Diálogos internos a Corazón abierto

Desde la ventana de mi alma

Nuestra alma viajera hoy habita en lo más recóndito de nuestro ser, única e insustituible, la que nos hace distintos e inigualables, la que nos convoca a un diálogo interno a corazón abierto para luego actuar de manera afín al conocimiento del propósito trascendental.

Empezando desde ese supremo instante de nuestra concepción cuando corrimos a millón segundos, movidos por el deseo de encarnar y venir a este espacio azul, desde un infinito donde todo es luz; y navegamos sin prisas en barquitos de papel hasta llegar al puerto de lo que sería nuestra nueva casa, un contraste, entre lo divino y terrenal, un mundo dual donde debemos aprender a dirimir entre lo bueno y lo malo, entre el amor o el desamor, la muerte o la vida.

El amor es la vida y escogimos vivir.
Encarnamos en un cuerpo, llenos de curiosidad y de asombro, traviesos y esquivos a la vez, nos entregamos a la vida dejando las estrellas tan arriba de nuestras cabezas, dejándonos atrapar en esta esfera color azul. Este planeta llamado Tierra.
Y surcamos los espacios, los días y las noches, y nos llenamos de asombro ante tanta belleza, sin duda existe un diseñador supremo para hacer de los contrastes una maravillosa obra de arte. La Naturaleza, un cuadro infinito de belleza, con susurros de viento, con caricias de brisa, con melodías en las voces que solo el alma es capaz de emitir, en el abrigado paisaje de una primavera estacionada en las frondas de un bosque perpetuado en un lugar sin tiempo.

Pero un día el alma se cansa, y exhausta en un pequeño rincón muy nuestro, caemos rendidos, y la brisa fresca sopla sobre nuestra humanidad a tal punto que nos inundamos de río, de peces y caracolas, y pájaros curiosos vuelan circundando el cielo. Y precisamos este instante para sabernos vulnerables.

Despertar nuestra sensibilidad es lo que nos permite amarnos, y entender que somos parte de un todo y de todos. Que nos duele el dolor del otro, pero cuesta expresarlo. Nos circunda el misterio tras el amor, y en contraste solo el amor descorre las cortinas de los misterios.

Cuando llegamos a este mundo, es el llanto nuestro primer canto, como un himno a la existencia que nos espera descubrir, como un extraño preámbulo de aquellos que les toca el sufrimiento como un estigma, el mundo es así, un contraste entre la justicia y la desidia, de risa y llanto, de lucha por sobrevivir y de inercia de los que ya rendidos no encuentran la senda en sus vidas, de los que viven sin esperanza.

Y nosotros, los que caminamos con la mirada cautiva en la esperanza, los que aún creemos en el milagro del último minuto, como un suspiro que nos detiene a la vida, estamos aquí, gestando semillas de paz aunque amenazada por la inconsciencia de unos cuantos, somos más los que caminamos despiertos en este mundo donde se pretende mantenernos dormidos, vibrando bajo, impidiendo elevarnos por sobre lo que nos reduce nuestra capacidad de pensar y evolucionar como almas y como ser.

Nuestro trabajo cotidiano es por lo tanto, gestionar nuestra transformación como individuos desde el lugar que ocupamos en el mundo, hacer de nuestro espíritu una antorcha que alumbre el camino de quienes nos quieren seguir, aumentar esa masa crítica de quienes creemos que es posible salvar el mundo desde nuestra salvación personal, con la mirada puesta en una humanidad donde predomina el amor a pesar de todas las mentiras que nos han dicho. Existe una verdad absoluta.
Y esta verdad habita dentro nuestro, es nuestra esencia, la divinidad, la intocable alma que siempre quiere elevarnos a estados superiores por sobre lo meramente terrenal.

La autora es docente, poetisa y columnista internacional.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor Antonio García Castro y su poesía

Lucy García Chica

Lcda. en Ciencias de la Educación. Universidad Estatal.Guayaquil. Lcda. en Filosofía y Letras. Universidad Central del Ecuador. Columnista Periódico "EL SOL" Cartagena- COLOMBIA. Columnista Diario. La TRIBUNA. México. Articulista: Revista TOP MAGAZINE. Orlando-Florida Articulista Diario EXTRA. San José. Costa Rica. Articulista periódico Canarias Opina. Telde, Islas Canarias. ESPAÑA. Escribo por vocación para comunicar y por necesidad vital, creo que la palabra escrita es inmortal y es el acto libertario mas poderoso que existe y más aún podemos crear sinergia colectiva a través de la lectura. Escribo para divulgar mis emociones recogiendo metáforas simples o complejas, que me permitan meditar para existir y coexistir buscando la armonía con mis congéneres, y para celebrar con la palabra la belleza de la vida y el universo.

One thought on “Diálogos internos a Corazón abierto

Comentarios cerrados.