Press "Enter" to skip to content

Estados Unidos el final de su liderazgo

Sueños…

Ahora ¿quién tomará el liderazgo?

Según el premio nobel, Paul Krugman, Estados Unidos ha entrado en un período de declive, su liderazgo internacional se ha deteriorado. ¿Necesitan los países de este planeta un orden internacional?, el orden internacional ¿necesitará un liderazgo, una nación o grupo de naciones que sean el paradigma que todos queremos alcanzar?, desde finales de la Segunda Guerra Mundial, el orden internacional era claro: la guerra fría. Por un lado, Estados Unidos, al frente de un proyecto basado en el pensamiento liberal. Por otro, la Unión Soviética, con un proyecto de socialismo de igualdad de todos los habitantes de las naciones. Ambos paradigmas eran seguidos, a veces con cierto fanatismo por sectores políticos, intelectuales y trabajadores. Ambos paradigmas son fuente de inspiración para los grupos humanos. Ambos paradigmas eran relativamente falsos.

Luego de la caída del muro de Berlín, y el triunfo en claroscuro de Estados Unidos y sus aliados. El socialismo colapsó. Pero, Estados Unidos al triunfar perdió el rumbo de su liderazgo basado en una oferta de liberalismo democrático, es decir, democracias electorales y libertad de los individuos en los mercados competitivos. Estados Unidos, borracho de triunfo empezó a elegir dirigencias cada vez más conservadoras que finalmente han impuesto, no la democracia, aunque fuera formal, sino que la dictadura de evangélicos, conservadores, transnacionales de la informática, el comercio, las finanzas y el petróleo. Estados Unidos ya no es el líder que muestre un sistema social y político al que otros aspiren, es un país que se rompe en contradicciones, con una Corte Suprema de Justicia, orientada a desmantelar el Estado de derechos humanos e imponer la dictadura de las creencias.

Muchos anuncian el fin del imperio yanquee y su liderazgo mundial. No solo eso, al debilitarse la noción de democracia en el mundo, se pierde la confianza en los liderazgos y se inicia un período de confrontaciones internas. Todos los gobiernos, todos los líderes, todas las figuras públicas son cuestionadas. En la mayoría de ocasiones, con sobradas razones, por corrupción o ineficiencia. El mundo entra en un colapso que recuerda las películas del lejano oeste. Todos armados, el que saque la colt45 más rápido, y tenga pulso, sobrevive.

Pero, el asunto no es nada fácil. ¿Quién sustituya a Estados Unidos? No se vislumbra. Europa, está igual o peor que los yanquees. Los tres líderes tradicionales de Europa, Alemania, Francia y Reino Unido están en problemas de debilitamiento del discurso liberal, no credibilidad en sus liderazgos, estancamiento económico y fractura social por grupos corporativos que luchan internamente. China muestra potencialidad económica, pero no ofrece una alternativa de libertad ni oportunidad de expresión a las personas. Rusia, es una dictadura similar. ¿Podrá el mundo reconstruir una utopía democrática, equitativa y solidaria socialmente, que reconstruya el entramado social y permita vivir en paz y armonía, interna y externamente?

¿Qué pasa en el imperio gringo?

El FMI, en junio, rindió una declaración sobre la situación económica de Estados Unidos. Que deja entrever las debilidades y posibles salidas a la crisis en el gigante norteño, a la vez que muestra las esperanzas de mejora y las dudas de que todo empeore.

Un fuerte shock de la pandemia

La economía de Estados Unidos tuvo un efecto rebote después de la crisis de la pandemia y el cierre temporal del sistema económico. Sin embargo, los efectos positivos de una política de estímulo sin precedentes, combinados con las ventajas de una economía altamente flexible, que dieron un impulso inicial, se enfrentan a los riesgos de elevadas emisiones de dinero de la FED, que se han convertido en un gasto abundante sin respaldo, lo que se ha convertido en la peor inflación de Estados Unidos en décadas. El empleo no se recupera a la misma velocidad que el consumo, lo que provoca riesgos de una caída sin precedentes de la inversión y la producción. Un gobierno central con las manos atadas por su elevado déficit, que se hace insostenible, además de elevadas masas monetarias que provocan inflación acelerada, han llevado a la FED a una política contractiva. Las tasas de interés estarán subiendo en todo el período actual. Con amenazas de elevar de nuevo el desempleo y provocar descontento social.

Los Estados que conforman la unión, parte de criterios incompatibles para manejar la crisis económica y los problemas político-sociales subyacentes. Los Estados comerciantes del norte y el oeste tienen visiones modernas y progresistas. Los Estados del centro del mapa y el sur-este son conservadores. Surgen las tendencias por separarse de la unión de uno y otro lado del espectro político.

Las buenas noticias

Durante la pandemia se realizaron “ajustes salariales para los trabajadores de menores ingresos, que han reducido la polarización de ingresos, la pobreza se redujo al 9,1 % en 2020 (desde el 11,8 % en 2019) y hubo reducciones aún mayores en la pobreza para los hogares encabezados por mujeres, los niños, los afroamericanos y los hispanos.” Aunque la fuerza laboral refleja la nueva realidad estructural del mundo más desarrollado. La sustitución del humano por las modernas tecnologías de la inteligencia artificial. Únicamente bancos, financieras y grandes corporaciones empresariales han mostrado capacidad de sobrevivir, a costa de ayuda del gobierno, con su nefasto endeudamiento público. Ayudar a sobrevivir a estos sectores ha generado una enorme ilusión monetaria, la economía goza de una liquidez impresionante, sin una base productiva real, que amenaza con profundizar las crisis.

En general los sectores financieros y comerciales muestran altos niveles de endeudamiento que los hacen presa fácil ante un shock inflacionario. El sector externo de Estados Unidos, tradicionalmente una de sus fortalezas, está debilitado. La cuenta corriente aumenta su déficit a medida que los consumidores cambian su demanda de servicios a bienes. Mientras la pugna comercial con China cierra los canales comerciales.

El desafío de la inflación

Los riesgos aumentan con las limitaciones de la cadena de suministro, multiplicados por las amenazas de bloqueo de Rusia y China. Pese a todo, la inflación, es la mayor amenaza para Estados Unidos y para el mundo. Cuando se creía, que el objetivo de inflación era la solución final para contener la inflación en rangos de estabilidad, los aumentos de los energéticos, las continuas interrupciones de suministros globales y la incertidumbre en la geopolítica mundial son combustible para la inflación gringa y sus impactos en el mundo se aceleran.

Ante tales amenazas, el mercado laboral enloquece. Las presiones salariales se extienden a todos los segmentos del trabajo, así mismo los trabajadores cambian de empleo con mayor frecuencia que en la antigüedad.

Reducir las presiones de salarios y precios

Cuando aparece la crisis se presentan las paradojas del sistema. Para mantener la estabilidad económica hay que contener la inflación con alzas en las tasas de interés, devaluación de la moneda, menor crédito en la economía, baja en la inversión, cierre de empresas y desempleo. La estabilidad de la economía aumenta la inestabilidad social, los enfrentamientos entre distintos grupos sociales con distintos intereses.

Los indicadores económicos y sociales

Los indicadores de Estados Unidos que se muestran en la siguiente tabla generan temor e incertidumbre en el mundo. Se acelera la necesidad de cambios en nuestra forma de organizar la sociedad y nuestra relación con la naturaleza. Hay que retomar el respeto a las otras especies, animales y vegetales la vida no puede continuar sin ellos. Y, hay que solucionar algunos puntos de fractura cruciales como lograr los derechos de la mujer y otros grupos minoritarios, promover la inclusión social de todas las personas y la inclusión en los derechos a la vida y la libertad a todas las especies que anidan en el planeta. La tarea es exorbitante.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del Autor Inseguridad cibernética, la amenaza final

%d bloggers like this: