Press "Enter" to skip to content

Se están perdiendo los valores y principios

Debemos Saber La Verdad

Debemos ver la verdad sobre cada uno de nosotros los seres humanos

Durante los últimos años ha sido extraordinario y rápido el crecimiento tecnológico y científico que ha tenido el mundo, pero también ha sido muy grande la pérdida de principios, valores  morales y éticos de nuestras sociedades. Así mismo se han hecho daños terribles a la naturaleza, muchos irreparables y con mucha irresponsabilidad.

También es vergonzosa la corrupción que han enraizado en los gobiernos los líderes políticos electos democráticamente y  sus funcionarios. Con esa actuación de los políticos, las sociedades han aceptado la corrupción utilizándola para satisfacer sus intereses y beneficios personales.

La mayoría de las personas en las sociedades se han dejado de llevar por lo siguiente:

  • Que la viveza es la moneda que siempre es más valorada que el dinero bien ganado.
  • Que el hacerse rico de la noche a la mañana es una virtud más apreciada que trabajar honradamente por mucho tiempo, formar una familia a largo plazo, basándose en valores, principios y tener respeto por los demás.
  • Que las oficinas de gobierno y municipalidades parecen almacenes particulares, en donde los funcionarios y empleados deshonestos se llevan a sus casas todo lo que pueden y les hace falta y nadie hace algo para que la ley los castigue.
  • Que se sienta un triunfo si se logra robar la electricidad del vecino.
  • Que se inventen cosas a las horas de llenar declaraciones para no cumplir la ley, para sacar ventajas personales y para no pagar impuestos y eludir el fisco.
  • Que la impunidad sea un hábito en donde los presidentes, ministros, diputados, magistrados, alcaldes, sindicalistas, líderes de organizaciones civiles y otros no generan capital humano y solo buscan ventajas propias para ellos.
  • Que no haya interés por la ecología y las personas tiran la basura en las calles y luego reclaman a las municipalidades por no dar mantenimiento a los drenajes.
  • Que no exista la cultura por la educación, ni por la lectura, ni por el arte.
  • Que no haya conciencia ni memoria de la política, de lo que pasa en el país  y de la historia.
  • Que los presidentes, ministros, diputados, magistrados, muchos funcionarios, empleados y maestros públicos trabajan pocos días al año y cobran todo lo que pueden como que si trabajaran horas extras y fueran eficientes trabajadores.
  • Que los funcionarios públicos incluyendo diputados, hacen plazas  fantasmas para nombrar a sus allegados y también cobran comisiones mensuales a los empleados que nombran en puestos públicos.
  • Que los líderes magisteriales formen los sindicatos con maestros, solo para ver sus intereses personales y sus sueldos y poco les importan los estudiantes.
  • Que los líderes de organizaciones civiles manipulen y se aprovechen de mucha gente y hacen manifestaciones y bloqueos solo para obtener ventajas personales.
  • Que los líderes del Ministerio de Salud hayan formado muchos sindicatos, para presionar, sólo para que se acepten sus requerimientos y no lo hacen por el bien de la salud pública.
  • Que las personas que tienen muchas faltas, disfruten criticando a todos y así se sienten mejores personas y mejores ciudadanos, a pesar de que se compran cosas robadas o pirateadas, votan y vuelven a votar por políticos que mienten y nada real les ofrecen.
  • Que no haya respeto por los demás.

Más que una crisis económica, lo que estamos atravesando es una crisis de modelo  de vida, pero sorprende el conformismo con lo que gran parte de las sociedades lo contemplan y lo ven, como que si se tratara de una pesadilla de la que algún día se despertarán, esperando que nos salven aquellos que nos han llevado a ser víctimas y espectadores de lo que estamos viviendo.

Es necesario que todos recuperemos los principios valores morales y éticos, para que se recuperen las sociedades y la verdadera democracia.

Debemos darnos cuenta que los principios y valores has sido sustituidos por la viveza, el descaro, la irrresponsabilidad, etc. en un mercado en el que todo se vende y todo se compra.

Es un derecho y una obligación del ser humano restaurar su memoria, sus principios, valores y reclamar un futuro para las nuevas juventudes que necesitan reconocerse y ser reconocidas.

Tal vez no sepamos cual es el camino, tal vez no sepamos por donde se llega antes, pero lo que si sabemos son cuales son los caminos que no debemos tomar.

Espero que mis lectores, gente buena y tolerante, sabrán juzgar mis palabras por su intención más que por la manera que lo estoy escribiendo, para que los gritos de angustia no vuelvan sorda a la sociedad, que lo cotidiano y lo que está sucediendo no se convierta en normalidad capaz de volver de piedra los corazones de las personas en las sociedades.

Es importante que los humanos no dejemos de educarnos y de leer, que los pintores no dejen de pintar, que los músicos no paren de hacer sonar su música, que los poetas y escritores no dejen de alzar la voz y que todos trabajemos con honradez y responsabilidad para las futuras generaciones.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor: Historia no contada Primer intento del comunismo para controlar Guatemala

Be First to Comment

Deja un comentario

%d bloggers like this: