Press "Enter" to skip to content

Se debe terminar con la corrupción

Debemos saber la verdad

Desde el año 2,000 los funcionarios públicos electos democráticamente han hecho malos gobiernos, cada uno peor que el anterior y han enraizado más y más la corrupción en el Estado, en el Congreso y en las Municipalidades e involucrado en la corrupción a muchos contratistas y personas privadas.

El pueblo debe aprender a vivir en verdadera democracia para controlar a sus gobernantes y funcionarios y debe hacerlo todo el tiempo, mediante mecanismos de participación directa o indirecta porque confieren legitimidad a sus representantes, al representarlos con su voto.

La corrupción se da en todas partes del Estado, del Congreso, del Organismo Judicial, de organismos descentralizados y de Municipalidades.

Muchos políticos y funcionarios hacen creer a la gente que la corrupción es inevitable, pero peor aún, muchos creen y/o dicen que es necesaria y por eso la corrupción ha aumentado considerablemente desde el año 2,000 en los gobiernos, congresos y alcaldías. Con esta corrupción no se puede hacer mucho para cambiar el país.

Para que la corrupción no termine con el sistema democrático, se debe votar por presidente, diputados y alcaldes que demuestren ante los electores que son honestos, responsables y que públicamente digan que terminarán con la corrupción y con la irresponsabilidad de los funcionarios públicos. También se debe ganar en el Congreso la mayoría de diputados que sean honrados y responsables para que con esa mayoría se logre ganar la lucha para erradicar la corrupción con cero tolerancia, para cambiar el país para siempre y sea de beneficio para las nuevas generaciones.

Lea más del autor en: https://elsiglo.com.gt/2022/07/03/se-debe-evitar-la-delincuencia%ef%bf%bc/

Libre emisión de pensamiento.