Press "Enter" to skip to content

Aprendamos a negociar

Petardo

El martes, mientras los enviados avanzaban en las negociaciones de paz, Rusia ofreció concesiones que mostraron un rumbo más realista para la guerra en Ucrania y al mismo tiempo indicaron que no existía ningún apuro en poner fin al conflicto, según diplomáticos y analistas.

El viceministro de Defensa de Rusia, Alexander Fomin, presentó la decisión de “reducir de manera drástica” la actividad militar alrededor de la capital ucraniana, Kiev, y una ciudad al norte, Chernígov, como gesto “para aumentar la confianza mutua en negociaciones futuras”. Pero el avance ruso en el norte ya se había estancado, los soldados alrededor de Kiev asumen posiciones defensivas ante los contrataques ucranianos en ese lugar y cerca de Sumy, al este del río Dniéper, donde a Rusia se le ha dificultado rodear al Ejército ucraniano.

“Desescalada es un eufemismo para retirada”, afirmó Lawrence Freedman, profesor emérito de Estudios Bélicos en el King’s College de Londres. “Rusia está ajustando sus metas a la realidad, porque la guerra es muy empírica”, comentó. “No es una estrategia decir que se están concentrando en el Donbás, porque en realidad eso es todo lo que pueden hacer”.

No obstante, la retirada no es una rendición y otros advierten que el progreso que se logró el martes no significa que Rusia esté lista para hablar con seriedad sobre poner fin a la guerra. Eso requeriría un mejor resultado que el presidente ruso, Vladimir Putin, pudiera presentar ante sus gobernados como una victoria.

Rusia y Ucrania sellaron el viernes sendos acuerdos con Turquía y la ONU para desbloquear la exportación de granos a través del mar Negro y aliviar la grave crisis alimentaria mundial, un avance diplomático después de cinco meses de conflicto. Tras varias rondas de negociaciones, las delegaciones rusas y ucranianas firmaron en Estambul dos textos idénticos pero separados, ya que Ucrania se negó a rubricar ningún documento con Rusia. El pacto, negociado desde abril bajo auspicios de la ONU y de Turquía, establece “corredores seguros” para que los barcos ucranianos puedan entrar y salir de tres puertos del mar Negro: Odesa y sus satélites Pivdenny y Chornomorsk.

Mientras Rusia y Ucrania negocian diplomáticamente, en Guatemala hemos sido incapaces de arreglar el conflicto entre Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, se remonta a 1862 cuando el primero de los municipios inició un proceso de separación, aunque otros sostienen que desde la época colonial ambos pueblos mantenían enfrentamientos, según algunos historiadores. Por otra parte, hemos tenido conflictos que han sucedido en Guatemala como, crisis humanitarias con miles de muertos. Masacres a poblaciones indígenas por ambos bandos. Desplazamiento forzado. Desaparición forzada. División social​​. Aumento de la pobreza​. Violaciones a los derechos humanos​. Genocidio​​. Es momento que aprendamos a resolver nuestros problemas.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor: Anécdotas de la huelga de Dolores

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: