Press "Enter" to skip to content

La diversidad cultural y el desarrollo de los pueblos

Tanmi Tnam

Existen muchas culturas en el mundo, cada una con una visión de la vida, del entorno y de la trascendencia.  En este contexto diverso, abundan los conflictos debido a la discriminación, el racismo y la marginación en que se encuentran algunas de las culturas en Guatemala o en cualquier otra parte.  Estos males se deben en que algunos pueblos consideran que su cultura materna es superior a otras calificándolas como culturas de segunda o de tercera categoría.

Pueblos que han sufrido de invasiones de otras culturas, pasados varios siglos, no logran entrar en diálogo abierto y sincero para alcanzar la igualdad y el desarrollo.  Este es el caso de Guatemala, que después de casi cinco siglos, quienes controlan el poder político y económico, no reconocen plenamente a los pueblos originarios que continúan marginados de las decisiones que podrían eliminar las causas estructurales del subdesarrollo.

En un país donde se mira con desconfianza a las culturas de pueblos originarios, donde la educación escolar estudia la historia del invasor, donde el idioma de los pueblos originarios no se estudia ni se utiliza en las instituciones oficiales, donde los conocimientos de los pueblos invadidos tienen poca cabida en el currículum escolar, donde los valores ancestrales son menos valorados, es poco probable que se alcance el desarrollo.

Los pueblos que cuentan con pocas o nulas oportunidades para tener sus elementos culturales en uso en los espacios públicos, deben hacer un gran esfuerzo por continuar con el uso de la lengua materna tanto en el ambiente familiar como en cualquier otro espacio público disponible. Es necesario tener presente la necesidad de hacer uso del idioma materno en las artes, en las actividades agrícolas, en las fiestas y en las reuniones comunitarias.  Ante la invasión de las aulas por la lengua materna, debería llegar el momento en que se utilice para la comunicación y los aprendizajes. Otros puntos de apoyo disponibles en las comunidades locales, es que están las personas que hacen uso de la lengua materna para todas las actividades que la cotidianidad exige, están las autoridades propias de la cultura, las comadronas, los contadores del tiempo y quienes conocen mucho de medicina. Vale la pena entablar verdaderos diálogos para conservar el uso de la lengua materna.

Los pueblos, solamente pueden alcanzar el desarrollo pleno cuando toda la población cuente con oportunidades de educación escolar, servicios gratuitos de salud, justicia al alcance, libertad para identificarse con la dimensión espiritual y con la presencia de instituciones que sirven de enlace entre la ciudadanía y los poderes del Estado. Un país que cuente con instituciones que practican y fomentan la discriminación y el racismo, tiene serias dificultades para alcanzar el desarrollo deseado.

La Organización de las Naciones Unidas, declaró que el 21 de mayo sea el Día Mundial de la Diversidad Cultural con la intención de reflexionar las acciones que excluyen a las culturas y pueblos de la organización de los Estados y de todos los servicios públicos lo que trae como consecuencia el subdesarrollo. Es necesario que los pueblos de Guatemala, asuman el compromiso de buscar los caminos que hagan posible el reconocimiento de cada uno de los pueblos y sean sujetos y actores de la construcción de un país incluyente que garantiza alcanzar el desarrollo que todos desean. Este desarrollo, es posible lograr si está acompañado de decisiones que propicien la inclusión, la paz, la justicia y la democracia en todos los poderes y servicios públicos.

Lea más del autor: Madre, madre

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: