Press "Enter" to skip to content

VENDIENDO IMÁGENES

La inversión del Renacimiento

Al leer este epígrafe la gran mayoría de personas pensaría en artículos que son expuestos al público en algún centro comercial o en algún mercado público.

Pues no, no se trata de venta de objetos; es otro tipo de venta.

Hoy en día se habla mucho de Mercadotecnia y con ella de estrategias de mercado.

La estrategia se refiere a la mejor forma de poder hacer algo.

Con la Mercadotecnia tenemos mercadotecnia para todo.

Uno de los grandes en esta área Philip Kotler dice que: “La Mercadotecnia es una actividad humana cuya finalidad consiste en satisfacer las necesidades y deseos del hombre por medio de los procesos de intercambio”.

Si no vamos a hablar de objetos a qué se refiere el “vender imágenes”.

La venta de IMÁGENES está en la política.

Expliquemos los conceptos que forman la definición de Mercadotecnia de Kotler:

Una necesidad humana es la privación de algo que siente cualquier ser humano.

Los seres humanos tenemos que decir que siempre sentirán privación de algo porque no nacen perfectos. Ahora tenemos que aclarar que hay de privación a privación. Hay seres humanos que con nada quedan satisfechos.

Los deseos humanos se manifiestan mediante los procesos de culturización.

Se quiso con la globalización moldear de manera universal los deseos de las diferentes culturas para llenar los mercados pretendiendo construir gran comercialización a menor precio y así generar grandes fortunas.

Los hechos de la problemática del comercio hoy en día nos demuestran que no era tan fácil.

Los deseos de los seres humanos se amplían pero esto no quiere decir que satisfagan sus necesidades.

Los deseos de las personas son las demandas que se tendrán de éste o el otro producto.

Un producto es lo que se ofrece a la sociedad para satisfacer las necesidades humanas, para satisfacer los deseos. Estos productos constituyen el mercado que se tiene.

Habiendo hecho el desglose del concepto mercadotecnia vamos a ver qué es lo que se está vendiendo en los mercados de este mundo global.

“La venta de imágenes” se refiere a la creación de un producto que se llama “político” para venderlo en el mercado, que es su país, para llenar las necesidades de una vida digna de sus conciudadanos.

El mercado son los compradores potenciales y reales.

Por eso vemos las campañas políticas dedicadas a identificar las necesidades, prometer que serán satisfechas y al mismo tiempo destruir el producto o imagen que crean los contendientes o sea los otros partidos.

La imagen del político se crea analizando valores morales, necesidades y deseos de la población en cuestión y se crea al ciudadano que reúne todos esos elementos.

Somos testigos hoy en día de los políticos que ofrecen satisfacer todos los deseos y necesidades de sus conciudadanos y por sus hechos se demuestra que son nada más que producto de una mercadotecnia.

Estamos siendo testigos del reparto del mundo por políticos que son sólo una imagen de lo que dicen ser porque tan pronto se hacen del cargo comienza a verse la carencia de lo que prometieron hacer.

El mundo se quiso invadir de necesidades y deseos de cualquier cultura pero como lo que se pretendía, mediante la globalización, se ha visto que no puede ser posible porque por un lado los países necesitan de una infraestructura que la gran mayoría no tiene; también se necesita de una educación digital y hay un porcentaje alto de población mundial que son analfabetas digitales.

Decir que un partido político llenará los deseos y las necesidades de sus conciudadanos tiene que ver con la moral, tema que se confunde muchas veces con religión.

¿Qué cosa es la moral?

La moral se ve en las acciones; la moral no necesita de religión: en las acciones se demuestra si se tiene una conducta que corresponde al respeto por los otros.

La moral tiene por fundamento valores.

Los valores hoy en día, los fundamentos del respeto por el otro y por la naturaleza han sido trastocados con la mercadotecnia, que se ocupa de llenar las necesidades y deseos humanos.

Los deseos humanos hoy están en la competencia del producto comercial.

Los valores del respeto por el otro y la naturaleza hoy en día están en el plano de lo bursátil. Lo anterior ocurre con la mundialización de la cultura para crear necesidades humanas iguales para un mayor mercado.

Como dice Karl Otto Apel en Estudios Éticos “los hombres no pueden dejar las normas morales como si fueran hipótesis de la ciencia empírica…”

Como ya mencionamos no pudo ser posible, como se deseaba, construir esas necesidades mediante globalización y mundialización

No lo pueden hacer porque el hombre, el ser humano, siempre busca la vida y la vida significa el equilibrio. El ser humano vive en el equilibrio de salud enfermedad.

Prometer y después llenarse de intereses propios es lo que sucede y es de lo que somos testigos con la ”venta de imagen” de los políticos.

La gran pregunta es: ¿Por qué los seres humanos ocurriendo lo mismo con éste y con el otro político caen en el mismo error? Elegir gobernantes que sólo tienen un barniz de valores.

¿Qué está pasando con los seres humanos que dicen querer tener una vida digna y eligen a gobernantes que no alcanzarán ese objetivo?

Si analizamos los valores de la sociedad actual nos encontramos que los mismos van palideciendo y que los ciudadanos no están buscando crecer como seres humanos mediante su esfuerzo. Lo que vemos es que buscan las metas fáciles junto al no tener límites en ningún aspecto.

La pregunta que hay que hacerse es: ¿Hasta dónde creen que se puede llegar en un grupo humano cuando todo es válido?

Es la gran contradicción: se quiere satisfacer las necesidades humanas pero se elige el camino que no conduce a ese fin.

Si se elige romper el equilibrio de salud enfermedad: ¿Cuánto tiempo se supone que será la duración de la vida?

Es difícil de entender:

Los seres humanos quieren una vida más larga.

Los seres humanos quieren una vida en donde hagan sus actividades con el menor esfuerzo.

Los seres humanos quieren mucho dinero para comprar todo lo que el mercado ofrece que parece llenan sus necesidades.

La pregunta es:

¿Cómo se vive mucho sin obtener las capacidades para ofrecer al mercado de trabajo las habilidades aprendidas?

¿Cómo se vive sin límite alguno de los otros y hacia los otros?

Por consiguiente el problema de la “venta de imágenes” es:

LOS SERES HUMANOS TIENEN QUE TENER VALORES Y PEDIR VALORES.

EL CAMINO POR DONDE VAMOS SEGUIRÁ IGUAL: “VENTA DE IMÁGENES” Y COMPRA DE LAS MISMAS POR LOS QUE QUIEREN TODO FÁCIL Y SIN COMPROMISO Y NO RESPETO POR EL OTRO.

Libre emisión de pensamiento.