alternativa para mejorar el sistema que impera?. Hay que ir creando más condiciones de futuro, pues. Nada es estático, todo está sujeto a cambio, en el entendido para el bien, lo malo hay que arrancarlo de raíz, sino la maldad volverá a proliferar.  No, hay que ser obstáculo de no progresos culturales, de bienestar social.  Por supuesto, los cambios no sólo pueden ser materiales, deben ser culturales, de valores, sociales y todo lo que sea para bien; aunque sea poco a poco. Dice un adagio: “No hay mal que dure 100 años”.

De tal suerte.  Desafortunadamente, en la actualidad hay guerras de todo tipo: callejeras, convencional bélica como la existente entre Rusia y Ucrania, prostitución en todos los sentidos, la propagación de la droga va increcemdum, delincuencia común y por encargo.  Es ahí la idea, es gobernar con cultura, e ir transformando a las sociedades en más culturales, a la mejor así se purifica la conciencia social y se vaya forjando, mas fuerte la moral de los pueblos y de los hombres en el poder.

Incluso. No es de sabio, entre potencias, imperios mundiales se estén ayudando de un lado a otro para seguir alimentado la guerra entre Rusia y Ucrania. Los culpables son todos contra todos, no existe sólo uno, “y los crímenes de lesa humanidad todos son culpables, no estén vendiendo santidades” porque están actuando como bestias humanas. No pretendan una guerra de más gran escala, eso es no tener piedad del ser humano y del mundo, van a tener su castigo Divino. ¿ Acaso les cuesta hacer una guerra mundial cultural, para hacer desarrollar la cultura de las artes, a sus pueblos en vez de estar en guerras bélicas y/o callejeras? En eso deberían invertir, todos los involucrados en la guerra Rusia versus Ucrania, o cualquier otra guerra, y colaborar con los países más pobres, para, eso si estaría bien.

Recuerden la cultura no mata, fomenta desarrollo en todos los ámbitos, educación, deportes, salud, bienestar social, ser cada día más útil a la sociedad, en vez de estarse exterminando por caprichos tontos.

Lo que sucede es que, del ego, a la prepotencia, soberbia no los deja ser gente decente, es más la ambición que les adorna su mente. Deberían tratar de comprender los gobernantes que, cada día es un proyecto que no culminó . ¿Dónde está todo lo que han estudiado, educado, no sean ogros aplastantes del futuro de los pueblos?

Cada día que pasa, no vuelve nunca más. Y, es una utopía posible o en su defecto imposible, que desemboca en estados de cambios, que, deja escapar parte de la modernidad y posmodernidad del futuro de los pueblos, no sean egoísta. El mundo no quiere guerras de ningún tipo, quiere paz. Sería algo estupendo que, se lograra, a lo mejor, muchos dirán que es muy ambicioso, pero es más lo contrario y, aprovecharse de la confianza que les depositaron sus pueblos con el voto.

Rememoren, se vota por un progreso, paz, bienestar social, cultura, no para la guerra, y se entiende que nunca podría ser en un cien por ciento, por las dificultades cotidianas, estas no hay que buscarlas, mejor evitarlas. Hay que pensar, con cabeza fría, y tener un poco de piedad para sus pueblos.

En la obra de José Ingenieros EL HOMBRE MEDIOCRE, nos ilustra Así:  «Muchos nacen; pocos viven. Los hombres sin personalidad son innumerables y vegetan moldeados por el medio, como cera fundida en un cuño social. Su moralidad de catecismo y su inteligencia cuadriculada los constriñen a una perpetua disciplina del pensar y de la conducta» (Pág. 39 Editorial Jurídica Salvadoreña 6ta compresión 2019).  Hay que, recomponer dónde esté desajustado el orden de cosas, por un mejorado sistema, en dónde se respete a la democracia y su bandera, porque si no, cada día que pase, nos vamos a ir hundiendo más y con rumbo al fondo del mar.  Después no digan no se les sugirió o dijo. Ustedes gobernantes son sabios, y están dónde están por obra y consciencia de sus pueblos, el cual siempre espera, que se le reivindique en la medida de lo posible, no que se les regales, pero por lo menos que les den paz, tranquilidad, estabilidad, progreso en la medida de sus posibilidades y un buen gesto de cariño. Ustedes pueden. Sólo basta hacer y ya.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Bayardo Quinto Núñez

Bayardo Quinto Núñez, nació el 12 de diciembre del año 1955 en la ciudad de Masaya Nicaragua. Es Abogado y Notario Público egresado de la facultad de Derecho de la universidad UNAN-LEÓN de Nicaragua, escritor, poeta, músico pintor. Ha escrito 16 libros (cuentos, minicuentos, poemas, mininovelas, novela y ensayos varios). ¡Seudónimo Bayquinú!