Caos, indiferencia y apatía

Políticamente Incorrecta

La Embajada de los Estados Unidos continúa presionando a jueces y fiscales para que saquen a Zamora de la cárcel. Les urge, porque ese señor sabe mucho de toda la podredumbre de Embajadores y funcionarios de esa representación “diplomática” y de USAID. Sabe mucho del dinero de los contribuyentes estadounidenses usados para impulsar la agenda socialista globalista progre en Guatemala. Dinero usado para manipular la administración de justicia en favor de sus peones y títeres útiles de turno.

Quienes se sorprenden, se rascan la cabeza incrédula, reaccionan así porque su indiferencia ante el acontecer nacional e internacional los ha llevado a ver el mundo bajo la catarata creada por CNN y demás medios vendidos a Soros y su maléfico clan. Manipulados, condenan al inocente y defienden al culpable, exceptuando por algunas excepciones que son culpables demostrado en un debido proceso.

Pero la realidad es que no se puede tapar el sol con un dedo, por más que quieran meter su cabeza como avestruz en la tierra y no ver lo obvio.

Los Estados Unidos está gangrenado. Hunter Biden, un drogadicto, pedófilo, depravado, corrupto, sigue libre y quienes lo persiguen son perseguidos. Sabemos que los que hicieron negocios corruptos con Ucrania fueron él y su padre, el actual Presidente, parientes de Pelosi y de Kerry, entre otros demócratas. Los pedófilos de Epstein que violaban niños en la isla cortesía de él, que convenientemente se suicidó en prisión, siguen libres.

Las masas que aplauden como focas las grotescas violaciones a la Constitución, al debido proceso, a la presunción de inocencia, tanto en Guatemala como en USA, cuando cometidas contra gente como Trump y celebradas por CNN, no han leído las leyes bajo las cuales se rigen. No entienden que la igualdad ante la ley es sagrada, que no es la democracia lo que hay que proteger sino los principios republicanos que le dan sentido.

Se enfrascan obtusamente en repetir como loro lo que escuchan, sin analizarlo. Si en USA le pueden arrebatar un celular al Congresista Rep Scott Perry (Republicano, obviamente) que tiene inmunidad, entrar a la casa de un ex Presidente y plantarle pruebas (se ve en las cámaras que no lograron apagar), ¿qué puede esperar el ciudadano común?

Por eso, que la embajada de esos criminales quiera seguir haciendo cosas ilegales en Guatemala, no debe sorprender a nadie. Así de descarados han sido desde hace más de una década, y si ahorita se miden un poco es porque saben que los Republicanos del Senado y la Cámara están vigilantes. Si en noviembre da vuelta el poder en el Senado y en la Cámara de Representantes, empezará una ola de escrutinio sin precedentes en el Departamento de Estado.

Esos funcionarios, como los de aquí, al estar en el poder se creen omnipotentes. Olvidan que son comunes mortales, que el poder es efímero y que tarde o temprano deberán responder por sus acciones buenas o malas, de una u otra forma. Y lo mismo aplica para todos los seres humanos, pobres o ricos, guapos o feos, poderosos o débiles. Todos somos responsables de nuestras acciones, nos guste o no.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más de la autora:

Betty Marroquin

Licenciada en Relaciones Internacionales, especialista en el Congreso de los EEUU.

One thought on “Caos, indiferencia y apatía

Comentarios cerrados.