Press "Enter" to skip to content

Los nuevos tiempos no llegan, ya están

Soliloquios de José Franco

En algunos países la inflación ya se está aposentando y en otros la deflación ya ha ocupado su lugar como “okupa”, no deseado.

De hecho, las bolsas de medio mundo no lo afirman, lo proclaman y lo gritan con sus caídas constantes.

¿Acaso no hemos asumido que para cambiar es preciso destruir? ¿Acaso una persona casada puede comenzar una nueva vida sin un divorcio? Que sea apacible o desagradable depende de las partes. Así de sencillo. Primero fue la crisis de 2008, después vino el COVID y sus consecuencias económicas y para terminar la desastrosa guerra de Ucrania, que va a suponer el fin de Putin, no de Rusia y el de Europa, como se le ha conocido hasta ahora.

Esas serán las criaturas que van a sufrir las consecuencias de este divorcio y por el contrario quien saldrá ganando será China y sus allegados, entre los que se encontrará una “adoptada” Rusia y una familia numerosa entre la que contarán con países como India, Irán, Siria Sudáfrica, entre otros.

Por otra parte, quedará la nueva parte de esa pareja que será Estados Unidos con esa familia cercana que será Sudamérica, Centroamérica y Latinoamérica con algunos miembros algo díscolos, que como buenos hijos descarriados como Nicaragua o Cuba,  cumplirán la parábola del Hijo Prodigo.

Si bien China y Estados Unidos no decidirán abandonar a Europa, pues al fin y al cabo no dejan de ser esos familiares que viniendo de más fueron perdiendo su prestigio social y ahora pueden ser los aliados ideales para ofrecer sus capacidades de recreo después de siglos de preeminencia.

Bueno no quiero alargarme en un estudio, más propio de un ensayo o una tesis, que creo ahora innecesaria.

¿Acaso no nos hemos percatado del verdadero cambio? Sólo hay que abrir los ojos y no negarnos a ver la realidad. Cada vez son menos los que siguen las cadenas de televisión y apuestan por las plataformas para disfrutar de sus series y películas; siguen a esos presentadores estrellas, tanto de informativos como de la programación diaria en detrimento de las grandes cadenas. Cada vez son más los que optan por las cadenas privadas que eligen libremente como es el caso de UCL, que cuenta en la actualidad con más de 80 millones de espectadores . Un canal que fue creado por Robert Rocha y VP y que ahora aglutina países como Panamá, Paraguay, Argentina, México, Estados Unidos, Colombia, Chile, Perú y que ahora está creciendo en España.

Efectivamente nos encontramos en tiempos de globalización y de cooperación. Voy a dar las notas que pronto podremos ver en la realidad. La TV pasa por ese proceso en los que diferentes cadenas, sin perder su identidad formarán parte de una plataforma común y lo mismo en el mundo editorial y en el resto de los mundos culturales.

A nivel empresarial no será menos. Estamos ante un mundo que se unifica y que frente a la competencia su supervivencia pasará por la colaboración y compartir no sólo conocimientos sino valores.

Nuevos tiempos, nuevos retos, difíciles pero muy gratificantes y estimuladores, que debemos asumir  cumpliendo aquellos objetivos que son:

1-Aumentar la apertura de nuestras posibilidades.

2-Aumentar la visibilidad internacional dentro de un mundo global con nuevas estrategias de actuación.

3-Fomentar la cercanía de los pueblos y de las políticas mundiales con nuevas normas.

4-Consolidar esta nueva sociedad desde la difusión y la diversidad que aúne y aglutine a Oriente y Occidente.

Las personas tenemos la capacidad de adaptarnos a los cambios y la voluntad de hacerlo. No demoremos ese momento.

Normalmente es más fácil dar cinco pasos hacia arriba que un paso hacia abajo. Si bien es más fácil aprender con las victorias que con las derrotas hay una diferencia notable. Las lecciones aprendidas con las primeras suelen ser más efímeras que las aprendidas con las derrotas.

Los nuevos tiempos ya se han afincado, aún cuando vivimos con las viejas costumbres, es hora de asumirlo y aceptarlo y de esa forma evolucionar en estos nuevos tiempos que nos han llegado o que nos han traído, eso da lo mismo la realidad sigue siendo la misma. No olvidemos que la política que hasta ahora hemos vivido ya es extinta y caduca ¿Cuál será la nueva política? Sólo el tiempo lo dirá.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor: Poesía y política

2 Comments

Deja un comentario

%d bloggers like this: