La metodología para sumisión

Relatividades Perspectivas

Arrieros notaron a manadas poco pensantes, ignorantes e imbéciles. Vieron: mano de obra barata y manadas fácilmente arreables, mediante estímulos emocionales.

Arrieros mantuvieron a manadas en pobreza, ignorancia, deficiencia mental, mediante aprovechamiento de la inconsciencia (manadas no planifican y ni siquiera analizan natalidad en relación a disponibilidad de recursos). Arrieros instaron a manadas a reproducirse sin control, bajo la idea de que ellos (arrieros), solucionarían sus problemas, tales como: escasez de recursos (pobreza), escasez o ineficiente impartición de educación – conocimiento (ignorancia), escasez de valores y principios basados en lógica (delincuencia y destrucción, decadencia social y ambiental), sobrepoblación (destrucción de naturaleza), entre otros.

Para evitar que las manadas solucionen problemáticas, por si mismas y noten que pueden pensar por sí solas, con base a conocimiento adquirido pragmáticamente o mediante observación, los arrieros diseñaron sistemas en los que definían límites geográficos dentro de los cuales, todas las manadas tienen un solo arriero de cada tipo, para todas.

¿Qué causa esta estrategia?

Las manadas perciben ya no a cada situación, factores, circunstancias y soluciones – procesos de aplicación de soluciones, sino que perciben lo que arrieros quieren que perciban: la ilusión de un todo – unificación de todas las situaciones, factores, circunstancias y soluciones – procesos de aplicación de soluciones, por tener un arriero de cada tipo para todas al unísono.

¿Cuál es el efecto en las manadas?

Creen que por tener todas un solo arriero de cada tipo, las situaciones, factores, circunstancias y soluciones – procesos de aplicación de soluciones, solamente pueden ser resueltas como un todo. Una unificación, mediante arrieros generalizados. Repiten y repiten que la solución en cada situación, circunstancia o contexto, es unificarse, estar unidos (lo cual jamás sucederá, puesto que todas las situaciones, factores, circunstancias y soluciones – procesos de aplicación de soluciones, son distintas. Los arrieros mantienen así, control y dominio sobre manadas, por medio de la ilusión de la totalitariedad.

Metodología 1:

En convocatorias para «lucha» – «rebelión» – «resistencia» siempre se escuchan personajes detallando problemáticas a resolver. Pero al llegar el momento de detallar soluciones y estrategias de acción, siempre vociferan solamente: «para lograr solución a esto, debemos estar unidos», «hay que unificarse», «unámonos para lograr esto». Las manadas aplauden ante el estímulo emocional que les inyecta la idea de la unificación (porque perciben a arrieros que los arrean a todos a la vez, y creen que la batalla es contra ellos), pero personas (seres pensantes) notarán que «para lograr solución a esto, debemos estar unidos», «hay que unificarse», «unámonos para lograr esto» son expiaciones para «disimular» que no tienen ideas – planes – estrategias para lograr soluciones. Y digo «disimular» entre comillas, porque en realidad no es solamente que quienes convocan o participan en convocatorias… no tengan ideas – planes – estrategias, sino que existe un trasfondo en esto: recordemos que aprovechan los arrieros, que herramienta utilizan (ilusión de totalitarismo para que manadas siempre estén en caos y decadencia, al no resolver situaciones por creer que el problema es total y que la solución surgirá desde ese todo, para todas las situaciones, circunstancias, contextos), y finalmente: qué hacen las manadas en convocatorias (llaman a unificarse – estar unidos para «enfrentar» a arrieros… en lugar de plantear soluciones y estrategias de acción para realmente solucionar situaciones reales (no la ilusión de arrieros masivos).

Metodología 2:

En convocatorias se percibe la otra expiación para no presentar ideas – planes – estrategias para lograr soluciones: caminar, gritar, cantar y hacer payasadas. Las manadas poco pensantes creen (tristemente, una y otra vez, aunque en decenas de ocasiones no lograron algo) que caminar, gritar, cantar y hacer payasadas es la solución. Igual que con unificación: cada vez que las manadas se cansan y empiezan a alzarse… son convocadas a caminar, gritar, cantar y hacer payasadas… para evitar que accionen de maneras que sí son efectivas y sí resolverían algo.

Ambas metodologías son ejecutadas por personajes que ignoran el trasfondo en ellas, pero también por personajes que saben muy bien que son  metodologías para conservación dominio y control por parte de arrieros. Personajes que conocen cuales son las situaciones, circunstancias, factores, contextos, soluciones, planes de acciones y más, en sus áreas, pero arrean a manadas mediante estímulos emocionales para que repitan consignas, realicen acciones sin efectos (una y otra vez).

Y es que la mayoría de esos personajes son aspirantes a arrieros oficiales en política autoritaria – totalitaria. Arrean a manadas, no para lograr soluciones para situaciones, circunstancias y factores, sino para situarse ellos como futuros arrieros, mediante la percepción de las manadas hacia ellos como, quienes convocan a «luchar» contra arrieros actuales (creencia de que el problema a resolver no son las situaciones, circunstancias y factores en cada área, sino los arrieros). Los aspirantes a arrieros buscan que las manadas los perciban como «mejores arrieros» potenciales, para en el futuro, ser arrieros oficiales en política autoritaria – totalitaria, igual de malos o peores que los anteriores.

Algunos dirán que ha habido arrieros buenos. No comprenden que siempre existen intenciones ocultas (a pesar de que siempre dicen que quienes realmente manejan todo, son otros y no los arrieros en límites geográficos).

Lea más del autor Inicia la obra teatral

One thought on “La metodología para sumisión

Comentarios cerrados.