Press "Enter" to skip to content

El embuste del subsidio

Evolución

Si usted tuviera todo el dinero del mundo, ¿en qué se lo gastaría? Aún sin esa limitación, haría elecciones con base en las prioridades dadas por su particular escala de valores, porque incluso con una fuente inagotable de recursos, su tiempo para disponer de ellos sí es limitado. Dado que los recursos de los que cada uno de nosotros disponemos son más bien limitados, resulta mucho más fácil ver que tratamos de hacer el mejor uso de ellos, dentro de nuestras particulares limitaciones, para satisfacer las necesidades y apetencias que son más importantes para nosotros.

En otras palabras, el punto que estoy tratando de hacer valer es que, en economía, el costo más importante que tienen nuestras decisiones es el costo de oportunidad, es decir, el costo de dejar de adquirir otros bienes por haber adquirido los que escogimos. La generalidad es que nuestras decisiones se encaminan a asignar recursos a actividades cuyo costo de oportunidad es menor. La prueba más elemental es que por lo general las personas satisfacen sus necesidades básicas primero y luego atienden otras apetencias dentro de sus posibilidades, antes de despilfarrar sus recursos en bienes superfluos o innecesarios. Toda decisión que implique la asignación de recursos para un determinado fin tiene un costo de oportunidad, es decir, qué otra cosa se pudo haber hecho con esos recursos. Y ello aplica tanto para las decisiones privadas como para el uso de los recursos que hace el gobierno, los cuales, por cierto, son nuestros porque nosotros los producimos y los pagamos en impuestos.

En todo mercado, de cualquier bien, existe una demanda y una oferta, que usualmente se representan como agregados de las decisiones individuales. Las “curvas” de ambas se pueden entender como funciones del costo de oportunidad, las cuales son crecientes en la medida que se demandan o producen más unidades. La curva de demanda tiene una pendiente hacia abajo debido a que una persona está dispuesta a adquirir una unidad adicional de algún bien solo si su precio de compra es menor, porque adquirir una unidad adicional tiene un costo de oportunidad mayor porque deja de satisfacer otra necesidad. La curva de oferta tiene una pendiente hacia arriba porque una persona está dispuesta a producir una unidad adicional de un bien sólo si su precio de venta es mayor, porque producir una unidad adicional tiene un costo de oportunidad mayor, porque en la medida que se producen más unidades de algo, los recursos que se necesitan para producirlo se vuelven más escasos, lo que implica que los costos de las unidades adicionales se incrementen. En un mercado libre, se tiende a producir la cantidad de bienes que coincide con la cantidad demandada de esos bienes a determinado precio, lo que comúnmente de denomina “equilibrio”.

La virtud de un mercado libre es que crea valor lo cual se traduce en “excedentes” o beneficios tanto para consumidores como para productores. Esta creación de riqueza, de valor, o excedente social se produce gracias a las diferentes valoraciones que existen entre consumidores y productores, de manera que ambos se benefician de estos intercambios hasta el punto en que se equilibra la cantidad y precio. Cuando se introduce un subsidio, el efecto es que se “abarata” artificialmente el precio de un bien, de manera que a menor precio, la cantidad demandada será mayor que la cantidad que el mercado hubiese demandado al precio sin el subsidio, suponiendo una demanda relativamente “elástica”. La “elasticidad” de la demanda se refiere a la variación que habrá en la cantidad demandada respecto de variaciones en el precio. Por ejemplo, si el precio de los combustibles sube, la gente los consume menos; aunque, por su importancia en muchos procesos, los combustibles tienden a tener una demanda relativamente más inelástica que otros bienes. Dado que con el subsidio se demanda una mayor cantidad de lo que se hubiera demandado sin él, y dado que para esa nueva cantidad demandada gracias al subsidio, el precio de la oferta para esa cantidad es mayor, sin entrar en otras consideraciones pasan dos cosas. El productor que recibe el subsidio se beneficia por un valor equivalente a la diferencia entre ese precio mayor y el precio de mercado, multiplicado por todas las unidades vendidas, incluidas las adicionales gracias al subsidio. Los consumidores se ven beneficiados por un valor equivalente a la diferencia entre el menor precio que estarían dispuestos a pagar para esa nueva mayor cantidad y el precio de mercado, multiplicado por todas las unidades vendidas, incluidas las adicionales. A simple vista, pareciera que el subsidio es beneficioso. Sin embargo, para otorgar ese subsidio el gobierno tiene que gastar recursos. Cuando se consideran todos los “beneficios” que se obtienen del subsidio y se deducen los costos en que se incurre para pagarlo, y luego se compara con los beneficios que se dan en el mercado sin el subsidio, se advierte que el excedente con el subsidio es inferior al excedente del mercado sin el subsidio, por lo que en realidad el subsidio resulta ineficiente porque produce una pérdida social.

Cuando se consideran otros factores como el costo de oportunidad de los recursos empleados en pagar el subsidio, resulta aún más evidente su inefectividad. En otras palabras, si esos recursos que se nos expolian para pagar un subsidio para nosotros mismos, hubieran sido empleados de forma mucho más eficiente y menos costosa para la sociedad, si se hubieran quedado en nuestras manos y se les hubiese dado un uso productivo en lugar de convertirlos en un gasto inmediato que resulta inútil. Sumado a ello, habrá que considerar que parte de ese costo es con endeudamiento, el cual tendremos que pagar en el futuro. Así que no se trague el embuste que el subsidio es para su beneficio, porque ese falso alivio, pan, que usted recibe hoy, ciertamente será hambre que sufrirá mañana.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Lea más del autor: Seguro de responsabilidad civil para todo vehículo

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: