Press "Enter" to skip to content

Era inocente

Preludios Opinionistas

Era inocente

Ese día la noche estaba lóbrega, descendía del cielo una ligera llovizna, el viento soplaba incesantemente, y las calles de la tapia del Colegio Salesiano comenzaban a humedecerse, la luz eléctrica desde su poste era mortecina, y hubo sólo un testigo, vio que llegó a meterse a la casa. Cuando el abogado se enteró que no estaba su grabadora, quitó la baranda de la puerta que da a la calle, y el testigo salió corriendo a la casa contigua donde vivía el ladrón.

Era perrito “Pinky” que tenía en esa época la familia del abogado que, delató a la nieta del abuelo “Torenco”, porque el perrito salió y fue directo a la casa de la chavala, fue el primer testigo del caso.

El abogado fue a reclamar, pero con evasivas le respondían. Debido a ese problema quiso agredir “Torenco” al abogado, pero los hijos del abogado salieron en su auxilio.

Al día siguiente el abuelo de la chavala que se había robado la grabadora, levantó un falso en la radio “Caliente”, diciendo que, el abogado le había enseñado sus partes a su nieta, en la ciudad fue un tremendo escándalo.

Ese día, por la noche, la señora “Pjón” llegó a la casa del abogado a gritarle y darle sendos golpes a la puerta de su casa, ubicada por la tapia del Colegio Salesiano, argumentando que había enseñado sus partes, a la chavala “Ner”,  pues era su pariente y, nieta de “Torenco” y pretendió meterse a golpear a la familia, pero sus hijos no lo permitieron.

A los días, “Torenco” fue al juzgado y metió una acusación contra el abogado, el abogado fue citado, y en la comparecencia el viejo bruto expresaba ante el judicial, que el profesional del derecho  había salido desnudo corriendo y que la esposa lo seguía con una toalla en toda la calle. La jueza se puso a reír de semejante cuento estúpido. Se firmó el avenimiento, y ordenó la juez, que “Torenco” se retractara en la radio “Caliente” de la difamación al honorable abogado.

Después a los 15 días aproximadamente, del presunto hecho, que ni siquiera llegó a presunto, la nieta de “Torenco” una (s) noche (s) llegaba de madrugada bien borracha, drogada y pegando sendos gritos. Era que, en las tumbas y/o bóvedas del Cementerio Sur, ahí se drogaban, tomaban licor y le hacían el sexo sobre las tumbas-bóvedas-. Esta situación se dio en muchas ocasiones. Primero transcendió en el barrio y después a gran parte la ciudad, lo que se llegaba hacer a las tumbas y/o bóvedas del cementerio en altas horas de las noches.

Conforme transcurría  el tiempo, la población de la ciudad se fue aclarando, que todo fue un montaje para desprestigiar al abogado, y el partido liberal de la época se prestó a esa fechoría. Y en los meses subsiguientes, en cierta ocasión doña “Manezmaren” familiar del abuelo de la chavala, y que le rentaba la casa al abogado le dijo: que, el viejo “Torenco”, manoseaba a su nieta, y que él la violó, igual expresó su hijo Luis que estaba presente. Con el tiempo, ciertos de la familia de la chavala se dieron cuenta que, el abogado no había hecho nada fuera de lo normal para enseñarle sus partes. Que había sido orquestado por el abuelo “Torenco” Y la pariente “Pjón”, planificado por el partido liberal.

La señora “Pjón” tuvo un tiempo deschavetada de la mente y a lo mejor continúa así. Y con el transcurso de muchos años ya adulta la tal chavala expresó: que todo era mentira. “Ner” ahora tiene dos hijos y es una persona dedicada a su hogar.  Y, fue tanto el descaro que “Torenco” llegaba donde la mamá del abogado a sacarle billete o provisiones alimenticias. Pero, la cayó la sal porque los trabajos de artesanía que hacía, en muchas ocasiones no le pagaban. Su muerte fue, por asfixia y cáncer. A lo mejor por doloso está en el infierno.

El abogado, en su corazón los disculpó. Pero que se perdonen ellos, los que todavía estén vivos, así se lo exteriorizaba a sus allegados.

Le invitamos a leer más del autor:

One Comment

Comments are closed.