Press "Enter" to skip to content

Copulación Cultural

Preludios Opinionistas

Doña Isabel expresaba a su amiga Leonor: hasta que vio los hechos se convenció, él se aprovechó de su amor de su agonía de eyección y/o de su copulación, de su bondad, fingió quererme, mí dinero lo mantuvo y sostuvo, por eso la relación no funcionó, sólo prosperó el sexo. Pero el nacimiento de la cultura imperó.

Fue una realidad radiante de verdadera mentira enfermiza. El espíritu social y calor humano fingido, me permitieron continuar sobreviviendo a la mentira del amor. Todo fue una tufarada “amorosa”, camuflada por interés, el amor nunca existió, sólo la relación de sexo hipócrita. Sentimientos nunca existieron en él, sólo el de ser “amigo con derecho o amantes sin deberes“, ni modo amiga Leonor, así es este mundo sibilino y protervo. Eso sí, mi sentimiento sigue noble, con esa breve fisura.

En fin. La vida es una cultura de arte, que se tiene que esculpir. Los aplausos son antes que baje el telón. Mientras tanto, hagamos música  teatro, cuentos, novela  opiniones, y etcéteras, porque esa es la vida misma, que nos otorga todo, está ahí. Pero, hay que, estar claro, de lo cotidiano nace todo lo que es cultura de las artes, uno se muere, y la cultura continúa su rumbo, ésta nunca fenece, más bien se prolifera.

Pero es sabor que siempre ha existido. Desde su nacimiento existe un extraño equivalente a un bosque de fantasía, y realidades, que viven en un silencio entonando, silbando una hermosa melodía de notables sentimientos sin fin, y fluye un río de emociones, desde su nacimiento hasta hoy desconocidas.

La realidades de los tiempos, siempre han pregonado: no sé quién soy, ese es el filtro necesario que sonríe, repite la voz locamente enamorada, donde él acaricia con pétalos la hermosa silueta, donde sus cálidas manos y mente escriturante provocan un incendio incontenible con los partos de la cultura de las artes cualesquiera que éstas sean, repletas de pasión, emoción y etcéteras, por esta vida o muerte. Y nos arguye: Aún en la distancia estoy a tu lado, siendo el tiempo y viento los mejores mensajeros

Sin embargo, quisiera ser perro para tener rabia y ser desagradable o agradar por el mordisco que daré. Mejor me degusto en los insondables recovecos de mi mente.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor: Presento mi libro número 17 Odisea en la Esperanza y Trampa

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: