Press "Enter" to skip to content

Somos títeres de nuestra creencia

Salud y Mente

El enemigo real, potencial y número uno es “nuestro pensamiento” si nuestro pensamiento no está a nuestro favor estará totalmente en nuestra contra.

Tenemos más de 90,000 pensamientos en el día, para que se hagan una idea si un día tiene 86,400 segundos en total y nos mantenemos despiertos una media de 16 horas, que son 57,600 segundos, esto quiere decir que tenemos más de un pensamiento por segundo, pensamientos de todo tipo (recuerdos, imaginaciones, interpretaciones, juicios valorativos, planes, decisiones etc.…)

Sin embargo, tener tantos pensamientos no es el problema, el problema es el “pensamiento automático enquistado” pero ¿de dónde vienen esos pensamientos automáticos? y ¿por qué causan tanto daño psicológico?

Pongan atención al siguiente esquema: situaciónpensamiento automáticoemociones (usualmente negativas) – conductas (inadaptadas) – respuestas fisiológicas.

Ahora desglosemos. Situación: tenemos situaciones de todo tipo, económicas, académicas, sociales, relaciones amorosas, políticas, religiosas, situaciones injustas, otras más justas, situaciones raciales, clasistas, ideologías, dogmáticas etc. Esas situaciones desencadenan Pensamientos Automáticos: estos pensamientos automáticos originan en la etapa de la niñez (0 – 8 años) en esta etapa es en donde los niños comienzan a formar autopercepción y autoestima la cual es construida por sus figuras significantes, entiéndase, padres, hermanos, familia, sociedad, maestros, y lideres en general. Aquí es también en donde se comienza a codificar y almacenar lo que será a futuro la visión del si mismo, de los demás y del mundo.

Es en esta etapa en donde hemos heredado las creencias religiosas, la política y el equipo de foot ball, al punto de volverlas una realidad absoluta, sin lugar a cuestionar, a debatir o revalorar lo aprendido. Lamentablemente es aquí en donde inicia el racismo, clasismo, homofobia y rechazo a todo lo que sea diferente a lo que se tiene como “sistema de creencias”. Cuando entonces aparece algo que se sale de lo que aprendí era lo “normal” comienza un conflicto interno que genera Emociones: estas emociones generalmente serán negativas, emociones como la tristeza, ira, desagrado, angustia, frustración harán su aparición y nos darán Conductas como: estar irritables, confrontativos, en ensimismados, negativos; de igual manera surgen las respuestas fisiológicas como: llanto, hiperventilación, temblor, sudoración, taquicardia, elevación de la presión sanguínea y muchas más.

El problema no es la situación, sino, los pensamientos o creencias que se tienen de esa situación. los pensamientos automáticos y creencias preestablecidas en relación con que la raza negra es inferior, es lo que los hizo esclavos, misma creencia de que su vida no vale y por eso los han asesinado, una creencia que lamentablemente sigue vigente y promovida. Los pensamientos automáticos y dogmáticos de Hitler en relación con que la sangre de los judíos no era pura y que ellos eran una raza inferior, llamándolos ratones por sus rasgos físicos, llevo a Hitler a cometer genocidio, sin ir tan lejos lo mismo pasó en nuestro país en 1960 a 1996. En la actualidad siguen saliendo situaciones que generan pensamientos automáticos y dogmáticos en relación con la homosexualidad, en donde hay creencias desde que tiene una desviación, hasta que son violadores, o defectuosos, esto ha fomentado el odio a la diversidad y ha incitado a la violencia dando como resultado la muerte y/o violación de chicos y chicas en manos de homofóbicos. Y todos esto por el “pensamiento automático”, porque no nos damos la oportunidad de investigar y analizar si lo aprendido en los esquemas primarios es real y en dónde están sus bases, ¿tengo que creer esto sólo porque a mis figuras significantes no les agrada lo que es diferente a su sistema de creencias o valores?

Es por eso por lo que, el gran problema del ser humano es cómo hace uso de su pensamiento. Sócrates lo sabía, de ahí nace el diálogo socrático con el cual pretende que las personas obtengamos respuestas por medio de la mayéutica, es decir, que las personas tuviéramos la capacidad de evaluar, retar y reestructurar nuestras creencias por medio de preguntas como: ¿Qué te ha hecho creer esto? ¿Puedes verificar su veracidad? ¿Hay otra manera de ver esto? ¿Has pensado en el punto de vista de la otra persona? ¿Cómo afecta a X o Y?  a esto se le llama reestructuración cognitiva, es decir desaprender pensamientos inadaptados, para reaprender pensamientos sanos. Al evaluar los pensamientos enquistados que se han formado en los llamados esquemas primarios (0 – 8 años) tendremos capacidad de promover cambio, que como consecuencia dará emociones sanas, conductas adaptadas, y tendremos salud física.

¿Ahora comprendes la importancia de pensar sobre lo que pensamos? si logran retar los pensamientos automáticos que tienes de las diferentes situaciones, entonces tendrás 90,000 pensamientos al día actuando a tu beneficio y no en tu contra, desarrollarás opinión propia, empatía, humanidad, conocimiento, sabiduría.

No olvides tu único enemigo real y potencial es lo que PIENSAS.

Puedes consultar otras publicaciones de la autora en: https://elsiglo.com.gt/2022/05/01/inexistencia-cuando-la-depresion-consume-tu-mundo%ef%bf%bc/

Libre emisión de pensamiento.

One Comment

Comments are closed.