Capitalismo socialista, el poder de China: realidad y estrategias

Soliloquios de José Franco

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido uno de los mayores poderes reales de este mundo en el que vivimos y en realidad es algo que comparte con el Banco Asiático de Desarrollo en la que China es su referente y que está arrinconando al FMI.

El sistema nuevo que tiene la firma de esta potencia se llama “Capitalismo socialista” y consiste fundamentalmente en reducir la clase baja incrementando la clase media y media alta. En un país de 1.390 millones de habitantes del mundo, en el año 2017, más de 300 millones ya eran de clase media-alta. En la actualidad ya acerca a los 600 millones.

Existe un problema social. Con seguridad al incrementar ese nivel de vida, en el mundo occidental se suelen solicitar reformas sociales y políticas. En su caso no, pues son conscientes que es el sistema el que genera su bienestar y por ello prefieren omitirlas a condición de mantenerlo y seguir mejorando materialmente.

Ese sistema se está exportando o se está intentando exportar al exterior. Ese sistema no es autosostenible y precisa producir en otros países y para ello busca en África, Europa o Latinoamérica que se adaptan a las condiciones marcadas por el gigante asiático. Primero se expandió por los desheredados, mucho más fáciles, al ser ignorados por las grandes potencias, de la Tierra como pasó con África. Un ejemplo es Angola en la que se quedó con los derechos de explotación del petróleo, durante 50 años a cambio de la construcción de determinadas, infraestructuras.  En la actualidad ha apostado por el petróleo ruso, con el conflicto europeo y a cambio tendrá su apoyo como “aliado” y otras contraprestaciones.

En Latinoamérica por ejemplo los suministradores de soja para ellos son Brasil y Argentina y las condiciones las marca el gigante asiático.

De hecho, controlan más del 80 % de África y Latinoamérica.  En Europa ha entrado de forma diferente pero ya se ha establecido y controla parte de sus estructuras económicas y de ocio. En España más del 70 % de sus establecimientos de ocio y restauración se encuentra bajo control chino y de su población que los explotan.

Su talón de Aquiles se encuentra de momento en dos puntos, en el carbón y en el agua. En el primer caso más de un millón de personas  chinas dependen directamente del mismo (carbón) y se ve obligado a importar agua para satisfacer sus propias necesidades y la nueva realidad que se está generando.

Políticamente tiene sus consecuencias y si bien tras la retirada de Angela Merkel ahora los pesos más pesados en Europa son Italia y Francia, pues Alemania se queda relegada a un discreto segundo plano.

Interesa terminar con la City Británica para ello es objetivo no sólo militarmente en el caso del conflicto Rusia-Ucrania (así lo manifestaron responsables soviéticos), sino que es necesario desestabilizarla y quitar a un político impredecible  como es el caso de Boris Jhonson ¿Acaso cree alguien que es casualidad su dimisión?, otros políticos a abatir son Macron y Pedro Sánchez, no por su relevancia, de este último, que es ínfima, sino por el afán de notoriedad que busca constantemente y eso es muy incómodo en un país que se ha destacado por su prudencia y discreción, su forma de trabajo.

Por otro lado, Estados Unidos tiene un socio estratégico vital en estos momentos que es Marruecos y para ello tiene a España que ha de servir de herramienta para sus fines políticos en ese aspecto. Un país debilitado y con numerosas fallas por las que se precisan apoyos.

Trump, un político impredecible y de extrañas actuaciones fue eliminado de la ecuación, pues su enfrentamiento con China era manifiesto y conflictivo, a pesar de ser apoyado por su aliado Rusia o por Putin. Ahora en la legislatura de Biden, mucho más centrado y mejor interlocutor de negociaciones, con el que se puede llegar a una entente cordial y comercial a cambio seguramente de algunas pequeñas concesiones útiles para ambas potencias.

Tened asumido que la nueva política que se va a establecer, a nivel global, se va a llamar capitalismo socialista con la complicidad de Estados Unidos y la colaboración de Rusia y Emiratos Árabes, miembros de la OPED en la que el mundo va a ser el mantenedor no sólo de su sistema político y su entorno. Europa, además de ser uno de sus suministradores de determinados productos, se convertirá también en el lugar de esparcimiento de sus más de 500 millones de clase media.

Para terminar, no debemos ignorar que dispone de más del 45% de títulos de deuda de Estados Unidos y no menos en el caso de Europa, con lo que a la hora de negociaciones es una herramienta de excepcional efectividad.  Eso le sirve para mantener la estabilidad de su moneda el Yuan y el fortalecimiento y crecimiento de su criptomoneda el eYuan para el futuro.

Como colofón recordar que la economía y la geopolítica son las dos caras de la misma moneda, en la que Turquía seguirá marcando un eje vital en gran parte de muchas de las disputas no resueltas y en las que podrá seguir imponiendo sus estrategias, siendo apoyado por el gigante asiático, tanto en temas regionales como en temas occidentales.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor Los mandamientos del Masón

José Luis Ortiz

Nacido en Zaragoza, España el 11 de julio de 1967. Escritor, actor, poeta y columnista internacional. Licenciado en Magisterio, Postgrado de Informática y Postgraduado en Hipnoterapia.

One thought on “Capitalismo socialista, el poder de China: realidad y estrategias

Comentarios cerrados.