Press "Enter" to skip to content

La cultura, el arte y literatura: solidaridad y alternativas

Soliloquios de José Franco

Estamos viviendo momentos y tiempos que nunca habríamos imaginado como sociedad, en el mundo. Nuestras vidas han cambiado en un tiempo tan corto. No es fácil afrontar, pero la cultura, el arte y la literatura reman juntos para ser una alternativa factible, real y auténtica.

La cultura se ha convertido en resiliencia y son las personas que se reúnen en su entorno para superar estos duros momentos a los que nos enfrentamos, frente a prioridades políticas y económicas que parece fuerzan a la sociedad a un determinado rumbo de profundo cambio social.

Somos las personas, hombres y mujeres el centro de las sociedades y es el momento que es preciso demostrar que no se va a dejar de lado a nadie, a esas personas que se encuentran en la vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social y ahí está la cultura, el arte y literatura con iniciativas como  las de Alicia Muñoz Verri, productora y presentadora  del programa “Albores de poesía, Arte y Música y algo más “  que le dio a los sin techo la oportunidad de darle voz, a esos artistas y poetas ignorados e invisibles pues no tienen altavoz.

O la iniciativa de Wilson Enciso Rogelio con su campaña de donaciones de libros por las escuelas, para la máxima difusión de la cultura y la literatura allá donde no puede llegar con su campaña “Una novela para cada escuela”, para la promoción de la lectura directamente a la juventud directamente de la voz de sus autores.  

Seguiremos apostando por la esperanza que nos ofrece la cultura en general y si bien tarde o temprano esta crisis llegará al final,  seguiremos apostando por este mágico mundo con alternativas como la que nos expone el innovador Maximiliano Curcio, con su segundo libro de imágenes metáfora viviente del mundo que estamos viendo nacer. En esa ocasión juega con la magia de la imagen y la fotografía, alma y recreación de la palabra.

También tenemos que hacer referencia a aquel arte y literatura que nos recuerda nuestras obligaciones con nuestros derechos y los derechos de la Tierra a la que tanto hemos castigado innecesariamente.

Seguiremos aplaudiendo desde esta columna a todas esas personas inquietas que trabajan desde la emoción, la palabra o la imagen y que se están dejando la piel para ofrecernos porciones de sueños e ilusiones.

Lo invitamos a que lea más del autor en: https://elsiglo.com.gt/2022/07/20/capitalismo-socialista-el-poder-de-china-realidad-y-estrategias/

Libre emisión de pensamiento.